Yradiamos

Online Yradiamos Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.

Todas las cadenas llegan aquí y se enganchan a un garfio. Aquí es donde empiezan. Con cien esclavos es posible mover esta árgana. Las cadenas se enrollan, se tensan, tiran. Todo puede desplomarse. Babilonia está en mis manos. ¿Quién construyó todo esto? Dédalo, el que construyó el laberinto de Creta. Yo lo supe por uno de sus descendientes. Me llevaré fuera de Babilonia el tesoro y su elército. Tú me acompañarás. Dejaré en el subterráneo a los esclavos con la orden de poner en marcha la árgana. Apenas estemos fuera, daremos la señal. Y la ciudad se derrumbará con mis hermanos y sus secuaces. Nos trasladaremos a Nínive. Será la nueva capital. No tendré ningún competidor. Reinaré sola sobre el imperio. Debo salvarte a ti y a todas las demás. Rápido, hay que avisar a Asur. El plan de fuga está preparado. Lo pondremos en práctica mañana. Cada instante es una eternidad. Mientras estabas en el subterráneo un soldado ha venido a avisarte que Tanit, la reina,te espera. Yo no me fiaría. No me fío. Site sucediera algo, nos encargaríamos de Hesperia. No te preocupes. Yo puedo ayudarte a huir con la esclava que buscas. Pero tú debes ayudarme a mí. ¿De qué modo? Conducirás a esclavos a los subterráneos, a un lugar que te indicaré. Allí harás funcionar una árgana. ¿Por qué? Es una árgana que abre una pesada puerta de bronce. Detrás de la puerta está el tesoro común, mío y de mis hermanos. Pero quiero apropiármelo yo sola. Nos están vigilando, por lo que parece. ¿Aceptas? Está bien, estoy de acuerdo. Creo que será mejor que me vaya. Hércules, se han llevado a Hesperia. Hélade ha encontrado a un rey mejor que Falek: yo. Jamás serás rey de la Hélade. ¿Por qué? ¿Es que soy peor que Falek, el rey de los asirios que aspiraba a ti? Dejando a un lado que Falek ya no está en este mundo. Tu belleza sólo tiene un rival, que es mi astucia. Conviene que se alíen. Te llevaré a la Hélade como mi esposa. Uniremos la Hélade a Babilonia y no habrá imperio más grande. ¡Tienes razón! No habrá imperio más grande, pero habrá que ver quién es su emperador. No es momento de discutir. Vamos a la Hélade, después decidiremos. ¡Lo sé todo! ¡Falek está vivo! ¡Nos has traicionado! ¡Todos nos han traicionado! No tienes necesidad de la astucia, sino de la espada. Huyamos. Os cubriremos. Amigos, os confío a Hesperia. Me reuniré con vosotros más tarde. Quiero quedarme aquí. No. Debo impedir que los babilonios nos persigan. Es un mal que hay que extirpar de raíz. ¡Avisad a toda la guardia, a todo el ejército! ¡Alertad a toda la ciudad, nadie debe escapar! Es el momento. Haz que carguen el tesoro. Vamos. Aún es pronto. ¿Quién ha dado la orden? Yo no. Alejémonos. Ayúdame, Tanit. Ayúdame. Coge un caballo y ve a advertir a Falek. Está al otro lado de la colina. ¿Cómo? No lo harás. Quiere advertir a Falek para entregarte a él. ¡Es un traidor! Siempre lo sospeché. Encárgate tú de ella. Celebro volver a verte. Mi señor, la reina está en manos de Vear. Como había previsto. Rápido, rodead la ciudad destruida. Te he traicionado. He mandado advertir a Falek. Pronto llegará con la caballería. Y por ello te pido perdón. Tenía orden de matarte tan pronto hubieras liberado a Hesperia. ¿ Y Hesperia, dónde está? Tanit, Tanit. Se la ha llevado con ella. Allí. ¿Quién es esta? ¿Si te lo digo, salvaré la vida? No hace ninguna falta que lo digas. Ella es la reina. Hércules te liberó porque yo se lo pedí. ¡Eso no es verdad! Fingí aceptar para así poder desbaratar tus planes. ¡Traidor! ¡Tú me traicionaste! Yo te había salvado. Y le habías encargado a Vear que me eliminase, después de eliminar a Hesperia. ¡Los esclavos se han liberado! ¡Retirada! ¡Falek ha muerto! Nuestra tierra. Ahora es muy fácil predecirte una larga vida feliz.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.