Más Fm

Online Más Fm Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.
Información De Contacto… Sus comentarios son importantes para nosotros.
Teléfono: 2212154118

Se la daré cuando me parezca. ¿Sí? ¿De veras? Sí. De veras. ¿Está dispuesto a dármela? Pensándolo mejor, sí. No hagas esfuerzos. Te llevo en brazos. Vamos. ¿Estás cómodo así? Gracias, Stanley. Ahora ya falta poco para llegar. Ya hemos llegado. ¿Es tuyo el coche? ¡Ven aquí! No me has dicho que tenías dos piernas. No lo has preguntado. Sube, anda. Las he tenido siempre. Estás mejor así. Di que muevan el camión. Date prisa. Aquí no hay nadie. Pues quítalo tú mismo. Quietos. Atención. Gracias. Este jabalí ha sido el mayor que se ha cazado en la India. Me ha tenido dos meses lejos de mi mujercita. Muy interesante. ¿Cómo lo cazó? Me dio más trabajo que una manada de elefantes. Es más seguro cazar caballos. Iba a pie, me salió al paso y me atacó. Dejé que se acercara y disparé. Se encasquilló el rifle y me escapé. ¿Pero cómo lo hizo? Sé que mirándome no imaginan que sea tan ligero de cascos. Digo, de pies. Me aparté a un lado. Vaya lío. No por mucho tiempo. Si se conserva la sangre fría todo sale bien. Yo la conservaba, tenía frío en la espalda. Saqué mis dos revólveres y le pegué tiros. Seis y seis. Por poco la deja viuda, Sra. Gilbert. Nunca me inquieto por mi marido. Cuando apunta, da en el blanco. No hago lo que otros. No dejo las piezas vivas. Muertas las traigo y regreso con vida. ¿También son de la India esos colmillos de elefante? No, de África. Estaba con mi safari. Safari quiere decir grupo de nativos. Ya. Llevaba el rifle de cazar leones. Es más pequeño que el de cazar elefantes. De pronto Jumbo se abalanzó sobre mí. Tuve que dispararle todo un cargador. ¿Creen que eso le molestó? Pero le irritó. Se puso furioso. Derribó cinco o seis árboles y reanudó el ataque. Yo, tranquilo, me arrodillé, apunté con el ojo izquierdo y disparé. Apuesto a que acabó con él. Aquí está lo que queda. Ahora recuerdo que debo ir a la armería. Me están haciendo un rifle especial. Para los elefantes. Adiós, encanto. Adiós, cariño. Me disculparán. Será un reportaje interesante. Gracias, Sr. Gilbert. ¿Quién ha abierto la puerta? Nadie. Se abre automáticamente. ¿Cómo? ¿Ves esa placa? Si pasas por encima, la puerta se abre. Nunca he visto una cosa así. ¿Te importa que la pruebe? No. Arranca marcha atrás. Dale ahora hacia adelante. ¡No! NO FUNCIONA ¿Qué dice aquí? “No funciona”. ¿De dónde lo has sacado? Estaba colgado ahí. Lo puso uno cuando tú no mirabas. Hay que subir a pie. ¿En qué piso vives? En el . ¡Cuántas escaleras! No, llegaremos enseguida. ¿De veras? ¿Qué son pisos? ¿Suben? El quinto. Eso es, ya falta poco. Sexto. ¿Cuánto íbamos a tardar en llegar? Enseguida. ¿Cuándo es enseguida? Lo que tarda una oveja muerta en parar el rabo. Nunca creí que tardara tanto. Hay cosas sorprendentes. El séptimo. ¿De siete a trece cuántos van? Seis. Nos faltan solo seis de rabo. Ya queda menos. Octavo. Noveno. Descansemos un poco. Ha sido una buena idea. No obstruyan la escalera. Dejen paso. ¿Con quién cree que habla? Con Ud., sapo vitaminado. De mí no se ríe nadie. De no estar en una casa respetada, limpiaría el suelo con Ud. No se contenga. Baja con él a la calle. ¿A la calle? ¿Lo ves? Tiene miedo. ¿Quién tiene miedo? Cuando Ud. Quiera. La mejor ocasión es esta. A mí nadie me amenaza así. ¡Y a mí nadie me insulta! ¡Qué manera de tratarte! Va a haber una pelea. Sí, señor. Va a haber pelea. Lo pagará caro. Ollie. ¿Qué? ¿Por qué te ha llamado sapo? Luego te lo diré. Va a haber pelea. Va a haber pelea. Va a haber pelea. Se llevará su merecido. ¡Va a haber pelea! No fanfarronee. Yo te ayudaré. No, déjamelo a mí. Está bien. Acabaré con él de un soplo. Va a haber pelea. Ahora le enseñaremos a ese. Si quiere disculparse está a tiempo. ¿Disculparme? Sí. ¿Por qué? Por haber dicho que soy un sapo. A mí no me insulta nadie sin llevarse su merecido. De acuerdo. Retiro que Ud. Es un sapo. Así tan amigos. Es un gordinflón. Eso es otra cosa. No sé lo que insinúa. Pero todos no pueden equivocarse. Pues calle y pelee. Ya lo creo que pelearé. Es una gran idea. Ya han oído. Vamos, a la calle. Le daré otra oportunidad. Si quiere disculparse, está a tiempo. Está bien, lo siento.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.