MX: Radio UAC 90.9 FM Campeche

Radio UAC 90.9 FM Campeche, Online Radio UAC 90.9 FM Campeche Radio en vivo internet

Salvo que usted tiene problemas desde que su tío le desheredó. Escúcheme, quiero contarle lo que vi. Su historia de la mujer que atraviesa las paredes ya la conozco. ¿Quién fue la dama que abandonó el baile después de hablar por teléfono? Fui yo. ¿Y usted es el historiador? Michel Boissand. Mi mujer. Marie D’Aubray. Yo soy la doncella, inspector, aquella era mi noche libre. Frieda Schiller, fue al baile de la marina donde conoció Radio Un cabo, señor. Bailó con él hasta medianoche y después Radio Después, inspector, es un asunto personal. Aparte de todo esto, ¿hay algo importante que quieran contarme? Inspector, ¿podemos hablar a solas? Con mucho gusto. El doctor no encontró nada anormal. Es un amigo y un excelente doctor. El misterio consiste en un solo detalle, inexplicable y fantástico. La desaparición del cadáver. ¿Ya lo sabía? Los policías no nos pasamos el día jugando a las cartas. Mi tío y su amigo, el Dr. Hermann Radio Todo un personaje, pero muy culto. Sí. Los dos estaban implicados en su trabajo y con esta desaparición Radio uno no puede dejar de pensar en algo sobrenatural. Conozco muy bien la Selva Negra y sus leyendas Radio para descartar esa hipótesis. Esa pared que se puede atravesar tan fácilmente, ¿dónde está? Arriba. Vamos a verla. Oh, inspector. Parece muy bien informado sobre estos extraños sucesos. Sí, extraño es la palabra. ¿Cómo se enteró de todo esto? No hay ninguna razón para añadir un misterio a otro misterio aparente. Veamos, ¿su tío falleció Radio ? El sábado, de madrugada. ¿Y el sábado por la tarde Radio ? Fue la lectura del testamento. ¿A las tres? A las tres. A las cuatro yo estaba tomando una deliciosa taza de té en un día caluroso, cuando una llamada anónima me dijo que estaban pasando cosas extrañas en casa Radio de Mathias Desgrez, y que debía echar un vistazo. ¿Qué hubiera hecho usted? Bueno, yo Radio Eso fue lo que hice, vigilar la casa, investigar con cuidado las idas y venidas de la gente. Incluso fui testigo, a distancia, de la apertura del ataúd. Eso es ilegal, Sr. Marc. Lo hice para Radio Para ahorrarnos el trabajo, ya lo sé. ¿Y la llamada de teléfono? ¿No fue usted? Claro que no, este testamento ha sido para usted un regalo del cielo. Mientras que para su hermano Radio Vamos a ver esa pared. Si van a subir, les acompaño. Será bienvenido. ¿Sr. inspector? ¿Sr. historiador? Estas emociones son demasiado para mi mujer. Como nos hemos visto envueltos en esto por casualidad Radio nos gustaría irnos. ¿Ahora mismo? Mírela. Está un poco pálida. Reconozco que estaban aquí por azar, pero irse de aquí ahora es imposible. No puedo autorizar a nadie para que abandone este lugar. Vamos arriba. Piedra sólida. En las casas modernas cualquiera puede atravesar una pared, son de papel. Éstas tienen cm. de espesor, y el jardín está muy abajo. Suena hueco. ¿Lo oyen? Si pudieran correrlo Radio No es una puerta. Es un armario. ¿Lo sabían? No. A los niños y los viejos les gusta tener lugares secretos donde guardar tesoros. Libros antiguos, magia, brujería Radio Edición para señores libidinosos. El cráneo de la Marquesa de Brinvilliers. Curiosos pensamientos había en esta cabeza. Un cofre que perteneció a la Marquesa de Brinvilliers. ¡Oh, qué olor! Todo esto fue guardado por su antepasado. ¿El madero? El policía. Aquí hay otro tratado sobre magia, si quiere verlo Radio Sí, lo sé, ya me lo dijo antes. Cuando se deshaga de esto, péguele fuego o contaminará el cubo de la basura. Bien, señores, muchas gracias. ¿Desea ver la cripta? ¿Un montón de ataúdes? No tengo tiempo. Otras investigaciones. El crimen está prosperando, la vida es muy cara hoy en día. Ah, todo el mundo sigue aquí. No descarto ninguna hipótesis Radio pero un policía de verdad siempre se lleva a alguien con él. Veamos Radio Pito pito gorgorito Radio Señora. No tiene pruebas para detener a mi mujer. No estoy deteniendo a nadie, sólo interrogo a un testigo. Nuestra charla puede durar mucho, así que coja sus cosas del tocador. Soy abogado y protesto por este abuso. Sr. Desgrez, sé lo que estoy haciendo. Muy bien. Le doy cinco minutos. Los demás deberán permanecer aquí. ¿Puedo ayudar a mi mujer? Claro, no soy un desalmado. Sr. inspector, trabajo en el hospital St. Joseph y me están esperando Radio Vuelva con sus enfermos. Quería decirle también que la Sra. Desgrez es incapaz Radio ¿Usted trabaja en el hospital o en la policía? Puede irse. Yo deseaba su muerte. Es verdad que quería ser rica Radio pero nunca le hubiera matado. He conocido a Jacob Kramer. Me dio su palabra. ¿Por qué? El dinero siempre era escaso, pero mirar no costaba nada. Yo pasaba todos los días y me paraba allí. Y un día entré. Me enseñó unas joyas. Me ofreció crédito. ¿Y, de pronto, Kramer quería el dinero? Me ha acosado de todas las maneras. ¿Te das cuenta de que todas las apariencias están contra ti? Escucha, para preparar la defensa tengo que estar seguro. Si lo hiciste tú, dímelo. Yo no fui. ¿Cogiste el vaso del frigorífico? No, tampoco fui yo. ¿No eras la mujer que estaba con el tío Mathias? No era yo. Entonces, resiste. No admitas nada. Encontraré la manera. Confía en mí. Te salvaré. Te salvaré, mi vida. Te salvaré. Buenos días, Sr. Stéphane. Buenos días, amorcito. ¿No hay noticias de Lucie? Anoche no vino a casa. Lo sabremos pronto. Esta mañana, el inspector preguntó por el Sr. Boissand. ¿Quién? El historiador. Yo preferiría interrogar a su mujer. Pero yo sólo Radio El parque está lleno de pasma. ¿De qué? Policías. Vinieron esta mañana en una furgoneta, con perros. Ojalá pudiera ver la cara de mi querido hermano. Creen que mi tío está enterrado cerca de aquí. ¿Eres la única, por casualidad? Los pastelitos que había para cenar estaban hechos con él. ¡Qué horror! Yo tiré al estanque con una piedra atada al cuello al cabrón que me desheredó. ¡Sr. Stéphane! Me rechazas porque soy un pequeño burgués, pero Radio un asesino Radio ¿no te excita? Bueno, ¿dónde lo pusiste? ¿Qué? El cadáver del tío Mathias. Imbécil. Ahora lo entiendo todo. ¿Quién tenía motivos para no querer hacer la autopsia? Tú. Así que tú escondiste el cadáver. Uno: querías que la gente pensara que era cosa de brujería.



Anuncios

Deja un comentario