Radio Lobo Bajío 1040 AM

Radio Lobo Bajío 1040 AM, Online Radio Lobo Bajío 1040 AM Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

“A luchar”. Armas. TODOS: “Frentas”. Valor. TODOS: “Sí”. ¿Miedo? TODOS: “¿Qué es?” Hincad la rodilla y jurad. TODOS: “Sí”. Lucharemos hasta que los hijos de Barbarroja Radio muerdan la espuma marina. Vengad el garrotazo que le dieron al padre de vuestro capitán. Los galeones nos esperan. ¡Adelante! Mis valientes. Es por aquí. Ah, sí. Luchemos noblemente, con mucha valentía. Que no dude la gente de nuestro gran valor. La mancha de la ropa Radio se lava con jabón. Mas nuestro olor lo lavamos Radio con sangre del corazón. A por ellos, los valientes, Radio con la espada, con los dientes. Soy guerrero, huelo a sangre, Radio y la quiero combatir. En marcha. Desfilen mis valientes. No me falléis, valientes. Con las balas enemigas Radio los haremos los valientes. Los haremos gachambiras Radio y palillos de los dientes. Con paso firme y marcial Radio marchemos codo a codo a luchar. Y no se piense nadie en rendir. Y no se piense nadie en rendir Radio que es preferible morir. Con paso firme y marcial Radio marchemos codo a codo a luchar. Y no se piense nadie en rendir. Y no se piense nadie en rendir Radio que Radio es preferible Radio morir Radio A morir. ¿Se divisa al enemigo? Allí los tenéis. Desnudad los aceros. Probaréis nuestras cadenas, perros cristianos. Teñiré estas aguas con vuestra sangre. Yo te colgaré antes del palo mayor. Mal podrás, tu nave está en el abismo. Canalla. A por ellos, nos aguarda la gloria en la más grande batalla. Traedme su silencio. Adelante, invencibles. ¡Al abordaje, mis valientes! Prepárate, . Ahí van mis hombres. Mis fuerzas van, perro. Toma candela. ¡Mamá! . -Canalla. ¡Toma! Ríndete, malvado. No vencerás mi brazo. Valiente palito. Defiéndete y átate el zapato. Gracias. ¡Ah! ¡Victoria para los cristianos! Dos y media y el estómago vacío. ¿Qué le habrá pasado? Nunca se retrasa. Nunca sale por las mañanas. ¿Insinúa que es mía la culpa? Dígalo. Lo digo. Habla en inglés Qué cosas dice. La situación es grave. No dramatices, estará jugando. Sin recordar la hora. Busquémosla. ¿Dónde? Donde sea. Cada uno por un lado. Sí. Santo Dios, fuerte, inmortal Radio Marisol. ¿Son horas de llegar? ¿Cómo traes esa cara? Me he entretenido jugando. ¿Con quién? Con los hijos de Barbarroja. Los de la laguna. ¿Los de Continenza? Hace años que no nos tratamos. Y los que vais a estar. Lo de mi padre no podía quedar así. Yo Radio ¿Qué? Le he zumbado al niño en el coco. No te entiendo. Pues eso, que le di con mi espada en la cabeza. Llora ¿De qué te ríes? Pues Radio Debías avergonzarte con el ejemplo. ¿Qué dices? Han hecho falta años para que alguien lavara la ofensa. ¿Tomas en serio chiquilladas? No lo son. No lo son, tío. Que llevaba sangre en la cabeza. Tu padre también. ¿Le diste fuerte? Se lo llevaron en brazos a casa, no hablaba. ¿Qué dices? Eso. Creo que te has excedido. Tu padre no perdió el conocimiento. Pablo, creo que debes ir a casa de los Continenza. ¿Por qué no vas tú? Prometí no hacerlo. Y me hiciste prometer no pisar la finca vecina. Yo no voy. Ni yo. Coincidimos. Vamos, deprisa, niño. -Sí, mamá. No, no, no voy. Ni yo. Y hay que ir. Uno u otro, pero ya. ¿A suertes? Cara, gano yo. Cruz, pierdes tú. Cierto. Cruz. Has perdido tú, ale. Iré yo, pero en tu nombre. No será necesario. Buenas tardes. Buenas. Buenas tardes. ¡Es él! Qué alegría, no se ha muerto. No te has muerto, ¿no? Me parece que no. Qué mal rato me has hecho pasar. Qué alegría no haberle matado. ¿Me perdona usted? Dígale que me perdone él. ¿Me perdonas? Espera, me duele. Bien, usted dirá. Yo venía a pedir una explicación. Hace años fui a pedir otra y se me mandó a paseo. Eso quiere decir que me vaya. No. A mí se me mandó a paseo y yo le doy todas las explicaciones. Mi nieta se me anticipó pidiéndole perdón. En fin, tantas veces llegan los críos con chichones. Le damos demasiada importancia. O demasiada poca. Espero que gracias a una diablura Radio Ay. Perdona. Radio termine una enemistad de años. ¿No lo cree, María Victoria? Por mí. No sé qué pensará mi marido. Está en la montaña, curándose. Su marido hará bien en estar satisfecho y no toser. Porque a mí no me tose nadie. Ríe Riámonos, ha dicho un chiste, palabra. Brindemos por nuestras casas. Que reine la paz. Porque la laguna no sea una frontera entre Barbarroja y Radio perdón. Acabemos también con esos apodos. De acuerdo. Si le llaman Iván el Terrible Radio Iván el Radio ¿Me llaman a mí Iván el Radio ? ¿Has oído, Pablo? Tranquilidad, te lo llamaban, ahora no. ¿Hacemos las paces? ¿No las habíamos hecho ya? ¿Te duele? Me duele lo otro. ¿Qué? Se van a reír de mí. ¿Por qué? Por haberme pegad una chica. Era el capitán. Pero eres chica. ¿Ya no me temes? Ni en la batalla. Te vencí. Por el zapato. Estratagemas. Trampa. Si hemos firmado la paz, no podremos jugar a batallas. Sí, qué mala pata. ¿Y a qué jugaremos? ¿A qué podrán jugar un chico y una chica? Te noto satisfecho. Lo estoy. Te apetecía hacer las paces con los vecinos y no sabías cómo. Deseaba la paz tras la victoria. Lo otro sería una capitulación. El mandoble que Marisol le propinó al primogénito Radio colmó mis ansias de años. Vale mucho mi nieta. Ya no podría vivir sin ella.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.