MX: Radio La Poderosa 90.3 FM

Radio La Poderosa 90.3 FM , Online Radio La Poderosa 90.3 FM Radio en vivo internet

Native Flashradio V3

No podemos seguir! ¡Es una locura! ¡Quítame las manos! Ahora debes tener paciencia y valor, Victor Palych. Toma el control. Estamos muy cerca ahora. ¡Mira el nivel de radiación! ¿Tal vez ahora lo entiendas? ¡Está bien! ¿Está bien? ¡Estás loco! ¡Loco! Tu estás condenado, ¡si no mueres hoy, será mañana! ¡Yo no quiero una muerte sin sentido! ¡¡¡Mira esto, hombre muerto!!! ¡Detente, te lo ruego! ¡Basta! Todos me darán las gracias, tan pronto como emerjamos. Seguro radio Victor Palych, por favor, cálmate. Solo estabas equivocado. Oh, tengo claro. Es un ansia de fama. Pero la gente, y el batiscafo. Victor Palych radio Lenochka, no te entiendo. ¡Victor Palych! ¿Lena, puedo contarte un secreto? Sólo dame tu palabra de que quedará entre nosotros, ¿vale? Lena, nuestro amigo está muy enfermo. Su vida está en peligro. Iincluso él mismo no lo sabe. ¿Qué? ¿Su vida en peligro? ¿Y qué hay de Merzalov? ¿Y Sokolova? No le pueden ayudar radio ¡Sólo nosotros podemos prevenir el desastre! ¿Qué desastre? Lenochka, cuando nos dirigíamos hacia el fondo del océano, fue muy difícil convencer de volver a la superficie a a Alexei Ivanovich. ¡No podemos permitir que haga una segunda inmersión! ¡Alexei Ivanovich seguirá hasta el final! ¡Morirá! Pero cuando el proceso el fondo del océano termine, tendremos una buena oportunidad para obtener muestras de Atlanti. Sólo entonces. Sin ningún tipo de riesgos. ¡Iremos juntos!, contigo, Lena. ¿Por qué sólo nosotros dos? ¿Qué pasa con Denisov? ¡Lena! ¡Lena! ¡Elena Dmitrievna! Como el testimonio de lo que pasó. Como amigo de Denisov, y como médico, confirmo que nos dirigimos a un desastre. ¡Es una declaración oficial! Bien, lo tomaré en consideración. ¡Dmitri Petrovich, solo puedo declararme en contra de la inmersión! No te preocupes Victor Palych, no voy a insistir con tu inmersión. ¿Si? Sí. ¡Muy bien! Sí. Se acabo. Y Denisov quiere bajar de nuevo. Dmitri Petrovich. ¡Si! ¡Solo un minuto! Dmitri Petrovich, Amur ha muerto. Si Amur ha muerto, esta enfermedad puede acabar muy pronto, con Alexei Ivanovich. Pero cómo, Nikolai Khristophorych radio ¿Quién es capaz de pilotar el batiscafo salvo Denisov mañana? ¡Nadie! ¿Y Lavrentiev? ¡Adelante! ¿Puedo? Sí por favor. Dmitri Petrovich, Chernysh y yo acabamos de comprobado todo otra vez. El sistema de protección es seguro. ¡No dudaba de eso, Alexei Ivanovich! El batiscafo está listo para la inmersión. ¡Perfecto! Ahora descansa un poco Alexei Ivanovich, quedan menos de ocho horas. ¡Buenas noches! ¡Buenas noches! ¿Qué debemos hacer? Si cancelamos la inmersión entonces radio No canceles, Dmitri Petrovich. No lo entiendo, Nikolai Khristophorych. Si se cancela la inmersión, Denisov definitivamente morirá. Si nos sumergimos hay una esperanza, podríamos encontrar Atlanti y curar a Alexei Ivanovich. Pero hay un problema Dmitri Petrovich. ¿Que problema? ¡No podemos dejarlo sin asistencia! ¡Eso es cierto! Tengo que acompañarlo mañana durante la inmersión. ¿Qué dices, Nikolai Khristophorych? ¡Eso es un gran riesgo! ¿Y qué? ¡No, eso es imposible! No lo entiendo. No tengo derecho, debo pedir permiso. Temprano en la mañana del de septiembre hubo una inmersión del batiscafo con nueva tripulación a bordo. ¿Es una medusa? Cabellera de león. Nunca la ví a esta profunda. Los tentáculos son tan largos. ¡Profundidad quinientos treinta metros! El agua cambia de azul a gris oscuro y luego a negro lentamente. Vemos una gran cantidad de destellos luminosos aquí. Son pequeños copépodos. Ahora se ven peces realmente extraños. Se han ido. Eean especies desconocidas completamente para la ciencia. Es difícil de creer lo que estamos viendo. La noche eterna, Nikolai Khristophorych. ¡Oh, si! Podemos escuchar extraños sonidos. ¿Sonidos? ¡Todo lo que vive y se mueve en el océano es capaz de hacer sonido! ¡Enciende el micrófono! Bien. ¡¡¡Mira!!¡! ¡Mira! ¡Peces Pelicano! Un banco de peces proviene de las profundidades, son de color rosado. Y el agua es tan limpia que parece que vuelan en lugar de nadar. Producen una extraña música con sus ruidos, como un solo de cítara. Los hidrófonos de Chernysh funcionan bien. ¡Gracias, camarada Chernysh! Estamos a cuatro mil ochocientos metros de profundidad. ¡Atención! Entran en el área de la radiación. ¡Estamos a la profundidad donde murió Floyd! Lavrentiev y yo observamos un gran nivel de radiación en este punto. ¿Llegamos tarde? ¡Tarde! ¡Lo tengo! ¡Encienda el equipo! Toma un poco de café con coñac. Sí. Con gran placer. Realmente, tenía mucho miedo. Sabes, yo también. ¿En serio? Dmitri Petrovich. Falla la conexión. ¿Como?, ¿como? Algo mal con la conexión. ¿Y los agregados? Están bien. Camaradas, ¿seguimos? ¡Claro, claro! ¡Abajo! ¡Oh, valla! ¿Qué? Estamos desviados de nuestro rumbo, Dmitri Petrovich Vamos a tener que ir a través de esta garganta de delante. Adelante. ¿Qué pasa, por qué están en silencio? Es difícil de decir, tal vez alguna razón accidental. ¿Accidental? No han estado en contacto durante quince minutos. Y empezó en el momento en que entraron en la zona radiactiva. Se lo dije radio Yo lo advertí radio Pero el batiscafo sigue sumergiendose. Continuará sumergiendose incluso si toda la tripulación está muerta. ¡Vete! ¿Dónde? ¿Qué son? ¿Plantas? ¿Cómo pueden crecer tan profundo? Lo único que puede causar este crecimiento es una energía igual a la del Sol. ¡Camaradas Atlanti! ¡Las algas! Debemos recogerlas, Alexei Ivanovich. ¡Vamos a hacerlo! ¡Mira, que resbaladiza! ¿Pasa algo Alexei Ivanovich? No, no es nada radio ¿Qué? ¿La cabeza? Vamos a volver a la superficie. Sí, volvamos. ¡Estamos siendo succionados! Maldita sea radio Lo haré yo solo. ¡Yo solo! Dmitri Petrovich, trata de mantenerlo en equilibrio. Sopla el tanque izquierdo. Lo he hecho, ¡pero seguimos siendo aspirados! Bacía los depósitos. ¿Qué dices? ¡¡¡Están subiendo!!! ¿Qué? ¡Mire! ¡El batiscafo regresa! La nueva y poderosa energía de Atlanti, sacada de la profundidad del océano, se encuentra en manos de los científicos. Pero eso no fue el final. Había que seguir. Llegar a conocer esta energía y hacer que trabaje para la humanidad. Controlar esta energía para ayudan a las personas. ¿Lenochka? ¡Alexei Ivanovich! ¡Mi querida! ¡Sí! Hoy es día de visita. ¿Saltaste la valla de nuevo? Visitas al enfermo saltando la valla, ¡y a los sanos por la puerta principal! Subs por ilsasss y Eball.



Anuncios

Deja un comentario