Amor 95.7 FM

Online Amor 95.7 FM Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Un hombre y una mujer, dos personas. Quiero un juicio justo. Con las dos personas en quienes confío. Antes de morir. ¿Han encontrado a mi marido? ¿Está muerto? Tengo orden de llevarla al sanatorio mental de San Malachy. ¿Por qué? Acompáñenos. No. No puedo irme. ¡No puedo irme! ¡Tengo que esperarle! ¡Michael! ¡No! ¡Michael! Está aquí por recomendación de su único pariente vivo, la señora Punty. Y la confirmación del sacerdote del pueblo, el padre Gaunt. ¿Por qué? Comportamiento ual de una naturaleza obscena. ¿Han encontrado a mi marido? La señora Punty dice que no está usted casada. Son imaginaciones suyas, Rose. Como su madre. Creo que necesita tiempo para descansar aquí, Rose. Va a tener que quedarse una temporada. Pero yo no he hecho nada malo. Enfermera. Pero Eso es todo. Este será su nuevo hogar, Rose. Venga conmigo, querida. Aquí estará a salvo. Nosotros la cuidaremos. Fuera. Si no quieres acabar en esa otra habitación, métete en la cama y quédate tranquila. ¡Ahora! ¡Silencio! Rose, tienes que tomar sopa. Que vean que has comido. Yo me encargo de esto. Ya basta. Que se levante de la cama. Fuera de la cama. Vamos. Ponedle las correas. ¡No! ¡Cállate! Aquí está la sopa. ¡No! Sujétenla. Abre la boca. Abre la boca. Que te den. Abre tu sucia boca. ¡Ábrela! Abre la boca, o te rompo los dientes. Ahora tendremos que limpiarte. ¡Suéltenme! ¡No, por favor! ¡Suéltenme! ¿Dónde está mi marido? ¡Suéltenme! Te vas a hacer daño. Buena chica. Dicen que fue aquí donde ocurrió. En esas rocas junto a la Calzada de los Gigantes. Tenía razón, es muy bonito. ¿Puedo hacerle una pregunta, doctor? ¿Por qué se ha hecho cargo de este caso? Tengo que arreglar unos asuntos en casa de mis padres. Recuerdo que veníamos aquí en las vacaciones de verano. Recuerdo que mi padre me regañaba por bañarme con la marea alta. No me imagino lo que debe ser estar encerrada años. Está aquí dentro, padre. Hola, Rose. Debemos estar en la habitación, padre. Sé que no querías verme. La señora Punty no va a firmar el alta. Pero si estuvieras en casa, Rose. ¿Entiendes lo que digo? Estoy embarazada, padre. Sabes que la van a cuidar muy bien. Dicen que el padre es el sacerdote. ¿El padre Gaunt? Habrá que oírle en confesión. ¿Te lo imaginas? Hay que llevar este tabaco a San Malachy. ¿Qué harás tú con tu hijo? ¿Qué quieres? Darlo en adopción. ¿No quieres tenerlo? No tengo elección. Espero que se lo lleven a América. ¿Esperas? Si nace bien, le enviarán a América. Si no, tendrá que quedarse aquí el resto de su vida. ¡Silencio! ¡Vosotras! ¡Seguid trabajando! ¡Buenas noticias, hermana Sarah! Por fin han adoptado a los gemelos. Se irán a Boston. ¿Verdad que es una gran noticia, Rose? A mí no van a quitarme a mi hijo. No. Él se quedará aquí. ¿Cuánto llevas con nosotras, Teresa? Desde que nací. Desde que nació. Eso si tiene suerte. Algunos pobres no sobreviven. ¿Rose? ¿Puedes cerrar tú la puerta? Date prisa. ¡Rose! ¡Rose! ¡Rose, soy Stephen! ¡Vamos! ¿Se ha vuelto loca o qué le pasa? No. Se está ahogando. ¡Remen! La hemos perdido, padre. Es inútil. Sigan remando. Sigan.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.