Fiesta Mexicana

Online Fiesta Mexicana Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Necesito algún pariente que me reclame, de lo contrario estaré aquí condenada para siempre a una muerte en vida”. Tuve una infancia feliz, fui muy feliz en County Sligo. Aprendí música con mi padre. Adoraba a mi padre. Cuando murió, el corazón de mi madre murió con él. Estuvo guardando luto, día y noche hasta que se la llevaron. Siempre guardó luto día y noche hasta que la apartaron de mí. Cuando conocí a Michael McNulty, supe que yo le esperaría para siempre. Nunca habría conocido a mi valiente aviador, de no haber sido por aquel horrible hombre del bigote. Rápido, corred. Cuando la guerra llegó a Belfast, yo perdí mi empleo. Nos evacuaron a la república, donde aún no había llegado la guerra. Me puse a trabajar para la hermana de mi madre, la tía Eleanor, en la residencia que ella regentaba. Volver a mi pueblo natal de Ballytivan, fue como entrar en un cuento de hadas. Un mundo pacífico aislado de la realidad. ¿Le ayudo con las maletas? Gracias. Hola, Roseanne. Hola. ¿Qué tal el viaje? Muy bien. Vamos, daos prisa. Hermana Nos vamos. Todos eran bienvenidos al café de mi tía. Católicos y protestantes por igual. Dependiendo de su aspecto. Mi tía llevaba una política muy estricta. Algunos podían entrar y sentarse, y otros debían quedarse fuera. No. Pero también los había a los que no nos permitían atender. Como ocurría Hola, Joe. con el pobre Joe Brady. Que acabaría muriendo en el sanatorio que había a las afueras del pueblo. ¿Podría pedir esos aros dulces? Rosquillas. Sí. A pesar de sentirme feliz los aviones que sobrevolaban las montañas de Ben Bulben, siempre llegaban para recordarme que la guerra no estaba muy lejos. INGLATERRA NECESITA A LOS JÓVENES SOLDADOS IRLANDESES Hola. Hola. ¿Eres Rose? ¿Del hostal de la Sra. Punty? Así es. Soy Michael McNulty. De Michael McNulty Tabaco y Licores. Sí, el mismo. Somos polos opuestos. Dicen que los polos opuestos se atraen. Con que eso dicen. Tengo que irme un tiempo, Rose. Espero encontrarte a mi regreso. Ha sido un placer conocerte, Michael. Lo mismo te digo a ti, Rose. ¿Rose? ¿Rose Clear? Soy yo. No te veía desde que eras niña. En el entierro de tu madre. Creo que has olvidado cómo es Ballytivan. Deberías tener más cuidado con tus amistades. ¿Qué quiere decir? ¿Eres patriota? ¿De qué bando estás? ¿Con nosotros, o con los británicos? Los McNulty son solo comerciantes. No son de los nuestros. Mantequilla por las dos caras. ¿Entiendes? No. Cuidado con el bando que escoges. Yo te estaré vigilando. Buenos días, ¿cómo está usted? Muy bien, gracias. Buenos días. ¡Deja de hacer el tonto, Michael McNulty! ¡Oh, no! ¡Quieto! No me olvides, ¿vale? No deberías cruzar nadando. Hay que tener más cuidado, está subiendo la marea. El agua parece tranquila, pero por debajo, es como una batidora. Sé nadar. Este no es lugar para mujeres. No he visto ningún cartel. No hace falta poner carteles. Siempre ha sido así y todos lo sabemos. Pues, yo no. Tú no eres de por aquí, ¿verdad? Puedes nadar allí, al otro lado de Calzada de los Gigantes. Está bien. Hoy estás perdonada. ¿Es usted policía?


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.