MX: Exa FM 106.9 Ensenada

Exa FM 106.9 Ensenada, Online Exa FM 106.9 Ensenada Radio en vivo internet

No, sólo he dicho que es una coincidencia. Mi mujer no atraviesa las paredes. Eso es evidente. Pero aquí hay una cita histórica de La Voisin, en la Cámara Ardiente. ¿Sabe que La Voisin, la bruja, era amiga de la Marquesa? Lea aquí. Interrogada sobre este fenómeno, La Voisin respondió: Yo era capaz de atravesar las paredes o las puertas cerradas, Sólo tenía que untar mi cuerpo con una sustancia para poder hacerlo. ¿No van a bailar? Para Mathias Desgrez era el salón de la alegría y el baile. Quería dejar su casa en medio de los valses de su juventud. ¿Por qué no? Él podría estar mirando. ¿Señora? La acompaño en el sentimiento, señora. Es muy amable. Estoy muy sorprendida, el Sr. Desgrez se encontraba mejor. El último ataque fue más fuerte. Un poco más fuerte. Permítame decirle, como amiga, Si yo perteneciera a la familia Radio ¿Qué haría? Me preguntaría por qué después de tantos vómitos inexplicables, un huevo batido pudo provocar esa catástrofe. ¿Está insinuando que Radio ? Sí, señora. Si desean verle por última vez Radio Tenemos que hablar. ¿Ahora? No puede esperar. Ven. Procura detener el funeral, o voy a gritar asesino. El vaso que rompiste accidentalmente, recogí los trozos de la basura. Por favor, cállate. Contenía arsénico. Quiero una investigación y la autopsia. Está bien, pero no grites. Tenemos que ir a la policía. Primero hay que asegurarse. Tengo el análisis. Hay que evitar el escándalo. Esto ya ha sido bastante malo. Mira toda esa gente, no entiende nada. Ahora te tengo y no voy a dejar que te vayas. Y el Señor dijo: “Vive con equidad y observando la justicia”. Porque la hora de mi llegada se acerca y mi justicia os será revelada. Nos hemos reunido aquí para dar el último adiós a Mathias Desgrez. Heredero de una larga lista de antepasados muertos trágicamente. Víctimas, por así decirlo, de una extraña maldición. Mathias Desgrez se había apartado hace tiempo de la sociedad. Tal vez temiera la mano misteriosa que golpea implacablemente entre las sombras. Hoy la muerte se lo ha llevado sin violencia. Y la cadena infernal que le unía a sus antepasados por fin se ha roto. Mathias Desgrez, ha encontrado para siempre el descanso y la paz eterna. Bien, bien Radio En ese pequeño cristal has encontrado restos de arsénico. Restos, no es suficiente. El tío Mathias no opinaría como tú. Sólo la autopsia nos dirá la causa de la muerte, y yo insisto en ello. En el cadáver de un hombre que ha tomado tantas medicinas, ¿qué van a encontrar? Cada experto tendrá una opinión. Lucie interrogada porque Augusta tenía alucinaciones. Un policía paciente puede conseguir confesiones increíbles. ¿Quieres eso? Tú sabes que estaba con nosotros en el baile. Me fui del baile durante media hora. ¿Qué has dicho? Te mentí. ¿Volviste aquí? ¿Tú subiste el vaso? No. Un desconocido me telefoneó. ¿En pleno baile, con nuestros amigos? Así fue. Quería contarme que tú tenías una amante. Y si iba al jardín me enteraría enseguida. Pasé toda la noche en la misma mesa de bridge. Una mujer enamorada de su marido siempre tiene miedo. Busqué por todo el jardín. Poco después la Sra. Henderson te vio en las escaleras. Pero yo no vine aquí. Tu problema doméstico puede esperar. Primero la autopsia. Después, que la policía haga su trabajo. Pero primero la autopsia. Las cosas están peor de lo que yo pensaba. Bien, la autopsia. Pero antes de llamar a la policía vamos a asegurarnos de que murió por tu arsénico. ¿Mi arsénico? Yo diría que el tuyo. El Dr. Hermann puede realizar la autopsia. Si encuentra veneno prometo llamar a la policía. Es ilegal y él no aceptará. La ley no le importará, déjamelo a mí. Lo hará, y ante testigos: Michel Boissand, Henderson. El doctor era amigo de Mathias, vamos a ver qué decide. Stéphane. Vamos. Hay alguien arriba. Oigo los pasos otra vez. Es sólo su imaginación. No se oye nada. Póngalo ahí. ¿Han oído eso? He visto a Mathias Desgrez Radio encima de los sauces. Salió de entre la niebla. Ah, hola, ¿se ha recobrado de la impresión? Más o menos, pero mi mujer ha pasado una noche terrible. Estas cosas le afectan de forma anormal. Cuando se sufre de los nervios Radio Quise llamar a un médico, pero ella sólo quiere verle a usted. Ya no practico la medicina. Si le cuento a alguien lo que pasó hace tres días pensará que estoy loco. Muy bien, voy a lavarme las manos. Seguro que mi mujer sólo necesita dormir. Se equivoca, ella se despertaría, como si estuviera en una pesadilla. Le da un pellizco fuerte y se acabó. ¿Ocurre algo más? Marc está a punto de llamar a la policía. Tenía una llamada urgente de negocios. Se ha ido dejando a su mujer aquí en un estado terrible. ¿Y Stéphane? No ha pasado aquí la noche. Tiene el cadáver, ¿eh? Es increíble, ¿no? ¿Qué va a hacer usted? ¿Yo? Somos testigos, el silencio nos convierte en cómplices. Si Marc se lo cuenta a la policía Radio Es verdad. Después de todo, mi mujer y yo no tenemos nada que ver en este asunto. Bueno, no es así. Y no es culpa de su mujer si el difunto Mathias se le aparece por la noche. ¿Dice que su mujer no se encuentra bien esta mañana? Desde que murió el viejo yo he dormido profundamente, pero las reacciones de Marie me sorprenden. Póngase en mi lugar, ¿no estaría preocupado? ¿Es usted o su mujer quien necesita de mis servicios? ¿Quién mató a Mathias Desgrez? ¿Le mataron? No tengo ni idea. La cuerda que había en el ataúd me hace sospechar en la magia negra, es un conjuro usado en brujería. ¿Sabe qué son los no muertos? ¿Los qué? Los no muertos. Los que no mueren nunca. Los que nunca encuentran la paz, ni siquiera en la tumba. Están expiando un crimen imperdonable. Créame, todo lo referente a la muerte es y será siempre muy misterioso. ¿Y Marie? ¿No va a hablar con ella? Averigüe qué la perturba desde que llegamos. No sé qué hacer. ¿Usted? Tómese un par de aspirinas con un poco de agua. ¿Hola? No, soy la cocinera. El Sr. Desgrez está en su oficina. Es para usted. ¿De parte de quién? ¿Perdón? Es un amigo. ¿Hola? Déjeme en paz, por favor. Si esa persona vuelve a llamarme, dígale que me he ido, enferma, muerta. No estoy aquí. ¿Hola? Es el señor. ¡Oh, señor, debería venir a casa! Hola, ¿eres tú?



Anuncios

Deja un comentario