Rclasicos

Online Rclasicos Radio en vivo internet México. Radios La calidad y la emisión continua.
Información De Contacto… Sus comentarios son importantes para nosotros.
Teléfono: 6622976724
Email: [email protected]
Voy! Es. nuestro piso. Sí, papá. Todos nuestros ahorros están aquí. No nos van a quitar nada. Si presentamos la denuncia esa al juzgado, nos anulan la hipoteca y ya está. Qué van a anular, Sonia? Que sí. No van a anular nada. Estos no anulan nada. No es el banco, es el juez. Pero hay que presentarla ya. Por eso necesitamos los setecientos euros. Yo no tengo setecientos euros. Seguro? Seguro que no tienes nada? Ven. Entra. Siéntate. Mira. Aquí tenemos. doscientos treinta y siete euros con cuarenta céntimos. De las propinas. Tu madre siempre soñó con ir a París, y en un par de años o así, pensaba llevarla. Ahora, lo importante es. que no nos saquen de aquí, Sonia. Sí, papá. Pero con esto no nos llega. Por qué no bajas un momento y sacas de vuestra cuenta lo que falta, y ya está? Es que yo solo tengo ciento veinte euros. De la cuenta no podemos sacar, es el dinero para los recibos. Yo os lo devuelvo pronto. Que no, que no. De ahí no se saca. Olvídalo. Además, tu madre se enteraría. Bueno, pues hablo yo con ella. Tu madre no sabe que te avalé, Sonia. Cómo que no lo sabe? Papá. Tú no me dijiste que hablaste con ella? Cómo puede ser que no sepa que nos avaló? Porque el piso está a mi nombre. Entonces, mamá no sabe nada. No. Y si se entera, la matas. Cómo que si se entera? Mamá se va a enterar, queramos o no. No, no, no. “No, no, no” no. Que sí, papá. Es que si no pagamos, os van a echar del piso. Como nos echaron a nosotros. Cómo no se va a enterar? De aquí no nos echa nadie. Si no presentamos la denuncia, sí. Ya encontraré yo lo que falta. Cómo? Mamá! Un momento. De dónde lo vas a sacar? De donde sea, Sonia. De donde sea. Mañana lo necesito sin falta. Si el viernes no lo tenemos, nos echan. Que sí. Mamá, ven! Voy, voy! Seguro, eh? Que sí. Ve, vamos. Y dónde está mamá? Con las amigas. Vendrá a cenar? No lo sé. Bueno. Sí, pero el pelo así para arriba. Y me quemo la oreja. Pero ese pelo ya te lo he visto. Para la boda. Para la de mi sobrina? Ah, claro, es verdad. La que estaba embarazada. Esa misma. Y cómo le fue al final? Pues muy bien. Nada que ver con mi hija, con ese Dani que tengo atravesado. Es que ese chico no. Pues claro. Tienes una hija para darle todo lo que la vida te ha negado, y ni trabajo y casada con ese inútil. Hasta clases de piano le pagué. Fíjate. Si no fuera por mi nieta. Y le gustaron las deportivas? Anda, que cuando yo era joven. Me cago en la mar! Anda que no he ligado. Pues sí. Así. Así. Así los tenía. Así, así, así, así. Quién me mandaría a mí casarme con ese mondongo? Mondongo. Pero relájate, está muy tensa. Que se te suben las tetas. Es verdad, espérate. Qué pasa? Uy. Todos mirando. Pero bueno! No paran de mirar; les gustas. Vamos. Venga, sí. Venga, va. No tengo nada. Dos gintonic y. Perdón. Tres gintonic y un vodka limón. Hola. Hola. Los pagamos nosotros. Uh. Venga. Gracias A mí me gusta el de las gafas. Ese me gusta a mí. Sí. Gracias. Oh. Sí, sí sí. Raquel, Raquelita. Esos van de caza. Ya te digo. Yo, si no tuviera a mi Paco. Qué tu Paco? Deja a Paco en paz, hombre! Ay, el Paco. Mira. Venga! Por Paco. Por Paco. Por Paco. Guapa, me haces un hueco? A ver, cómo suena? Reina de la morería, no estés triste como el tigre. Pon sonrisa de planeta, que serán tus mañanitas. Guapa, princesa y coqueta, corona de margaritas. Verde, verde esperanza, el trigo verde, verde bonanza. Verde el cocodrilo, el monte verde, ciudad esmeralda. Verde, que te quiero verde. verde rebelde, verde añoranza”. “Verde, el chile verde, verde que duele, verde que pierde”. Verde, que te quise verde. “Verde, que te quise verde”. Verde como la tortuga y tus ojos. “Verde como la serpiente y el musgo”. Como un cucurucho de menta y palmera de un oso perezoso. Guapa tiene que ser. la que de verde, verde, verde. se puede poner. “Guapa tuvo que ser la que de verde, verde, verde se pudo poner”. Guapa tuvo que ser la que de verde, verde, verde se pudo poner. Tanta culpa que no es mía; tú la tuya y yo la mía. Cambio gusto, rumbo y rima. Mi mamá ya no me mima. Cambio cromo, culpa y pena. sin pecado concebida. Reina de la. morería. Reina de la morería. Reina de la morería. Ven aquí Déjame Qué te pasa? Qué te pasa, hombre? Que me dejes, hostia! Qué te pasa? Ven aquí. Adónde vas? No, no, me ha ido normal, bien. Pero se lo has contado o no? Bueno, no exactamente. Jaime. Que no era para hablar de eso. Era un control, ya está. Y qué? Eres un profesional; para eso están. Se lo cuento, y qué? Me mandan a Tráfico Quizá estarías más tranquilo. Además, yo no me hice policía para poner multas, . Para hacer desahucios tampoco. Mira cómo te pusiste en el de la niña. Eso fue un día. No era la primera vez. Bueno, ya, pero, , cada vez que pienso adónde irán. A ti no te pasa? Seguro que encuentran algo. Que nadie se queda en la calle, . Cumplimos con lo que manda el juez. Sí. Y si no pueden pagar la hipoteca, no haberla pedido. No pagas tú la tuya? Mi ex. Bueno, es lo mismo. Para qué quieren los bancos esa de pisos? Haz tu trabajo y no te comas el coco. Jaime, lo que tienes que hacer es salir, divertirte. Sí. Si quieres, salimos a tomar algo esta noche. Si te apetece. No, si tengo a mi hijo. Vaya Sí. Abandonen la vivienda, por favor. Vale. Esta. Va, va. Lo veis? Vale. Cuál es la idea? La idea es vender seguridad, porque eso le interesa a la gente. Sobre todo, a las familias, y más si tienen críos. Por eso les hacemos la demostración, para que la vean en acción. Yo no fumo. Yo tampoco. Da igual, sin tragárselo. El tema es que cuando el cliente ve cómo suena, le colocas un par, o más. Por qué? Porque lo ve. Porque lo entiende. Y luego está el precio. En las tiendas, está sobre. Sobre cuánto diríais que está? Ni idea, no? Esto está sobre los veintitrés o veinticuatro euros. Por eso nosotros las vamos a vender a veinte euros. Y yo os dejo cada una a diez euros. Es decir, que por vuestra cara bonita, ya os estáis llevando la mitad del beneficio. Y por cada diez que os quedéis., os doy una de regalo. Y cuántas se venden más o menos al día? Un día bueno, llego a vender. así sin agobios, fácil, unas treinta. Y parándome a tomar mi cafelito. Pero si las queréis., me las tenéis que pagar ahora.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.