La Mejor 92.5 San Luis de la Paz

La Mejor 92.5 San Luis de la Paz, Online La Mejor 92.5 San Luis de la Paz Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

Buenos días. Permítame que la ayude. Deje, deje, deje. No se moleste. Puedo yo sola. No es molestia. ¿Eso lleva mucho tiempo ahí? ¿Por qué me lo pregunta? Nada, simple curiosidad. Esos pasan ahí todo el día. Vienen a la mañana, se marchan a la hora de comer y vuelven a la tarde. Gracias, agur. ¿Sí, quién es? Germán, soy Txomin. Txomin Garay. ¿Quién? El camarada Dámaso Fernández. Sube, sube. Joder. ¡Es que no me lo puedo creer, tío! Ay, Dios. Bueno, me has dicho lo del camarada de Dámaso Fernández y me he quedado de una pieza. Me lo pusiste tú, ¿no te acuerdas? Sí, sí. Un día me dijiste: “Tú tienes cara de Dámaso Fernández”. Me quedé con Dámaso Fernández para toda la vida. Ay, dichosa clandestinidad. Menudas tonterías se me ocurrían entonces. Oye, ¿quieres beber algo? Igual una cerveza fría no me venía mal. ¿Inés dónde para? Murió hace año y medio. El corazón. ¿Qué dices, Germán? No sabía nada. No sabes cuánto lo lamento. Os apreciaba mucho a Blanca y a ti. Siempre se acordaba de vosotros, durante todos estos años. Ya verás cuando se lo diga a Blanca. Se va a quedar de piedra. Lo siento mucho, de verdad. Venga, Txomin. Sara tendrá que estar altísima, ¿no? ¿Sara? Ya es toda una mujer. Seguro que en el pueblo tiene que andar quitándose los moscones a escobazos. Sí, la verdad es que tiene carácter. Se parece a su madre. ¿Sabes que está estudiando periodismo? ¿Cómo qué? ¿Otra colega con el veneno en la sangre? ¿Y qué dice su aita gran empresario? Pues nada. Que se especialice en economía. (RÍEN) Te voy a enseñar una cosa. Ven, ven. Ven, pasa. No te preocupes por mis amigos, como si no existieran. Mira, esto hace menos de un mes. Casi le queman el piso al vecino. Si vieras qué miradas me echa el pobre hombre cada vez que me encuentro con él. Me dan ganas de que me trague la tierra. Si pudieran elegir, estoy seguro que estarían en la playa o plantando tomates en la huerta. ¿Y a ti no te han puesto escolta? ¿Y vivir con una sombra detrás todo el día? Ya les diré que gracias, muy amables, pero no Radio Pero Germán, si te están echando el aliento a la nuca. Te acostumbras. Txomin, tú lo has vivido. Pero no así. Yo fui Radio A tu lado fui un cobarde. Me escapé por piernas. No, de cobarde nada. Con años menos, una mujer y una hija pequeña Radio yo hubiera hecho lo mismo sin dudarlo. Lo que pasa que ahora Radio soy un hombre de rutinas. Si me las quitas no soy nadie. Escribir mi columna en el periódico, hacer la compra, estar en la tertulia con los amigos y andar por el monte. ¿Tú crees que esos pueden robarme mi vida? ¿Quién les ha dado ese derecho? (Alarma) (Sirena) (TOSE) Bueno Radio Pero si es mi hermanito de nuevo. ¿Cómo estás? ¿Y eso? Ah, mira. Toma, prueba uno. Son rellenos. No me jodas. ¿Adónde ha ido Ane? Ha ido a casa a descansar. ¿Qué buscas? Dinero. ¿Tienes monedas? Sí, sí Radio Creo que sí. Echa una en la tele. ¿Qué tal la ama? De salud fuerte, pero la veo un poco tristona. La última vez que estuvo aquí lo pasó bastante mal la pobre. Me pilló en un rato jodido. Hoy mira Radio Me encuentro bastante bien. (TV) “Las vacas de raza pirenaica, después de algunos altibajos en su evolución, se han convertido en unos animales fundamentales para las explotaciones. -¿Paco Porras con quién se ha casado? -Se ha casado con su Radio novio, ¿no? En la boda muchísima gente”. (TOSE) ¿Hay algo interesante en el periódico? Anoche quemaron un cajero cerca de aquí. No han detenido a nadie, claro. Tranquilo. A esos les va la caza menor. La patronal se la dejan a los mayores. ¿Los dineros los tienes bien guardados en Suiza por si acaso? ¿Sabes una cosa, Koldo? No voy a discutir contigo. Me niego. ¿Por qué no? ¿Qué pasa, que te doy pena o qué? Aprovecha el momento, hermanito, que me queda muy poco. ¿Qué tal lo lleva Blanca? Regular Radio Todavía se despierta con la bomba en los oídos. ¿Y las cartas, te siguen llegando? Al principio sí, me llegaba alguna que otra. Supongo que para que no me olvidase de ellos Radio Se equivocaron contigo Radio Te veían tan serio, tan abertzale, tan católico. El hombre respetable que después de comulgar, paga hasta el último céntimo. Cesta de navidad incluida. ¿Por qué tenías que ser tan cabezón? A veces hay que plantarse y decir “no”. Ah, me olvidaba. Tú siempre has sido el modelo ideal. La gran esperanza de la familia. El hijo perfecto. ¿Quieres dejarlo ya, Koldo? El aita te ha educado para que dedicaras tu vida entera a la empresa. La empresa siempre por encima de todo. Por encima incluso de sus hijos, sobre todo del inútil del pequeño. No digas chorradas. Ese proyecto de pelotari que en palabras suyas se quedó en concejal etarra Radio (TOSE) Tranquilízate, hombre. Bebe un poco de agua, anda. Los veo. Los veo como un tren que arrasa todo lo que pilla por delante antes de descarrilar. ¿De qué hablas? Entre ellos y Madrid van a hundir este pueblo en la miseria. Un día mataron a César. Tú no le conociste. Un chaval majo. años, contable. Recién casado. Cuando le preguntabas, ni él sabía responderte cómo había terminado de concejal del PP. A las horas, según pleno extraordinario en el ayuntamiento, tuve la ocurrencia de condenar el atentado a título personal.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.