MX: Radio La Mas Perrona 99.3 FM

Radio La Mas Perrona 99.3 FM, Online Radio La Mas Perrona 99.3 FM Radio en vivo internet

Tengo que ir a casa. ¿ Qué ocurre, papá? ¿ Sucede algo? Viene el señor de la TV por cable. ¿ Y la reunión de accionistas? Ya sabes lo dificil que es conseguir que venga esta gente. Sale una franja negra en el y en el . Rachel, Blake te llevará al club. No puedo. Tengo que ir a compensar las ruedas. ¿Ahora? ¿ Y por qué ahora? íNo lo sé! ¿ Qué demonios pasa aqui? Ha fanfarroneado en la subasta, Sr. Gates. ¿ Qué pretende? No confia en mi, ¿ verdad? No más que usted en mi. Le propongo un juego. ¿ Qué tipo de juego? Se llama Confianza. íQué tonteria! Está bien. ¿ Cómo se juega? Muy fácil. Dejo mi vida en sus manos. LOBO ¿Está loco? Vamos, Rachel, ¿ qué hago? íPor favor, pare! ¿Por qué? Confio en usted. íA la derecha! íDios mio! íCuidado por la izquierda! íNo, derecha! íA la derecha! íCuidado con el camión! íNo! íNo lo conseguirá! íSe lo suplico, pare el coche! ¿De verdad quiere que pare? íSi! íCreia que lo aguantaria! Entonces, no pare. íMás rápido! Curva cerrada a la derecha. Asi, muy bien. No la fastidie ahora. íSi! íSi! íMás fuerte! íEsto es maravilloso! Bonito dia para conducir, ¿ verdad? ¿ Cuánto tengo que esperar a esta gente del cable? ¿ Qué más da la franja negra de tu televisión? ¿ Y Rachel? Está con Gates. ¿No es asi? ¿Lo ves? Es el cable. Mira la diferencia. Cable, antena. Cable, antena. íPapá! íPapá! íPapi! Tengo malas noticias. No viene el hombre del cable, ¿no? He registrado las cosas de Gates. Va a comprar la fórmula. Dubois inventó la pastilla. Ahora lo entiendo. No, hay más. Gates tiene unas notas disparatadas. Lo sabe todo sobre nosotros. Sabe lo de la prueba falsa de la medicina, tu tumor cerebral, y hasta mi radio mi radio íAmnesia! ¿ Qué quiere ese hombre? ¿Arruinarnos o vernos en la cárcel? Si no puedo tener a Rachel, me da igual la cárcel. Y ojalá no aparezca el hombre del cable. íDios mio! Hola, Paul. Papá, lo he hecho bien, ¿ verdad? Si, hijo. Estoy muy orgulloso de ti. Bien hecho, hijo. íBlake, qué alegria! Ty, infórmale. Blake sabrá qué hacer con Gates. Papá. No puedes seguir haciéndome esto. íNo, Ty! Es de la dinastia Tang. No sirves ni para eso, ¿ verdad, hijo? Se retrasa un poco. Quizá haya ido a comprar vino. O flores. íDios mio! Podrian ser flores. O tal vez sólo se esté retrasando. ¿ Si? ¿Dónde estabas? ¿ Qué? Se suponia que habiamos quedado. Soy Jack Gates. La próxima vez escribo que tiene marchas automáticas. Buenas noches. Señor. Janet, ¿ qué haces aqui? Mira, lo de la cena te lo puedo explicar. ¿Eres Jack Gates? Claro que soy Jack Gates. íQué gracia! Toda mi vida he sido Jack Gates. íRobert Wagner! ¿ Qué haces en este papel? Tú no haces programación de dia. Los Sherwood contrataron a Robert Wagner. íAh, el Telemaratón! íRobert Wagner! ¿Este pringado se ha hecho pasar por mi y le has creido? Debia habérmelo figurado. íCómo aparcó el coche! Esto es suyo, Sr. Gates. Gracias, querida. íCuidado! Quieren matarme. íMaldito Fetterman! íDios mio! Es sangre auténtica. Está muerto. No puede ser. Es Robert Wagner. No puedo dejar que muera. Tengo que resucitarlo. No se preocupe, Sr. Wagner, todo saldrá bien. Está bien hasta muerto. Habitación del hotel de Jack. Tiene que funcionar. Lo he conseguido. Funciona. Lo he resucitado. ¿ Cómo se encuentra? Un poco mareado. No entiendo qué ha pasado. No tiene por qué. Adiós, Sr. Gates. Dijo: Adiós, Sr. Gates””. Pidame un taxi. Debo ir al aeropuerto. Pero acaba de registrarse. No me importa. Tengo que ir a radio Cleveland. íDios! Odio Cleveland. Ashford Falls no es para ti. Eres una chica encantadora. Serias más feliz en África. Exterior. Un claro de la jungla. Noche. No. Debe de ser de dia alli. Adiós, Janet. Diviértete con tus hormigas. Se supone que es un magnate despiadado. Pero a mi me pareció un buen tipo. Me suena a lo del cazador. Deberias haber visto cómo montaba a caballo. Era una monada. Por cierto, casi se me olvida. Esta mañana ha llegado un telegrama. ¿ Un telegrama para mi? ¿ Crees que será de Jack? Seguro que si. Es de Carter Hedison. Un asunto de vida o muerte””. No puedes abandonarme, Paul. ¿No lo ves? Rachel te utiliza. Trata a los hombres como si fueran de usar y tirar. Se acabó, Helen. Paul. Has vuelto a ganar, Rachel. Pero será la última vez. Paul, pareces un crio. Jack Gates no significa nada para mi. Ojalá confiaras en mi. Confio. Es que radio Pues demuéstralo. Te propongo un juego. Por favor, señorita. El atractivo cirujano ha estado a punto de morir con su famosa prometida filántropa, Rachel Hedison, hija del famosillo radio famoso industrial, Carter Hedison. Desde las cataratas de Ashford Falls, su corresponsal Debbie Norden. Tendria que ser un pez gordo. Casi mato a la mujer que amo. Es todo culpa mia. No, no lo es. No lo es. Sólo puedo controlar lo que escribo, ¿ verdad? íSi! No, es culpa mia. ¿ Quién es? Esto no lo he escrito. ¿ Quién lo ha escrito? ¿Diga? Hola. Menos mal que estás ahi. íHola! Mi padre hace una fiesta este fin de semana y estás invitado. Será un placer. Jack, no puedo hablar mucho. Tu vida corre peligro. Nada detendrá a mi padre hasta que consiga la fórmula. Tráemela. Es el último lugar donde mirará. Te importo mucho, ¿ verdad? Por supuesto. Por eso no queria que vinieras a la fiesta. Mi padre va a anunciar mi compromiso con Paul. ¿Por qué apareces en mi vida ahora? Adiós, amor mio. Amor mio””. Alli estará. ¿ Y la fórmula? La tendrá. Si, ¿y nosotros? Buena pregunta, Blake. ¿ Sucede algo, Rachel? Nunca te ha costado tanto obtener lo que quieres de un hombre. No sé qué me pasa. Cuando estoy con él, es como si no fuera yo. Ejerce un poder extraño sobre mi. Exterior. Masa radio de los Hedison. Masa no. íCasa! Cuidado con las erratas. Este fin de semana voy a estar increible. Esta vez viene de lo más profundo de mi alma. Sin vendas en los ojos, ni artimañas, ni acrobacias espectaculares. No. Seré yo mismo. ¿ Va a tocar toda la noche? Srta. Dubois. Hola, Edward. íHola! ¿Está el Sr. Hedison? Si. Pase, por favor. Janet. ¿ Qué haces aqui? ¿ Qué pasa aqui, Ty? ¿Por qué quiere verme tu padre? Te he echado de menos. ¿Recuerdas cuando te pedi que vinieras al baile? Y tu padre no te dejó. No, eso no es verdad. Eso fue cuando me entró



Anuncios

Deja un comentario