MX: Radio Romance 105.9 FM

Radio Romance 105.9 FM, Online Radio Romance 105.9 FM Radio en vivo internet

Siempre he tenido mucha intuición. Disculpe, estoy muy interesada en ese cartel suyo. Tengo una tienda aquí en el barrio y radio Espere, no soy yo, es esa señora. Yo solo ayudo con la cinta. Buenos días señora, le explicaba a su hijo que tengo una tienda aquí en el barrio radio y que ya he oído hablar de innumerables casos similares. ¿Escuchaste, Antoine? Sí, escuché. Y la gente está preocupada. ¿De verdad? Tenemos que irnos. Mucha gente me ha dicho que el % del barrio radio se edificó sobre una antigua cantera de esquisto. Tenemos que irnos de verdad. ¿Una cantera? ¡No puedo creerlo! Pasé tres horas el otro día en el municipio, fui a todas los departamentos radio ¡y nadie me habló de eso! Ni sé si ellos lo saben. Y sobre todo, no les importa. Puede ser tonto, pero me siento aliviada. No, no es tonto. El que tiene razón se queda solo. Por casualidad ¿nunca oyó hablar de capas de arcilla? No. Escuche, soy dueña de la pequeña librería esotérica de la esquina. Sí, sí, ya la veo. Si le interesa radio puedo pedir libros sobre ese asunto. Porque también estoy preocupada. Entonces, la llamo luego y podemos echar un vistazo juntas. Me quedaría más tranquila. Yo también. Entonces, ¿quedamos así? Sí. Me llamo Colette. Mathilde. Bueno, hasta luego. Espere. ¿Lo asusté? Perdón. No pasa nada. No quiero insistir, pero sigo oyendo ruidos de noche en el patio. ¿Ah, sí? Sí. Puede parecer extraño, pero oigo como ladridos. ¿Usted no oye nada? No. Yo sí. ¿No será el perro de Mme. Gauthier? No, es un perro grande. Es muy extraño. ¿Y usted no oye nada? No, nada. Debe venir de otro sitio. No. Conozco bien los ecos de nuestro patio. Tiene una acústica muy especial. ¿Y ahora qué es eso? ¡Lev! ¡Lev! ¿Sí? ¿Qué estás haciendo ahí? ¿Eh? Es un ejercicio del Instituto. Es la dirección exacta desde donde llegará él. Él que vendrá a buscarnos, y salvarnos. Bueno radio sí. Escúchame, Lev. Tienes que irte, sino tendré problemas, lo siento mucho pero radio Por favor. Tengo un sueldo demasiado pequeño. No tengo adonde ir. ¿La Luz Perpetua no te puede acoger? No. Está prohibido. De acuerdo, entonces. Pero mañana tendrás que irte, ¿vale? ¿Qué pasa ahora? Discúlpame, de verdad. ¿Tienes comida para perros? La olvidé en el trabajo. No tengo nada. Bueno, espera. Ya está. Esto está muy bueno. Es todo lo que tengo. Gracias. Sí. Esto es para ti, tómalo. No, está bien así. Es un regalo, no tienes que pagarlo. No, no, gracias. Toma. A mí, me hizo mucho bien. ¿Sabes? Yo no siempre fui buena persona. Antes era muy malo. Ah radio Sí. Antes, Lev era una mala persona. Bien, entonces voy a aceptarlo. Luego le echaré un vistazo. Ahora tengo mucho trabajo. ¡Puta radio ! Es mi perro. Lo sé, por lo mismo vete, ¡rápido! Gracias. Buenas noches. Sí, eso es. ¿Qué es eso? Laurent, ven a dormir. ¡Deja de hacer el ridículo! Ya te digo que escucho un perro, radio . ¡Vas a despertar a todo el barrio! Sí, buenos días, llamo por el anuncio. Mi edificio también se está hundiendo, señora. Estaba en el segundo piso, ahora ya estoy a ras de suelo radio y no para de hundirse. ¡La puerta ya no se abre! ¡Me hundo! ¡Socorro! ¡Señora! ¡Señora! ¿Señora, sabes cuál es el problema? ¡Es que cuando tienes radio o tiemblan las paredes! ¿Alguna llamada para mí? ¿Cómo pudiste hacer eso? ¿Cómo puedes difundir nuestro teléfono por todo el barrio? Al principio pensé en dar el celular pero radio no sé, pensé que era mejor que no. ¿Estás de broma? No. Como tenemos contestadora radio Pero si no para. ¡Cada cinco minutos! Cuando no es un idiota que llama para burlarse radio es un pobrecillo en pánico radio o adolescentes obscenos. ¡No para nunca! De acuerdo, lo voy a desenchufar. ¿Te das cuenta de lo que has hecho? Crees que puedes poner cualquier cosa en las calles, ¿eh? ¿Qué te pasa, Mathilde? ¿Qué estás haciendo? Hago lo que puedo y tú no me ayuda. ¿Quieres que te ayude con qué? ¿Volverte loca, eso es? Me siento sola. Nadie me ayuda, ¡nadie! Solo Antoine. ¿Él te ayudó a poner los carteles? Para nada. Tiene más cosas que hacer. Estás mintiendo, Mathilde. Estoy seguro. Lo vi el otro día en la calle. Estaba raro. ¿Adónde vas? A arrancar los carteles radio ¡antes de que yo también me vuelva loco! ¿Sí? Buenos días, ¿está Mathilde? ¡Alguien quiere hablar contigo! ¿Molesto? Claro que no. Yo me iba. Intenté llamar pero siempre daba ocupado. No me diga. Buenos días. Sí. Ah, Serge, discúlpeme radio a veces oigo un perro ladrar por la noche, en el patio. ¡Y yo oigo tonterías de la mañana a la noche! Parece una casa de locos. ¿No oyó ningún perro esta noche? No radio yo radio ¿Sí? Le oí a usted. ¿A mí? Pues radio sí. ¿Me oyó ladrar? Sí. Quería ver si el perro radio respondía. Fuera de contexto puede parecer extraño, pero radio No hace falta que se justifique. No me molesta si quiere ladrar. No quería ladrar. Ladraba para asegurarme de algo. ¿Ha visto eso? Se ven las antiguas canteras. Les Buttes Chaumont. ¡Canteras por todos lados, nada más! Parece un queso gruyere. Y eso, es San Antonio, en Chile. Un barrio entero fue devastado. Cinco hombres engullidos por el asfalto. Engullidos radio Mathilde, escuche esto. A dos calles de aquí radio el hundimiento de una mina en radio provocó la muerte de trabajadores. Nunca se encontraron sus cuerpos radio ¡Oh, pero es increíble! Está exactamente debajo del Cocci Market. Te recibo. Te recibo. Me recibe. Me recibe. Me recibe. Si nadie está recibido, nadie se salvará. Cuando se ama a las personas, se les muestra el camino. Para que no se pierdan radio se les indica la dirección. Los primos del cielo, vendrán de por allá. ¿Sí? ¿Puedo ayudarlo? ¿Es usted el conserje? Sí. Es para lo de las sillas. ¿Qué sillas? ¿Para qué? Tengo sillas de plástico y caballetes. La señora me dijo que Ud. me ayudaría. ¿Mathilde, Mathilde? ¿Sí? Hay un tipo aquí con un montón de sillas radio Ah, sí. Hay que ponerlas allí, mientras tanto. ¿Mientras qué? Organizamos como una junta general de edificios por la noche. Como hace bueno, queríamos hacerla aquí, en el patio. ¿Estaba programado? ¿Lo sabe Serge? ¡Me tiene que ayudar, Mathilde! Son demasiados folletos. Por lo menos los informes, sobre hundimientos y ciudades mineras.



Anuncios

Deja un comentario