MX: Hits FM 104.5

Hits FM 104.5, Online Hits FM 104.5 Radio en vivo internet

Native Flashradio V3

mujeres esclavizadas Rompamos nuestras cadenas No te veo todo el día en un despacho. Te imaginaba radio haciendo algo más físico. ¿Como qué? Como profesora de natación. Te pega. Serio, centrado, pero también físico. ¿A qué te dedicas? Adivínalo. Apenas te conozco. Tienes dos intentos o te castigo. Comercial. No, no soy comercial. Último intento. Doctora. ¿Por qué? Hablas muy bien radio Habrás estudiado mucho. Y te preocupan los demás. Menuda tontería. En absoluto. Soy profesora. De español. ¿Cuál es el castigo? Venir a la reunión del próximo jueves. Nadie habla nunca de ellos. No hay un sindicato de prisioneros. A no ser que les apoyemos, todo esto no tiene sentido. La prensa burguesa no es de fiar. Le Monde nunca lo publicará. Tenemos que sacudir las altas esferas. ¿Cuántos artículos se escriben sobre las cárceles francesas? Ninguno. Y lo que escribimos, lo rechazan. Es ridículo. No podemos censurarnos antes de que lo haga el editor. ¿Cuál es nuestro objetivo? ¿El artículo o Le Monde? Le Monde lo pondría de relieve. Trabajamos durante un año y ahora, para que nos lo publiquen, ¿tenemos que suavizarlo? Eso es demagogia. ¿Demagogia? Muy gracioso. Claro que lo es. Creemos que “las cárceles francesas actuales crean criminales nuevos”. ¿Puedes lavarme el vestido azul? Tráemelo. No voy a buscarlo entre ese desorden. Tengo que ordenar, pero no tengo tiempo. Es difícil liberar a las mujeres del yugo machista y hacer la colada. ¿Qué haría sin ti? Las mujeres no pueden vivir sin los hombres. Machista. Arpía. Mono. Virago. Negrero. Sufragista. Votas a Pompidou. No. No vale decir nombres propios. Si no contestas, pierdes. No, eso es trampa. Hora del castigo. Para. He ganado. Hola. Delphine, has venido. Nos lo pasamos genial. Invadimos el programa de radio de Ménie Grégoire. Aquello fue el caos. La gente gritaba: “¡Libertad!”. Delphine. Hola. ¿Cómo estás? El programa de radio radio Ha sido increíble. Pensé que le iba a dar un infarto. La maldita revista no movió un dedo. “Las s son valientes o unas exhibicionistas”. ¿El periodista cree que él es valiente? Sabe lo que hace. No te preocupes. No pasa nada. Lo siento. “Llamamos a nuestras compañeras para que luchen por un sueldo decente igual al de los hombres. Las mujeres no son objetos. Reunión el miércoles de abril”. ¿Cómo va la pancarta? Es la cuarta. Necesitamos más. Puede que una más. Ahora las mujeres se manifiestan Y al último orgasmo nos enfrentamos Lesbianas y maricones Unen a la raza humana ¿Estás bien? Sí. Tomas la píldora, ¿verdad? No. ¿Por qué? Estás loca. Tómala. Yo se lo recomiendo a todas mis alumnas. Con discreción, para que no me echen. ¿Crees que es demasiado cara? No, no es eso. Mi deber como médico es ayudar a las personas a vivir. Sea quien sea, sin importar la raza, el o su credo. Si todos los seres humanos tienen el mismo valor, ¿por qué, en ese caso, la edad es importante? Imaginemos que le decimos a los ancianos que no son seres humanos y que podemos matarlos. No. La medicina no está en el bando de la muerte, sino en el de la vida, Así que si las mujeres tienen la suerte de dar vida, pero desean abortar, me apetece decirles: sed responsables. Cuando conducís, seguís las normas de circulación. El pasajero de una embarazada es la vida. Un bebé que va a nacer. ¡Mi cuerpo no es un coche! ¡Un ser humano! Esto es un ultraje. ¡Asesino! ¡Gilipollas! ¡Ya basta! ¡Ojalá tu madre hubiese abortado! ¡Gilipollas! ¡Facha! ¡Tú eres el asesino! ¡Gilipollas! ¡Gilipollas! Pégalo. Vamos. ¡Aborto para todas y gratuito! ¿Qué estás haciendo? ¡Rápido, van a llamar a la Policía! Libertad para abortar. Pues no folles. ¿Nunca ha follado? He tenido cuidado. ¿Cómo? Nos las arreglamos. Querido Antoine, París es una ciudad increíble para una chica de campo. Cambia a diario. He vivido tres meses en una semana. He conocido a una chica genial. Una chica estupenda radio Una chica sorprendente. Una chica fabulosa. Se llama Carole. Perdona, me he equivocado. ¿Vienes a la reunión? Sí. Es aquí. Pasa. Lárgate. ¿Me echas? No te necesitamos. Hasta luego. ¿Qué tal estás? Bien. ¿Este no es el piso de Carole? Sí. De Carole y Manuel. El tocador radio No está loco. Tiene una maestría, es muy listo y gracioso. Pero es y sus padres le metieron en un psiquiátrico para curarle. Me encantan las familias. Adeline, no hagas eso. Tenemos otras prioridades. Tenemos que centrarnos en los anticonceptivos y el aborto. Espera. ¿Mi mejor amigo acaba en un centro psiquiátrico para que le hagan terapia de choque o una lobotomía porque no es nuestro objetivo? No hemos dicho eso. ¿Es legal hacer eso? Sí, ese es el problema. Puedes ingresar a un en un psiquiátrico. ¿En qué estás pensando? Es sencillo. Vamos allí y le sacamos. Lo siento. No ayudamos a hombres ni a minorías en problemas. Menuda cara tienes. Lucho por tu derecho a tomar la píldora, pero tú no me ayudas. Me decepcionas. Tenemos que realizar una acción conjunta. No podemos descentrarnos. No será un acto feminista. No es por la Liberación de las Mujeres. No lo entiendo. Adeline os apoya. Siempre está de nuestro lado. Nunca se cuestiona las cosas. ¿Y ahora no vais a ayudarla? Gracias. Muchas gracias. Es su mejor amigo. Carole. ¿No vienes? No lo sé. ¿Necesitas el permiso de tu novio? ¿Qué te pasa? ¿Vamos a decepcionar a los demás? Un grupo se manifiesta y el otro rescata a tu amigo. ¿Por qué has cambiado de opinión? Para hacer feliz a mi amiga. Es una razón excelente. Primero ve por ahí y luego giras en la segunda calle a la derecha. Al mirar el mapa, pensé que debía seguir esta línea azul. Eso es un río. Tal vez podrías hacerlo en barca, pero no sé yo. Perdona. Mi marido siempre me dice que soy una inútil siguiendo un mapa. Sigamos. Ese es el castillo, ¿verdad? No. Ahí dice que sí. No, mira. Estamos aquí, ¿verdad? No. Dame la mano. ¡Alto! No puedo abrir los ojos. Hola, tía. Hola, cariño. ¿Cómo estás? Me alegro de verte. Lo mismo digo. Esta es mi tía. Hélène. ¿Qué pasa? Tuvimos un accidente. Nada grave. ¿Estás segura? Dimos una vuelta tremenda. ¿Quieres beber algo? ¿Estás bien, Guy? Ha vuelto con nosotros. Nunca había estado en el sur. Es raro. No respires demasiado.



Anuncios

Deja un comentario