MX: Radio Exa 97.3

Radio Exa 97.3, Online Radio Exa 97.3 Radio en vivo internet

Bueno. Alguien así acaba de irse. Lotería. ¡Cómplice de homicidio! Sabes qué significa. “Ropa Usada” Niño, llévate esto a casa y ponlo en tus botas. Vaya. Gracias. “Autobús” Anaheim, San Diego, Tijuana, lugares al sur. ¿No tenías un auto distinto en Las Vegas? Ah, sí. Están reparándolo en el taller. Este me lo prestaron. Hay mucho viento, ¿no? Hace mucho calor. ¿Te gusta? Sí, mientras más calor, mejor. Los ventarrones deben encantarte, cariño. Sólo atizan el fuego. ¿Adónde vas? Al centro. Al Hotel Bonaventure. Súbete. Conozco un atajo. Vamos. Sabes quién es él, ¿verdad? Sí, me lo dijiste en Vegas. Otro hombre loco. ¿Otro hombre loco? ¡Este es el único, el original, el verdadero Jerry Apewis! Escúchalo. Es auténtico. No puedo parar, no quiero parar Está ardiendo. ¿Qué te da risa, cariño? Tú. Esa ropa. ¿No te gusta? Me la quito. ¡Alto! ¿Y el traje azul que traías en Vegas? ¿Traje azul? Sí, el de la suerte. La suerte no estaba en el traje. Estaba en ti. Y cuando te fuiste, empecé a perder en los dados. Tiros perdedores. Doble uno. Doble cero. Juegas demasiado. ¿Eso crees? Quizá jugaba a los dados cuando debía estar jugando contigo. Haré una parada. ¿Y mi cita? No te preocupes. Tardaré un minuto. ¿Qué lugar es éste? Es de un amigo mío, alguien que me debe dinero. Tiene una oficina aquí. Me gusta. Es muy sinistre. Quieres decir siniestro, fantasmal. Bu, ¡sí! ¿Podemos comer algo? Siéntate. Ordena lo que quieras, ¿está bien? Volveré más rápido que un problema. No me importa si tu madre tiene sífilis. Quiero mi dinero. Carlito. Te llamaré más tarde. ¿Qué haces aquí? Estuve en Pasadena buscando a Berrutti. Con permiso, hombre. Te han estado buscando, hombre. Ya vinieron dos veces. ¿A mí? Sí. ¿Por qué? Les disparaste a un policía. ¿Por qué crees? Esto es algo serio. ¿Te crees Jesse James? ¿Un pistolero? “Ven por mí, policía”. No fue así. Maldita sea. Debo encontrar a Berrutti. ¿Me cambias un cheque? ¿Un cheque? Olvídalo. Préstame diez. Dame diez. ¿Diez? ¿Estás loco? Sólo tengo un dólar y centavos. Te daré un pase para autobús. Vale por un mes. ¿Vienes con Jesse? Me presentaré. ¡Oye! ¡Devuélveme esa bolsa! ¡Ahí no hay nada para ti! ¡Dame la bolsa! ¡Dame la bolsa! ¡Maldita sea! ¡Es mía! ¡Oye, ahí no hay nada! ¡No encontrarás nada en esa bolsa, drogadicto! Vamos, no queremos llegar tarde. ¿Qué? Espera. Mi taco. No llegarás a tu cita. ¿Podemos ir rápido otra vez? Qué linda muchacha. ¿Qué es? Jesse, qué lindo. Ese es mi corazón. No lo rompas. Esta noche me quedaré contigo. Hoy no. No puedo. Quiero dormir contigo. Me gustaría despertar contigo. Ya te dije, no puedo, Jesse. Quiero saber quién es el tonto con el que tienes una cita hoy. Es un profesor mío. Es por negocios. Me ayudará a conseguir trabajo. Sí. ¿Te acostarás con él? Uds. sólo piensan en sexo. ¿Sexo? Estoy enamorado de ti. Y tú también me amas. Ya verás. Alto. Es ahí. Me estacionaré. Quiero conocer al idiota. No. Déjame bajar. Vete de aquí. ¡Anda! ¡Largo! ¡Aléjate de mí! ¡Piérdete! No quiero volver a verte. Hola, Paul. Justo a tiempo. Qué espanto. ¿Sabes quién es Frank Wright? Esto es Frank. Siento que hayas tenido que tomar el autobús. Tuve que traer al famoso hombrecito. ¿Está aquí? ¿El gran Dr. Boudreaux? Las hablé de ti. Te ves fantástica. Les aplena de vida. Deberías verte. El viento, es emocionante. ¿El viento? Así es el viento, emocionante. Es tan juegos ventoso juegos el viento. Hoy conocerás al Dr. Boudreaux. Que quede encantado. Sé que puedes hacerlo. ¿Mónica? ¿Qué le dijiste de mí? Les dije que eras deslumbrante. Que querías hacer casas de las cataratas. ¿Qué pasa? ¿Estás bien? Sí, claro. ¿Por qué? No sé. Te ves distraída. No. Estaba pensando. El Dr. Boudreaux juegos Quisiera trabajar para él. Muéstrame quién es. Es el hombrecito que parece brillante. Los encontraremos. “Plomeros Clayton” También fueron a ver a Carlito. ¿Qué les dijiste? Te lo agradezco. No puedo irme hasta cobrar el cheque. ¿Y Minor o esa rubia rizada que anda con él? Maldita sea. Ya estoy buscando a Berrutti. Gracias, Marty. Gracias, señor. “Servir a Galactus juegos significa hacerlo eternamente. Si ése es mi destino juegos Io acepto voluntariamente”. Mi destino. Oye, ¿te gusta el Deslizador de Plata? Sí, me gusta el Deslizador. Creo que es un idiota. No, hombre, es un héroe. Trata de salvar el mundo de Galactus. ¿Qué tiene de malo? Está loco. Podría escapar cuando quisiera. Tiene el poder cósmico. ¿Sabes por qué se queda? Porque le gusta la Tierra. Les gusta ayudar a la gente. Sí, pero no quieren su ayuda. Siempre lo persigue la policía y el ejército. Es un idiota. ¿Por qué no te vas a acostar en la calle? El Deslizador es un idiota. “El amor es el poder supremo”. Oiga, ¿comprará ese libro? Esta no es la biblioteca. “Policía muere Buscan al homicida” El Deslizador no debería quedarse. Sabe que la vida en la Tierra no tiene sentido. Es caos. Está fuera de control. Pero él puede escaparse. Está conectado a la galaxia. Tiene el poder cósmico. Sólo un idiota se quedaría en vez de irse. Sí, quizá tengas razón. ¡El Deslizador de Plata apesta! Ay, no. ¿Qué haces aquí? El Beverly Wilshire estaba lleno, así que vine.



Anuncios

Deja un comentario