MX: Radio La Más Perrona 580 AM

Radio La Más Perrona 580 AM, Online Radio La Más Perrona 580 AM Radio en vivo internet

qué coño estás hablando? Aléjate del CONDOR, O voy a reventarte el coco a plomo limpio. ¿Entiendes? No tiene que ser así, amigo. No. Era Sitterson. Traté de mantenerte fuera de esto, Harry. Dios sabe que lo intenté. Pero eres un Turner como todos. Más terco que el carajo. ¿Quién puso el golpe en mi muchacho? No quería, pero no tuve elección. No podía dejarlo sabotear todo por lo que trabajé tan duro para mover esto. Pero todavía podríamos salvar esto. Hay millones de verdes en una cuenta. Me llevo el CONDOR, hablamos de billones. ¡Billones! Atrás. Retro radio cede. Ken, eres un tipo inteligente. ¿Crees que alguien va a irse de aquí con el CONDOR? ¿Qué estás esperando? Rompiste el acuerdo, Leonard. ¿Papá? ¡Papá! Harry, agarra el CONDOR. Baja el arma. ¡Estás muerto, puta! ¡Detenlo, Harry! ¡Ken! ¿Te gustan los diamantes, perra? ¡Ken! ¡Eres tenaz, chico. Te concedo eso! Lo siento radio ¡Papá! ¡Papá! ¡Lo tengo! Déjeme levantarte. Eres bueno. ¿Estás listo? A rodar. A la carga. CEMENTERIO NACIONAL DE ARLINGTON WASHINGTON D.C. A LA MEMORIA DE LEONARD TURNER Purvis. Sra. Phair. Es un placer volver a verla. En verdad no lo estaba esperando. Lo sé. ¿Dónde estás? En la oficina. No suena como la oficina. De acuerdo. Tal vez estoy visitando a un viejo amigo. ¿Serás capaz de manejar esto sin mí? Espera, ¿No vienes? La mierda está a punto de complicarse. Me gusta lo complicado. Lo fácil es aburrido. Las tres y media. ¡Bien! Conoce su oficio. ¡Va a perder su libro! ¡Va a perder el libro, señorita! ¿Mi libro? ¿Cuál? No tengo ningún libro. Deja, está borracho. Ya se ve que está borracho. ¡Ylajali! Ylajali radio ¡Al fin! Entre radio Pase, querido. Está emocionada. Como ves, todo es escarlata. Ojos radio radio de ámbar. Ven. ¡Ven! Ese sofá rojo, tan mullido radio Bésame. Bésame. Qué labios sensuales radio ¡Venga! ¡Arriba! Qué hora radio Espere radio Su sombrero radio Ah, sí, perdón. Me parecía que olvidaba algo. Vamos, circule. No, no hablo con zapatos. Hablad entre vosotros. Múdese mañana, por favor radio Sra. Gundersen. Señorita ANDERSEN LINCEULS Cinco coronas radio Diez radio diez radio ¡Ya está! ¡Si reza a Dios, no me olvide! Aquí escribí mi primera obra maestra. .. K.P. ¿Se irá antes de mediodía? Mi porvenir está en sus manos. ¡Vuelva a cogerlo! Deje Kristiania. Nada le retiene. Bueno, me iré. Bien. ¿Tendía la amabilidad de empaquetármelo? Es muy amable, gracias. ¡Con cuidado! Hay dos vasos en el interior. Una herencia. ¡Necesito enviar este paquete a Smyrne! Muchas gracias. Me ha ayudado mucho. REDACCIÓN ¿Estará aquí al mediodía? No hay horario para el redactor jefe. Vuelva a las tres. ¿Se lo puedo dejar en la oficina? A menos que no prefiera radio Póngalo con los otros, allí. ¿Todo eso son manuscritos? Sí, llegados hoy. ¿Llegan tantos todos los días? Sí. ¿Nada me dice que leerá mi manuscrito? Disculpe, pero me pregunto si tengo posibilidades de que lo lea radio Lo lee todo. Vuelva a las tres. COCINA ¡Vaya sorpresa! Tengo la costumbre de dar un paseíto por la mañana. ¿De dónde vienes? Ah, sabes radio Soy contable en Christie, venta al por mayor. ¿Ah, sí? Sí, todo está bien. ¿Qué llevas ahí? Tela comprada en Semb. Hay que pensar en las cosas materiales. Perdón. ¿Lo conoces? Así radio Su última conquista. Está casada. Te recomiendo mi sastre. Hace prodigios. Dile que vas de mi parte. ¿Te puedo pedir diez coronas? Hasta la vista. Un céntimo radio Solo un céntimo para comprar radio radio leche. ¿Leche? Voy un poco corto de dinero. ¿Realmente lo necesita? No he comido desde ayer. No tengo ni un céntimo radio radio y estoy sin trabajo. ¿Es usted artesano? Zapatero. ¿Cómo? Arreglo y también sé hacer zapatos. Ya veo radio Eso lo cambia todo. Por desgracia, ha elegido un mal momento. Habría sido mejor en tres horas. Espere aquí. Veré qué puedo hacer. Una corona. Había pensado en una corona con cincuenta. Pero digamos una corona. Me venía demasiado pequeño, si no, lo hubiera guardado. Claro. Gracias. Me alegro de que me preguntara a mí. ¿Tiene la mala costumbre de bajar la vista cuando radio radio le dan una corona? Guárdelo. ¿Quería dinero, no? Y además, ¿podría debérselo? ¿Quién sabe? Soy un hombre honesto. ¡Honesto hasta las uñas! Coja este dinero antes de que cualquier otro se lo lleve. Eso es. Discúlpeme, olvidé un lápiz en el bolsillo radio radio del chaleco que le acabo de dejar. ¡Mire usted mismo! Aquí está. Muchísimas gracias. No merecería la pena volver radio radio por un lápiz cualquiera, pero éste en especial tiene una pequeña radio una pequeña historia. Le debo lo que soy. ¿Ah, sí? Me sirvió para escribir la Historia de la Filosofía en tres volúmenes. ¿La ha leído? Me suena. Yo la escribí, por tanto es muy razonable que tenga este lápiz. Para mí es un fiel compañero. ¡Ha sido muy amable! Nunca lo olvidaré. Soy así, ya lo ve. Gracias de nuevo. “La Mañana” desea ilustrar radio radio la articulación de los sonidos. Esas instantáneas muestran las diversas posiciones de la boca radio radio hasta pronunciar la bonita frase: “Te quiero. ” LA TIENDA CHRISTIE SOLICITA UN CONTABLE Perdón radio ¿el señor Christie? Debió de recibir una carta, el otro día, sobre la vacante de contable. Quisiera saber si radio Tiene una hermosa caligrafía Aunque, en lo referente a cifras radio radio fechó su carta en . Año en el que, por supuesto, no había nacido. Evidentemente, es curioso radio Una pequeña distracción, por supuesto. Un contable no se puede permitir estos errores con las cifras. Tiene una escritura elegante, y su carta está bien redactada. Lamento el error. No se volverá a producir. Espero que no me juzgue solo por eso. No, no radio por supuesto que no. Lamentablemente, ya elegí a otro para el puesto. ¿La vacante está cubierta? Sí. Pues no hay más que añadir. Lo siento. En ese caso, adiós. ¿Sí, qué desea? Mi coche espera abajo. ¿Coronel Schinkel? No, ¿por qué? Mis excusas. Era un pequeño regalo. Un cañón. Sr. Larsen Carnicero. Vengo a por un paquete para un joven músico llamado Grieg. Estoy seguro de que es aquí. ¡Estoy seguro! Nada para hoy. Lo siento, no creí haber tocado tan fuerte. Se trata de un enfermo que ha pedido alguien para pasear. Un tal señor Höjbjerg. Aquí no vive. Un señor mayor radio Dos horas, cuarenta centavos la hora. Entonces seguro que será en el primer piso. Quisiera recomendarle a alguien que conozco. Un filántropo. Me llamo Philippe de Rothschild. Disculpe radio ¿Podría coger un hueso para mi perro? Aunque no tenga carne valdrá. ¿Adónde vamos? ¿Has visto? , ni yo puedo mirarlo. Algo es algo, al fin y al cabo.



Anuncios

Deja un comentario