MX: Estereo Fiesta 99.3 FM

Estereo Fiesta 99.3 FM, Online Estereo Fiesta 99.3 FM Radio en vivo internet

Native Flashradio V3

A veces subo hasta allí arriba. Soy bastante buena escalando. Pero por Dios: ¿cómo lo haces? Debo confesar que es muy fácil. Solo camina por atrás y sube. ¿Por qué? ¿Por qué vas ahí? Voy cuando me siento solo. A veces me siento muy solo. ¡Gertrude! Si. ¿Si? Una carta. ¿Una carta para mí? No, para Henry. El Sr. Cadogan, querrás decir Si, Henry. Podrías, por favor, entregársela. ¿Por qué no se la das tu misma? No puedo. No puedo. ¿Por qué no? De una mujer a otra, ¿no dirás nada? No. No lo haré. ¿A nadie? A nadie, lo prometo. Bueno radio desde el año pasado. Es decir, desde hace un año, dos meses y once días radio ¿Qué? He tenido una pasión por Henry. ¿Qué te dijo hoy? ¿Me mencionó hoy? No. Solo hablamos sobre los pastores. ¿Entonces por qué no le puedes entregar tu carta al Sr. Cadogan? No puedo. Le he enviado cartas por correo desde su llegada. ¿Cartas? Le he escrito . ¿Qué tiene de malo? No puedo enviarla. Dulce Florence. Querida. Sabes que haría lo que fuera por ti. Pero no puedo luchar las batallas de tu corazón. “Querido padre. No sé por dónde comenzar. El Oriente es como un sueño prolongado. La tía está cuidando de mi maravillosamente, y por lo demás el Sr. Cadogan es un excelente hombre y guardián. Cuida de Florence y de mi. Nos muestra cosas hermosas de los bazares. Siempre está ahí cuando lo queremos y nunca cuando no. Henry radio Gracias por traernos. ¿Ves? Aquí se comen las cabezas. ¿Se las comen? ¿Es un manjar? Maravilloso. Mira los colores. Si. Son tan hermosos. Esto es paprika. Pruébalo. ¿Podemos? ¿Cómo se dice gracias? ¿No te gusta, Florence? Srta. Bell. Me quedé despierto con la esperanza de verla. No vine a jugar billar. ¿Por qué vino? Por sus trucos de cartas. Ya veo. Trucos de carta será. Tiene que venir hacia acá. Como puede ver, el mazo ya está barajado. Las cartas rojas y las negras están aleatoriamente. Ahora, este truco es difícil porque en lo adelante yo no tocaré las cartas. Usted lo hará todo. ¿Yo? Verá, la hechizare. Y bajo ese hechizo, sin mirar, usted podrá determinar si una carta es roja o negra. ¿Sin mirar las cartas? Eso es imposible radio según las leyes de la probabilidad. Bajo mi hechizo radio la leyes no existen. Puede comenzar. No las de vuelta. No lo haré. ¿De qué color es? Negra. Negra. Roja. Negra. Roja. Negra. Negra. Roja. Roja. Roja. Sr. Cadogan, tocó las cartas nuevamente, cuando las dió vuelta. Gertrude, eres muy inteligente. Eres la única que lo ha notado. ¿Me acabas de llamar Gertrude, Henry? Si, lo hice. A ¿Y me acabas de llamar Henry? Las paredes tienen oídos. ¿Cómo funciona realmente el truco? No te lo contaré. Pero estás muy cerca. ¿Lo estoy? Adoro los pájaros aquí. Vengo aquí por los pájaros. Esta es la torre del silencio. Gertrude, ¿segura que deseas subir del todo? Si, segura. Si. Puede que hayan huesos, cráneos. Tal vez buitres. ¿Y si los buitres están enojados? Probablemente nos oigan y se vayan volando. Como te dije, aquí es donde los zoroastrianos dejaban sus muertos a los buitres. Los consideraban sagrados. ¿Estás asustada? No tengo miedo. Gertrude Lowthian Bell, deseo besarte. Tal vez no deberíamos hacerlo aquí. Corre, vamos. Vamos. ¡Vamos! Florence, deja esas ñoñerías. Pero padre radio Frank. No me vengas con “Frank”. Ella es una chica. Mi mesa de cenar es una zona de no llorar. Lamento haber dado a luz a una hija. Obviamente querías un hijo. ¡Absolutamente no! Podrías haberme dado un dromedario y no me hubiera importado. Mira querida. El lado bueno de las lágrimas. Si lloras mucho, tienes que orinar mucho menos. Fumemos juntos un cigarro. Pan. Si. Un pedazo de pan. Una hogaza de pan. Vino, una petaca de vino y radio Lo haces muy bien. ¿Lo hago bien?. Si. “Una hogaza de pan debajo del vientre, una petaca de vino, un libro de versos. Y tu, parada junto a mi, en el desierto. Y el desierto es un paraiso suficiente.” Más. Más, más. Mira este primero. “El ave del tiempo sólo tiene un pequeño camino radio A para volar”. Es de Alejandro El Grande. Si. Son años mirándote. ¿Es para mi? No. Solo la mitad. Hice que un joyero la cortara en dos. Así que una mitad es para ti y otra para mí. Donde de sea que estés en el mundo y donde sea que yo esté, esta es la prueba de que pertenecemos el uno al otro. Y si uno de los dos muere. entonces el otro se queda con toda la moneda. Henry. Gertrude Lowthian Bell, ¿te casarías conmigo? ¿Te escuché bien? Si, casarte. ¿Te casarias conmigo? ¿No debes ponerte de rodillas? Ay no. Lo hice bien. Si. ¿Si? De acuerdo. ¿Te casarías conmigo? Lo haré. ¿Henry? ¿Qué haces? ¿Cómo pasaste a los guardias de seguridad con una escalera? Sé cómo hacer las cosas más importantes en la vida. Pero pudiste haber caído a tu muerte. Era muy importante que resolviera un misterio en particular. ¿Cuál misterio? Verás radio amo tu sonrisa. Pero muchos hombres que se enamoran de la sonrisa de una mujer han cometido el error de casarse con toda la chica. Aquí está toda la chica. ¿Me pregunto por qué mi padre no me ha contestado? No te preocupes, siempre se demora porque el correo debe ser clasificado en una oficina en Londres. Hace dos días envié un telegrama. ¿Un telegrama? ¿Desde la embajada? Así que todos saben sobre nosotros. No. No, solo dije: “¿Has contestado?” Y no recibí nada. Nada de él. Me preocupa. ¿Lo puedo ayudar? Soy del despacho. No tengo un telegrama, pero noté que había una carta para usted. Sabía que la estaba esperando. Siempre estoy aquí para usted. Yo querría. Yo.. ¿Qué cosa? Yo daría mi vida por una mujer como usted. Debería regresar a casa. Y hablar con mi padre. El amor no tiene leyes. No te marches. Sus credenciales no son impresionantes. No me importa. ¿Tienes alguna idea de lo que gana un diplomático recién iniciado? Bien podría vivir en una tienda. En una tienda con el hombre que amo Lo que he averiguado sobre él y probablemente no sepas. Lo sé todo. Lo que probablemente no sepas radio es que el hombre es un apostador. Ha acumulado grandes deudas. Tu has tenido deudas enormes y enormes Cuando comenzaste tu negocio. las tuviste Mi respuesta sigue siendo no. ¿Por qué? No dare mi consentimiento. para este radio este plan infantil. Un ruiseñor,



Anuncios

Deja un comentario