Invasora 99.7 Tijuana

Invasora 99.7 Tijuana, Online Invasora 99.7 Tijuana Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

¿Dos? ¿Por qué preguntas todo dos veces? ¿Estás sordo? No estoy sordo. ¿Tú por qué susurras? No susurro. Calma. ¿Cuál es el trato? Ellos van hasta una oficina, entran y salen. Uno tendrá un maletín. Tú debes tomarlo y correr. ¿Quiénes son esos tipos? Bueno, tú sabes. No, no lo sé. Nadie serio. Hazlo rápido y preciso y saldrá todo bien. De acuerdo. ¿Cuándo será el pago? Justo después. Lo arreglado saldrá del maletín. ¡No vayas a joderme! Porque podría decirles quién eres tú. Vamos Copper, somos gente honesta. Y no mates a nadie. Tranquilo y silencioso. Está bien, somos profesionales. Todo saldrá bien. “Todo saldrá bien”. Eso dijiste la última vez. Eso fue una excepción. ¿Excepción? ¿Seis muertos son una excepción? Vamos, no me jodas. No lo hago. Sólo que no quiero una matanza esta vez. De acuerdo, lo entiendo. Tú tráeme el maletín. ¡No me jodas! Se cuánto hay dentro. ¿Lo llevo a la estación? ¿Me estás jodiendo, qué dije? Me lo traes a mi casa, ¿entiendes? Adiós. Payaso. Y tu decías que tenía hambre. Bien, lleva el maletín al legista. ¿A quién? Es lo mismo que abogado. Gracias. ¿Qué hay en el maletín? ¿Que hay en Juegos ? Escucha Vladik. ¿Has tomado tu pastilla? Si. Mi pequeño caramelito. Ese maletín, Sergei, tiene dinero. Debes cambiarlo por heroína y traerlo aquí. ¿Entiendes? ¿Puedes con eso? Claro. Es fácil. Bueno, debo preguntarlo porque Juegos tú siempre complicas las cosas fáciles. Escucha atentamente. Vas con el legista. ¿Quién? El abogado. Le das el maletín, tomas la heroína y regresas. Sergei Mikhalich, no te preocupes, lo haremos. ¿No me preocupo, Sergei? ¡Cuando les pido que hablen con alguien, van y lo matan! Vamos, andando. Y si la cagan esta vez Juegos les juro, frente a este niño, Juegos me enfadaré mucho. Ahora, largo de aquí. Sergei Mikhalich, no te preocupes, nos encargaremos. Estoy trabajando por ti, cariño. ¿Qué has hecho aquí? Un ataúd. ¿Un ataúd? ¡Hiciste un cementerio entero! Mamá se va a enojar. Esperen aquí, muchachos. Hola, poli. ¿Para qué me llamaste? Sabía, Cerebro, que eras imprudente, pero no creí que tanto. Déjate de s, ¿Qué quieres? Hablemos de negocios. ¿Te suena el nombre “Koron”? ¿Donde está esa basura? Todo bien, calma. Estoy tranquilo, ¿Dónde esta él? Oí que te hirió y que aún estás enfadado con él. Dime dónde está ese hijo de puta y lo haré pedazos. Bien, te lo diré, y me harás un favor a cambio. Interesante. ¿Qué favor le haré a un policía? No soy informante. Hay un maletín en el departamento donde encontrarás al tipo. Me traes el maletín y estamos a mano. ¿De acuerdo? ¿Qué hay en el maletín? ¿Qué te importa? Es liviano, y lo que hay dentro, no te importa. ¿Trato hecho? De acuerdo. Esta es la dirección donde estará esta tarde. Encuéntrame mañana. Acá está mi dirección. Cualquier problema me llamas, éste es mi número. Es largo. Seguro. Hasta mañana. Payaso. ¿No estamos retrasados? No, nos queda tiempo. Podemos parar a comer. ¿Con un maletín lleno de dinero americano? Bueno, vayamos a un McDonald’s. ¿Y comer esa ? Vamos. Es rápido y delicioso. Todo el mundo come hamburguesas. No tienen buen sabor. ¿Quieres que coma un pastel? ¡Deja los pasteles rusos fuera de esto! Bueno cara de pastel, llegamos. Será rápido. Sergei, hola Todo bien, Boar Dudaba si eras tú o no Juegos Oí que te mudaste al centro. Si, me acomodé. Bueno, veo que has criado una barriga. Aquí guardo los sesos que no entran en la cabeza. ¿Aun te esclaviza Mikhalich? Si, ¿Qué tienes contra Mikhalich? Deberías dejarlo. ¿Que puedes hacer en las provincias? Corriendo como una ardilla, contando moneditas. Hoy en día puedes trabajar bien solo, pero no en este agujero. Deberías irte al centro, allí esta todo. Y tu Mikhalich es una rata. No tiene futuro. Mi jefe lo puso arriba, y también puede bajarlo. ¿Puedes ir mas rápido? Si, vamos, tengo hambre. Buenos días. Coca, fritas y una hamburguesa. ¿Papas con salsa? No. , rublos. Hey, ¿Qué hay de la fila? Hola, Boar. Hola, Semyon. ¿Dónde estuviste? Le toco la buena hora. ¿Dónde está tu guardaespaldas? Nuestro negocio es legal. Hablamos de Eurobonos a Japón. Y tú, Sergei, ven a trabajar con nosotros. Puedo ayudarte. Pero necesitas capital para comenzar. Aquí está mi tarjeta. ¿Aún siguen disparando muchachos? ¿Y qué? La gente ya no dispara. Hacen negocios de otra forma, No como tu Mikhailovich. Esos eran viejos tiempos. ¿Recuerdas cuándo matamos a los Belozerskies? Vamos, estamos atrasados. Está bien, vamos. Nos vemos muchachos. Nos vemos, Kaban. ¡Mira esa basura! Espera ahí, ya verás. No, déjalo ir. ¡, que auto! De los mejores que hay ahora. Termínala, ¿has visto lo que conducía Boar? Si, Boar la hizo bien. Toma. ¿Qué es esto? ¿Eso? Es un arma pesada. Ya lo sé. ¿Qué está haciendo acá? Es lo que pediste. ¿Yo? Si, tú. ¡No recuerdo haberte dicho que traigas esta ! Dijiste armas livianas y algo más pesado. Quise decir una AK-, ¿en Etiopía “algo más pesado” es un lanza misiles? Soy ruso. Ruso, espero que no hayas traído granadas. Estás demente. Deberías ver a un psicólogo. Y no creo que un médico ruso te ayude. Esa es tu opinión. Basta, ya llegamos. Si la cagamos, esta vez Mikhalich nos tragará, con y todo. Calma. Nadie te comerá, ni a tu Juegos y como porque tengo hambre. No puedo trabajar sin comer. Llenarte de no te hará trabajar mejor. Basta. ¿Por qué siempre hablas de mientras como? Me quitas el apetito. Deja de comer. Estamos retrasados. De acuerdo, ya voy. Y aquí están nuestras víctimas. Miren, creyentes. ¿Y qué? También soy creyente. ¿En que Dios creen en Etiopía? ¿Vudú? No entiendo, Koron. Dijiste que saldrían con un maletín, no que entrarían con uno. Así es. ¿Y por qué entran con uno? ¿Cómo podría saberlo? Ve a preguntarles. ¿Y qué hacemos ahora? Lo que combinamos. Aguardamos que salgan. Hola, ¿a quién desean ver? A él. ¿Tenían una cita? Claro. ¿A quién debo anunciar? Nos encargaremos de eso. ¡Ah! Finalmente, ya estaba preocupado. Mis respetos a los defensores de las víctimas de abusos policiales. Hola, hola. ¿Todo listo? Galya, Galya, está todo bien. Están aquí para hablar conmigo. Tenemos todo, ¿y usted? Claro que si. Está todo bien. De acuerdo. Buena suerte. Saludos a Sergei Mikhalich. Adiós. ¡Entreguen el maletín! ¿El maletín? ¡El maletín! ¿Eres sordo? No, el miedo que tengo no me deja escuchar bien. ¿Eres duro, eh? ¿Quién? No te muevas. No hagan tonterías. Entrega el maletín y se van. No deben aferrarse a las posesiones terrenales. Ustedes son hombres muertos. Estoy cagado de miedo. Vamos. Si, directo al cementerio. Cavarán ustedes mismos sus tumbas. Estamos acabados. Mikhalich va a matarnos. ¿Qué vamos a hacer? Nos suicidamos ó vamos a ver a Mikhalich, es igual. Muy gracioso. Me muero de risa. No era la peor salida. ¿Entonces, qué haremos? Vamos a ver a Mikhalich y esperemos que suceda un milagro. ¿El Sr. Mikhalich? ¿Está en el sauna? ¿Qué le diremos? No sé, vamos a ver cómo está de humor. Sabes que él quemó al arquitecto en el hogar. ¡! No me digan nada, ya lo sé. Sergei Mikhalich, nos sorprendieron. No pudimos reaccionar. ¿Sabían lo que iban a buscar? Heroína. Si lo sabían, tenían que estar preparados para cualquier cosa, Juegos incluyendo si los sorprendían. ¿Correcto? Y si lo sabían, ¿cómo fue que los sorprendieron? No lo sé. ¿Si? ¿Qué usas para pensar, Sergei? Mi cabeza. Ahí arriba, Sergei, ¡tienes el culo! ¿De qué te ríes? ¿Tú con qué piensas? Debería castigarlos, a pesar que esta vez la culpa no es toda de ustedes. Si. ¿Por qué estás tan contento? Pedazo de . Que la culpa no sea toda de ustedes, no quiere decir que son inocentes. Oigan pedazos de , vayan a ver a Copper. ¿Él nos entregó? Primero, no se interrumpe a los mayores, y segundo, ¿quién dijo que los entregaron? A ustedes les robaron, Sergei, como unos pelotudos, como a niñitos. Y a mi también, junto con ustedes. ¿Entiendes? Por eso, ahora vayan a verlo, y asústenlo un poco. ¿Él sabe? ¿Otra vez? Ya les dije que no me interrumpan. Háganlo hablar y después acaben con él. Lo haremos bien Claro. ¡Y les prometo, que si esto sale mal ustedes son historia! ¿Entienden? ¡Vladik, Santo Dios, a mamá no le gustará esto, ¿te lastimaste? Vayan, vayan, y no vuelvan sin buenas noticias. ¡Ven acá, mi amor, oh mi querido, Juegos manojo lleno de vida. ¿Ya te abriste un agujero en la cabeza? Deja las cuestiones de fe fuera de esto, ¿ok? O seré yo quién te abra un agujero en la cabeza. ¿Tal vez quieras convertirte en monje? Si no hubiese sido bautizado, hace rato que estaría pudriéndome en el cementerio. No quiero ir al cementerio. Quiero ser cremado, como hacen en el mundo civilizado. Serás quemado, no te preocupes. Ya no debe faltar mucho. ¡Guau! ¿Qué es esto, Koron? ¿Dónde está nuestro dinero? No hay dinero. Y esto parece heroína. ¿Heroína? ¿Qué heroína? La misma que hay en Etiopía. ¿Pero qué debemos hacer con esto? ¡Fumarla! ¿Estás bromeando? Dame un cigarrillo. Dos preguntas. ¿Quién nos jodió? ¿Y ahora qué hacemos con esta ? Me pregunto lo mismo. Yo también. Muy bien. Primero, nada de pánico. Segundo, voy a hablar con el poli para saber que está pasando, Juegos y descubrir porqué tenemos aquí tanta heroína, en vez de dinero. Buena idea. ¿Pero seguro que es heroína, y no es detergente para lavarropas? Otra pregunta pertinente. Me parece que es heroína, pero no entiendo mucho Juegos No, no es detergente para lavarropas. Creo que no Juegos No, no es detergente. Saben, se me ocurrió una idea. ¿Una idea? Si. Prepararé un plan B. ¿Qué tipo de plan? ¡Tipo un plan B! ¿Para qué precisamos de un plan B? Creo que le robamos a personas muy importantes. Tu puedes huir a Etiopía, ¿pero Bal y yo? ¿Qué hacemos? Estoy harto de la de Etiopía. ¡Deja de joder! ¡Es muy complicado! ¡No podemos hacer nada con esto! No son gramos, son Juegos ¿Cuánto pesa eso? Mucho. Por lo menos kilos. Voy a hablar con el poli, ustedes piensen, ¡piensen! Pondré el maletín en el horno. Muy bien. ¿Quieres volverte loco leyendo esas s? Así aprendo inglés. Tú te vas a un monasterio, yo me voy al extranjero. ¿Qué vas a hacer allá Juegos ? ¿Crees que esto fue una jugada del poli? ¿De quién mas? ¿O tienes alguna duda? No puedo creer en mi suerte. ¿Qué suerte? Odio a ese poli corrupto hace mucho tiempo. Y cuando odio a alguien, me pongo nervioso y hago mucho daño. Es malo para el negocio. Si no fuese por Mikhalich, ya lo hubiera matado.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.