Vida Radio CDMX 103.7 FM

Online Vida Radio CDMX 103.7 FM en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Quise infundirles el hábito del propósito. No quiero que se queden a mi lado Porque creo que sabrán arreglárselas sin mí. Buenos días, señorita Dove. Buenos días, Virginia. Este era mi asiento. Puedes sentarte ahora. Puedes sentarte ahora. El salón se ve diferente. Vacío Como la vida. ¿Ese es el mapa de siempre? ¿China aún sigue siendo anaranjado? Es un mapa nuevo. China es de color púrpura En sentido cartográfico. Me gustaba el mapa viejo. Me gustaba el mundo viejo. Me sentía segura aquí. Sentía que si obedecía las normas Me sonaba la nariz con el pañuelo Levantaba la mano para hablar Y escribía prolijamente Nada podía salir mal. Al principió funcionó. Ser expulsada de la universidad fue una señal del destino. Gané un concurso de talentos y conseguí empleo en Nueva York. Para cantar en comerciales. Señorita Dove Dígame qué debo hacer. Haz tu deber. ¿Cuál es mi deber cuando el mundo se acabó? Tienes diecinueve años. ¿Qué diferencia hay? Para entenderlo, debes conocer cómo era. Lo conocí a la semana de haber llegado a Nueva York. Les hablaba a los camareros en francés. Era todo lo que la prensa decía de él cuando nos comprometimos. Estudios en Yale, un yate El rebaño de una familia prominente. Se dice “retoño”. Parecía ser lo que aparentaba. Pero en muchos casos no es así. Todas las noches íbamos a clubes exclusivos. Bebíamos champán y comíamos muy bien. ¿Alguna vez bebió champán, señorita Dove? No. Es como una sidra muy fuerte. ¡Y cómo elogiaba mi cabello y mis ojos! Hasta me da vergüenza repetirle lo que me decía. La reticencia es la condición indispensable de la cortesía. Bueno Vine a Liberty Hill para preparar mi boda. Quería casarme aquí, con todos mis amigos presentes. Estaba probándome el vestido de boda Cuando alguien encendió la radio Y luego todo se puso negro. Al día siguiente recibí un telegrama. Decía: “Preciosa: Espero que sepas comprender”. ¿Y pudiste hacerlo? Aún no. ¿Usted puede? Claro que sí. ¿Tienes un pañuelo, Virginia? Tengo el corazón roto, Señorita Dove. Un corazón roto es una carga muy pesada. ¿Qué puedo hacer? Sé qué responderte, Virginia. Pero no sé si debo hacerlo. ¡Dígamelo, señorita Dove! Primero Vuelve a casa de tu hermana, y agradece al Padre Celestial ¿Gracias por qué? Por preservarte de un destino peor que la muerte. ¿Muerte? Muerte. Descubrió que sus sentimientos hacia ti habían cambiado. Tomó una ruta honorable de escape. Pudo haberte pedido que lo dejaras en libertad. Pero fue un cobarde, una persona de bajos principios. Pensé que había algo malo en mí. Tu error fue precipitarte en tu juicio. El de él fue su deshonor. Agradece a Dios por impedir tal unión destinada al fracaso. Y vuélvete útil para la comunidad y para ti misma. Busca una ocupación. ¿Cree que pueda enseñar? Decididamente no. Pero existen otras maneras de servir. ¿Podría ser enfermera? Quizá. Buenos días, señorita Dove. Buenos días, Thomas. Pasé a saludarla. ¡Jincey! No esperaba encontrarte aquí. ¡Cómo has crecido! ¿Puedo decir que has hecho un gran trabajo con tu persona? Me agrada que te guste. No la vi desde su graduación.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.