MX: D95 94.9 FM Chihuahua

D95 94.9 FM Chihuahua, Online D95 94.9 FM Chihuahua Radio en vivo internet

a los pepinos. No, no puedes elegir a qué eres alérgico. Era hipotético. ¿Qué tal si nos hicieran alérgicos a cosas? Como a los cigarrillos. O a los celulares. O a la tecnología en general. Podrías salir de las redes. Conozco a alguien que lo hizo. ¿Sí? Me encantaría hacer eso. ¿Pueden imaginar dejar todo atrás? Ya no se puede hacer eso. Apuesto a que sí. Suena como a ser un inmigrante. O como la vida después del divorcio. Apuesto a que algunos huirían a Tasmania. ¿Disculpa? Apuesto a que algunos huirían a Tasmania. No, no que yo conozca. Bueno, ¿y qué hay de ti? ¿Dónde irías? Iría a México. México difícilmente está fuera de la red. No. Así era cuando fui. Fui cuando estaba en la universidad y por poco no volví más. Como Butch Cassidy. Eso fue en Bolivia, cariño. Y no terminó bien. ¿Por eso no terminaste CMU? Sí, lo dejé totalmente. Me cambié el nombre y todo. ¿Por qué? Sólo ocurrió. Estaba en un bus yendo a Guatemala y empecé a conversar en español con una chica y me preguntó mi nombre y radio le dije mi nombre hispano. ¿Tu nombre hispano? ¿Como en clase de español? Yo era Marco. Bueno, mis padres me llamaron Jennifer que no existe en español. Así que mi profesor decidió que sería Consuelo. Qué aleatorio. ¿Consuelo? ¿Qué tenía de malo Jennifer? Odiaba el nombre Jennifer. En fin, después de bajarnos del bus, me invitó a quedarme con ella y su familia, y empezaron a hacer preguntas sobre mí pero para entonces yo era Consuelo. Así que radio la inventé. Divertido. ¿Qué? ¿Mentirle a gente que te recibió con total confianza? ¿Cuánto tiempo estuviste viajando? meses. Espera. ¿Pasaste meses como Consuelo? Me encanta. Es increíble. Bueno, cuando ya volvía a casa estaba viendo al tipo timbrar mi pasaporte y tenía esta sensación como que ya no soy la persona en el pasaporte. Soy radio Consuelo. ¿Entonces Alice es el nombre estadounidense de Consuelo? Tu madre debió haber estado un tanto ofendida, ¿no? No éramos exactamente cercanas. Entonces, ¿volviste a casa y le dijiste a tus amigos que empezaran a llamarte Alice? De hecho, no. Nunca volví a casa. Me fui a Portland. ¿Nunca fuiste a casa? ¡Dios mío! Espera, o sea que te fuiste por completo. Ya sabes, era prácticamente una niña cuando hice esto. Fue hace mucho tiempo. Seguro. Lo siento, pero, ¿no has vuelto a ver a tu familia desde entonces? ¿O a alguien más que conocieras? ¿Tienen idea de qué pasó contigo? No. Creo que es increíble. Yo también. Eso es radio Sí. Valiente. Salud, Alice. En serio, Clyde. Estoy impresionada. Es maravillosa. Sí, no puedo decir que lo sabía exactamente. Pero, sí. ¿Cómo es “maravillosa”? ¿Qué quieres decir con “cómo”? O sea, es hermosa, emocionante, aventurera. Es un buen partido. ¿Cómo es que abandonar a todos en tu vida hace a alguien un buen partido? No le prestes atención. ¿O sea que si te quedas con algo o alguien, básicamente no eres aventurero? No creo que esté listo para proponerle nada aún. Pero necesitas una mujer que sepa cómo limpiar la mesa. Esa ni siquiera es la expresión. ¿Sabes radio? No importa. Bueno, a mí me gusta ella, Clyde. La apruebo. Gracias. Me encanta mi nombre hispano. Deberían llamarme Marco. No te veo como Marco. Marco sería muy divertido, ¿verdad? Marco sabría español, sabe bailar merengue. Quizás Marco no beba tanto. Me tomé tres vasos. Creo que yo cuatro. Entonces Marco también tiene un problema con la bebida. Es una hermosa terraza. Jennie. Jennie, vamos, eres tú. ¿Verdad? Esto es una locura. Estás viva. Sí. ¿Pensaste que estaba muerta? No sabía. Digo, ¿dónde te fuiste? ¿A México? ¿Qué diferencia hace a dónde me fui? Buen punto. O sea que no te fuiste a México, es solo un cuento. ¿Y de pronto eres de Denver? Es parte de quién soy ahora. Estás bromeando. Por favor dime que es una broma. ¿Qué es esto? ¿Sabes qué? De hecho, ni te molestes. ¿De acuerdo? Solo hazme un favor. No quiero explicar esto, especialmente a mi esposa y a mis amigos. ¿Qué demonios? Quería verte. Jennie, han pasado años. Sí. Estoy casado. O sea, ¿por qué no solo tomaste el teléfono y me llamaste? ¿Y decir qué? “Hola, soy Jennie, solo que ya no soy Jennie”. ¿Acaso entiendes? Tus padres aparecieron en mi puerta, a tu padre se le salían los ojos del llanto, rogándome que le dijera dónde estabas. No tenían idea de lo que pasó. Les hice saber que estaba viva. ¿Pero no los viste? ¿O eso también era un cuento? Fui a Canton. No pude salir del auto. Mi papá murió hace dos años de un infarto. Así que radio ¿Qué quieres? ¿Tom? ¿Están listos para el pastel? Sí, sí, claro. Vamos radio Vamos a comer pastel. O sea que en otras palabras, ¿es mi culpa que seas borracho? No, digo que tal vez esa es la razón por la que decidió que necesitaba alejarse de todos por un rato. Lo siento. Pensé que el primer paso era aceptar que es una enfermedad. Que no se va. De hecho, ese no es el primer paso. Para nada. La gente puede cambiar. Su comportamiento tal vez, pero no quiénes son. Al menos la gente puede reconocer que pueden mejorar. Sí, pienso que todos quieren ser mejores personas. Chicos, esto no se trata de mejorar, esto se trata de escapar. Yo no lo llamaría así. Lo siento.



Anuncios

Deja un comentario