XEIS AM 670

Online XEIS AM 670 Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Y eso fue lo que me frenó. Maldita sea, Wilf. Casi me matas del susto. ¿Qué? Decidí que no venderás las hectáreas. ¿Sí? No sin pelear. Los Farrington te darán pelea, Wilf. Directamente. Y yo felizmente… FORRAJE Y SEMILLAS LARS OLSEN Y CÍA. TELÉFONO Y creo que hay otro hombre… dentro de cada hombre. Un desconocido. Un conspirador. ¿Henry? ¿Qué haces aquí abajo, mu…? Shannon. Señor James. ¿Por qué no vas a tu casa, niña? Necesito hablar con Henry. Sí, señor. Nos vemos mañana. Nos vemos mañana. ¿Qué quieres, papá? Esa primavera, Henry se había enamorado de la chica Cotterie que vivía al lado. Hace rato que quería arrancar estas flores. Henry, son… Son hermosas. Busquemos un florero. El conspirador usó esto para beneficio propio. Shannon ya no podía estar en tu vida, tampoco yo. Papá, ¿qué vas a hacer? Bueno… A veces, lo único que se puede hacer es… Tomar la cosa que debes tener. No. Aun si alguien sale lastimado. Aun si alguien muere. Papá. Bueno… Si ella se fuera… bueno, todo sería como antes. Y cesarían todas las discusiones. Podríamos vivir aquí en paz. Le he ofrecido todo lo que puedo para que se vaya, y no se irá. Hay sólo una cosa qué puedo hacer. Que… Podemos hacer. ¡Henry! Dale un beso a tu madre. ¿Qué pasa contigo? Estoy bien. ¿Puedo tomar cerveza? Puedes terminarte esa. Pero no más mañana. Ni pasado mañana. Un hombre o una mujer asesinados no mueren en el tiempo de Dios, sino del hombre. Y si se le pone fin antes que expíe un pecado, bueno… todos los errores deben ser perdonados. Pero ¿y nosotros, papá? ¿No iríamos al infierno? ¿Cómo puedes decir eso si ves el paraíso a nuestro alrededor? Y aun así, ella nos quiere alejar de él. Y piensa. Si ella va a Omaha, se cavará una fosa aún más profunda en el mundo de los muertos. Si te lleva, te volverás un chico de ciudad. Sí. Olvidarás todo esto y… empezarás a aprender modos citadinos. Te estarás cavando tu propia fosa. Comes o te mueres de hambre, Henry. Es tu decisión. Y tú, sólo te sientas ahí. Basta. ¿Qué dijiste? Dije… que basta, así podremos volver a ser una familia. El abogado me asegura que la tierra es mía, y puedo hacer lo que yo desee. Y la voy a vender. Y tú puedes sentarte aquí y oler cerdos asándose, hacer tu propia cena, tu propia cama. Pero tú, hijo mío, vendrás conmigo a Omaha. Abriré una tienda de ropa. Ésa es mi idea de justicia. No me tomes el pelo, Wilf. No lo hago. Henry y yo hemos hablado mucho de esto. Él quiere irse. Al menos probar. Y pensé que podría buscar trabajo de mecánico. Autos y camiones, pero… Mayormente maquinaria agrícola. Ya sabes. Si puedo mantener ese viejo Farmall andando, diablos, puedo hacer andar cualquier cosa. ¿No estás bromeando? ¿Y Henry te persuadió de esto? Sí. Me convenció de… que es mejor… intentar ser felices en la ciudad, que quedarme aquí sólo en lo que sería… una infelicidad segura. ¿El chico dice cosas sensatas y el hombre escucha? Al fin. Aleluya. Eso o un golpe en la cabeza. Eso no está tan mal. No. ¡Henry, ven aquí! Celebremos. Henry. Basta. Finalmente estamos todos juntos.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.