Radio Ranchito

Online Radio Ranchito Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

de antes. Se fue sin nosotros. No creo que vaya a regresar. Debe haber alguna explicación. La hay. “Querido Paul, no importa cuánto tardes, yo te esperaré. Margaret”. ¿Quién es? No sé. El “tuya” es bastante problemático. ¿Y el “no importa cuánto tardes, yo te esperaré”? ¿Qué rayos significa eso? Creo que significa que, por más tiempo que pase, ella lo esperará Bueno, ¡sí! Sí. Puede significar muchas cosas. O quizá significa que, a veces, crees que conoces a alguien pero, en realidad, no lo conoces. Perdón por molestarte. ¿Lorraine? Me vendría bien tu ayuda, si quieres darme una mano Bueno. No tengo idea Me lo explicaron muy rápido y me confundí. Me pareció que había Dicen que acamparon en la tierra de la viuda Johnson. Y escuchen esto: que el viejo Collins está al mando. Santo cielo. Disculpe. Ziggy tiene que ir al baño. Hay un cubo en el rincón para eso. Pero tiene que hacer el número dos y, créame, su número dos parece un número cuatro. ¿De dónde ? ¿Te robaste esto? ¿De ahí? Buena idea. Vamos a buscar a mamá. Hola. ¿Un cigarrillo, Peg? No fumo. Esta es la noche para empezar. No, me parece peligroso. Podría ser tu último paquete. ¿Estás seguro de que lo quieres regalar? Hay muchos más donde estaba ese. Me imagino. Señor Hace mucho tiempo que no te pido nada. Muchísimo. ¿Me escuchas? ¿Quieres darme una señal? Cualquier tipo de señal. ¿Los grillos ? ¿Eso es una señal? ¿Los grillos? Bueno, está bien. Dame una señal si los grillos son la señal. ¿No? ¡Bueno! Entonces, olvídate de mí. ¿Sí? ¡Dios! ¡Dios! ” vuelan como nubes y como palomas a sus ventanas”. “Sacar fuerza de la debilidad, hacerse fuerte en batalla, poner en fuga al ejército foráneo”. Helen, ¡soy Ray! ¡Váyase, reverendo! Helen, escúchame con atención. Ahora todo tiene sentido. ¡Sí! Vienen porque Dios los envió. Pero no para matarnos. Es para salvarnos. Stan, el reverendo Ray está aquí. No pienso salir y dejar que esas criaturas me maten, ¡y detendré al que me quiera obligar! Querido, escucha lo que te quiere decir el reverendo. ¡No escucharé nada!


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.