MX: Radio Fiesta Mexicana 680 AM

Radio Fiesta Mexicana 680 AM, Online Radio Fiesta Mexicana 680 AM Radio en vivo internet

estás fuera de nuestra pandilla. ¡Hey, estás con un mariconcete! ¡Puto marica! ¡Puto marica! ¡Fóllate a tu padre, puto animal! ¡Puto animal! ¡Nat es un enculado! Si quieres hacerle algo a Nat, primero te las verás conmigo. ¡Y vosotros también! ¡Que te jodan, bocazas! ¡Ya nos veremos luego! Ese cabrón me hizo daño de verdad. Sí, éso parece. , tío, llega aire frío. Tengo la cara toda cortada, salgamos de aqui. ¡Vámonos! ¡Movámonos deprisa, olvídate de tu cara! No he estado en ningún sitio en especial. Sé que sólo me queda un día. Bien, te veré luego. ¡Hey! ¡Hey! ¡Hey, para! ¡No! ¡No! Hey, Tai, ya no te queda más tiempo. Tú eres el único que sabe la combinación. Todos los periódicos dice que cortó los penes. ¿Estás seguro? Si te marchas de casa, tu padre ya no te podrá pegar. Nunca sabrá adónde me fuí. Siempre está borracho. ¿Y tu madre no se queja? No es mi madre verdadera. Mi padre hace años que murió. Hey radio ¿trajiste algo de bebida? Hey radio no cometo errores. – Fantástico.. Hey radio no puede ser. Si eres un hombre tienes que beber. Pruébalo. Nat, ¿sabes qué? Tengo sueños como cualquiera. Un día radio me iré de este pueblo. Tendré una buena vida. Quiero ser un poli. No pienso que me creas. Un día serás un poli. ¿Cómo lo sabes? ¿Incluso a gays como yo, nos ayudarás? De todos modos, todos os apoyan. ¿Y tú sobre que sueñas? Quiero encontrar a mi madre en Pattaya. Hey, Tai radio despierta. Hace frío afuera radio Siéntate bien. Eres demasiado pesado. ¡Baja! Ven aqui. ¡No le hagas éso a papi! ¡Párate! ¡Papá, te lo ruego! No me ruegues así. Cierra la boca. ¡No, papá! ¡No te muevas! ¡No, papá! ¡Papá! No te muevas! Hey, idiota, vás a recibir lo que tu madre recibía. Puto mierdecilla radio ¿cómo te metiste aqui? ¡Puto bicho asqueroso! ¡Hey Nat! ¡Hey Nat! Espera aqui y estate quieto. Haré que vaya por otro camino, ¿vale? ¿Dónde cojones estáis? ¡Hijo de puta! ¿Dónde estás? ¿Dónde estás? ¡Pequeño cabrón, te dije que te pares! ¡Puta de Nat! ¡Hey Nat! ¡Hey Nat! ¡Puto Nat! Hey, Nat, ¿qué cojones hiciste? ¿Lo sabes? ¡Nat! ¡Nat! ¡Nat! ¿Qué pasó, Nat, qué sucedió? Hey, Tai. El tiempo que pasamos allí fué como en nuestra propia base militar. Eres mi único amigo. Me lo prometiste. ¿No me abandonarás? Sí radio enfermera, por favor, ¿que pasa? Por la mañana, JV murió y me dió algo. Hola, jefe. ¿Puede comprobar este número para mí? – Es un número de Pattaya. Ahora voy para allá. Estaré en contacto otra vez muy pronto. ¡Alto! ¡Alto! ¿Cuá es la prisa? ¿Por qué os sentáis donde la gente mea? Hey, ¿sóis una pareja de maricones? No causes problemas, ¿vale? ¿Problema radio qué puto problema? Sé que andáis por aqui buscando dinero. Si queréis ganar algo de dinero por aqui, tendréis que respetar a todos los veteranos, ¿comprendido? ¿Te crees duro o qué? ¿Duro radio verdad radio duro de verdad? ¡Wow, estoy impresionado! ¿A éso lo llamas un puñetazo? Te enseñaré como debes hacerlo. ¡Hey, Tai, ríndete! ¡No te muevas! ¡No eres tan duro como nosotros! Ni tampoco hemos terminado aún. Cabrón. Hey, vámonos. ¡Hey, Tai, despierta radio Tai! Venga, hombre, no caigas en un shock No podéis escapar de mí. ¿Qué queréis de mí? ¿Conoces el hotel Queen? – Sí. Vás a hacer ésto radio Hay un extranjero allí a quien le gustáis los dos. Si no quieres que te pase ésto todos los días, tú o tu amigo radio o los dos, váis a ir a follaros a ese falang. ¿Duro, eh? Bien, haremos un trato. Si puedes conseguir a tu colega, tendrás . Así no tendremos que hacer ésto otra vez. Y ésto es importante.. vás a trabajar conmigo. Así podrás conocer a mi jefe. No me interesa. Mejor te puedes ir a darle por culo a tu madre. Tai, ¿estás bien? Hey radio ¿que estás haciendo? No hice nada. No hiciste una , ¿verdad? ¿Por qué te abrzaste a mi, puto marica? ¿Cómo puedes decir éso? ¿Que cómo puedo decir éso? ¡Mi vida es así por tu culpa! Porque eres un puto maricón.. ¿no te daba por el culo tu padre? ¡Desgraciado! ¡Puta sanguijuela! ¡Puta sanguijuela! Tai. Tai. No me abandones. Tai. Decid a la central que toda está bien. ¿Está bueno? Sí. Hay una maleta roja sospechosa aqui con fotos del Primer Ministro y de la dueña de la tienda. Que la central mande a todo aqui. Es una amenaza. Dice que si no dejas de buscar, le hará algo a Noi. ¿Cómo está ella ahora? La he llevado ya a una casa segura, es la casa de invitados del Primer Ministro. Mientras esté yo por aqui, nadie pondrá en peligro a tu esposa. No te creas nada más. No olvides que hay de plazo hasta mañana. Ese número de teléfono que me diste, lo he comprobado. Es un bar gay en Pattaya. Llámame si descubres algo más. Espero que todo se arregle. Sí, señor. Lo que sea que pase, cuida de Noi. ¿Cómo está el Primer Ministro? Está en la sala VIP, señor. Bebió mucho vino y no está de muy buen humor. ¿Y la muchacha? Está en la habitación de atrás todavía en shock. La comprobaré ahora. Ahora recuerdo a ese epiléptico. Antes su nombre era el del puto Nat. Pero le cambié el nombre a Nas. Solía trabajar aqui. Siempre se peleaba con los clientes. Siempre que volvía tenía toda la cara arañada. No podía quedarse aqui más tiempo con seguridad. ¿Tienes una foto de él? ¿Una foto? No creo. ¿Qué tal ésto? Vé a buscar en la Comisaría. Iba mucho por allí. Jefe. ¿Me puedes decir qué está pasando? ¿Qué clase de trabajo está haciendo Tai? ¿Cómo es que me están amenazando? Sí, jefe, ¿qué puedo hacer? Disculpe, es radio ¿Conoce a una maricona llamada Nat, que solía pelearse mucho? ¿Oíste hablar del caso de la maleta roja? Tai vá a ayudarme a atrapar a ese tipo, porque el sospechoso es un viejo amigo suyo. Ese tipo quiere asustarte. Ya sabes que es porque eres su esposa. Si acaba este trabajo, tú estarás bien. Despues podrá volver a ser un poli como antes. ¿Y si no puede hacerlo, qué? ¿O si nunca más regresa? El es quien quiso el trabajo. Tú eres como un rehén. ¿Qué puta habéis hecho todos? Hey, ¿atrapásteis a ese cabrón? – Aún no. ¿Dónde está el puto poli encargado del caso? ¿Adónde se fué? ¿Por qué quiere que me quede aqui? Jefe, lo tenemos. Seguidle radio en cuanto le tengáis, seguid mis órdenes. Sí, señor. ¿Qué sucede, Noi? ¿Estás aún asustada? Para adentro, ahora radio ¿Hay algo que pueda hacer?



Anuncios

Deja un comentario