La Fiera

Online La Fiera 94.1 FM Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.
Información De Contacto… Sus comentarios son importantes para nosotros.
Teléfono: (229) 989-02-40

Lo siento. Levántate. Estoy despierto. Me levanté. ¿Ya hiciste esto antes? No te preocupes, todo va a salir bien. Lo hice muchas veces. ¿Dónde lo encontraste? Vivía en la calle. Se entrenó con nosotros. No es muy lindo. Tal vez no, pero tiene mucho carácter. Igual que yo. No seré el más lindo pero soy fuerte y adorable. Es aquí. Aquí tendremos buena vista. ¿Qué ves? Mira. Es gas. Debemos activar la alarma. ¡Vamos! ¡Alto! ¡Corre! ¡Corre! ¡Alto! ¡Dije que alto! ¡Alto! ¡Los caballos! ¡Quietos! ¡Vengan! ¡No! ¡Stubby, ve a decirles! ¡Corre! ¿Qué? ¿Stubby? ¡Muy bien! ¡Gas! ¡Gas! ¡Gas! ¡Hola, perrito! No. ¡Gas! ¡Miren! ¡Gas! ¡El perro vino a avisarnos! ¡Todos adentro, a ponerse las máscaras! ¡Ahí está! ¡Stubby! ¡No hay máscara para él! ¿Qué hacemos? Ya. Espera un momento. Tranquilo, Stubby. Buen perrito. Bien hecho. Tranquilo, Stubby. Todo saldrá bien. Ven aquí. ¡Ven aquí, perrito! Gracias en nombre de todos. Se llama Stubby. Stubby. Eres nuestro héroe, Stubby. Las cartas de Robert hablaban del amor que todos sentían por Stubby. Es como si él viviera esos momentos a diario a través de su perro maravilla. Sí, fueron tan generosos. Sí, pero nada de carne. Esta guerra se pone mejor. Como un mago hago magia con un simple conejo. Olsen, ahora lanzas el cochonnet. ¿El qué? Esto. Ni muy cerca ni muy lejos. Yo explico. Debe caer entre y metros del círculo inicial. Olsen, lanza el cochonnet. Bueno. Tú puedes, Olsen. Stubby Dámelo. Stubby. Dámelo. No, Stubby. El cochonnet no se roba. El pétanque es cosa seria en este país. Por menos empezó la guerra. Lo siento. Le gusta jugar a la pelota. Estamos listos para comer. Disculpa mis malos modales. El conejo es tuyo también, Stubby. ¡Cielos! Está delicioso. Sí, está muy sabroso modestia aparte. Ahora, si quieres anotar un tanto ¿Ves la pelota de allá? Pégale duro. Deberíamos dar un paseo de sobremesa. Mientras podamos. Sí, por qué no. Ven, Stubby. ¡Buen tiro! Bueno, de acuerdo. No tengo tabaco, pero la llevo conmigo a todas partes. Fue un regalo de mi esposa. Nunca te mostré a mi familia. Vaya, tres hijas. Sí, Jeanne tiene años. Manon tiene ocho y Madeleine, seis. Tienen todo mi corazón. Les encantaría jugar contigo, Stubby. Te llevarían al bosque a perseguir a los sangliers. ¿Los sangliers? ¿Qué son? Jabalíes. Los de los colmillos. Entiendo. ¿Tus hijas persiguen jabalíes? Sí, un día serán grandes cazadoras. ¿En serio? ¿Y qué hay de ti? Mi hermana Margaret es como una madre para mis dos hermanas menores y yo. Cuidó a mamá hasta que murió. Papá murió cuando yo tenía cinco años. Algún día espero casarme y tener hijos. Es lo mejor. Alice, mi esposa, se ¿cómo se dice? Siempre se queja, pero no la cambiaría por nada. ¿Cuándo las viste por última vez? Hace más de dos años. ¡Dos años! Eso es mucho tiempo. ¿No te sientes solo? Sí. Bueno, a veces. Pero ahora que llegaron ustedes esto terminará pronto, ¿no? ¡Dos reyes! ¡Gano yo! Miren, tengo dos reyes. Te gané, yanqui. Un momento. Color. Gano yo. ¿Color? ¿Qué es eso de color? Los reyes son los reyes, ¡son lo mejor! ¿Y qué hacías antes de ser soldado?


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.