MX: La Mejor 103.3 FM Ensenada Ensenada

La Mejor 103.3 FM Ensenada Ensenada, Online La Mejor 103.3 FM Ensenada Ensenada Radio en vivo internet

Desgrez ha muerto con gran sufrimiento y Marie D’Aubray se encuentra bien. Una venganza justa. ¿Qué quiere de mí? ¿Por qué me hace daño? ¿Por qué? ¿A qué hora falleció el Sr. Desgrez? Como le dije al doctor Radio Por favor, Sra. Henderson. Mi tío se tomó lo prescrito por el Dr. Baxter a las . Anoche fuimos todos a una fiesta y nos acostamos tarde. No fue hasta esta mañana Radio Debió ser entre las dos y las tres. Supongo que sí. Bien, pondremos el día de hoy como fecha de la muerte y Radio firmaré el certificado para el entierro. Señora, mi más sentido pésame. Bueno, lo de los médicos está resuelto, ahora la herencia. Tenemos una cita a las , pero primero tengo que organizar el funeral. Nos vemos en el abogado. Allí estaré. ¿Vas a acompañar a Stéphane? ¿Tengo que ir con él? Anda, ve. Sra. Henderson, siento haberla cortado, pero iba a contar esa absurda historia. Lo vi tan claro como le veo a usted. Mi mujer fue al baile y no se marchó. Su historia de fantasmas no le interesa a nadie. Guárdela para Halloween. Pero, Sr. Marc Radio Es un consejo. ¡Y una orden! Entonces, ¿está muerto? Anoche, y los documentos certifican que todo está bien. ¿Qué te dije? En sólo meses estará fuera de tu camino. Es arriesgado. Pero nadie lo sabe. Un poquito de arsénico cada día, la enfermedad empeora con regularidad, un día sólo un poco más Radio y se acabó. Había días que me desesperaba. ¿No confiabas en mí? Estuviste maravilloso, cariño. “Srta. Schneider, cometerá un acto profesionalmente imperdonable”. Fue una buena actuación. Ahora no. ¿Por qué no? Voy a llegar tarde. Tengo que ver a los abogados. ¿Vas a volver? No sé si podré. Tengo un presentimiento. ¿Qué te preocupa? Algo extraño está pasando. El ponche con el arsénico, ¿lo pusiste en el frigorífico? Claro, delante de todos. ¿Y no volviste a tocarlo? Imposible, fui a reunirme con mi amiga. Estuve con Elsa toda la noche. La Sra. Henderson dice que cuando fue a coger el vaso, éste no estaba. Y afirma que no fue ella quien lo subió arriba. Entonces, ¿quién lo hizo? Ella vio a una mujer. Lucie. Iba vestida para el baile y le dio la bebida al viejo. Y ahora viene lo más gordo. Lucie atravesó la pared. Es mentira, está loca. No parece estar mal de la cabeza. Puede que ella no lo subiera, pero el vaso estaba en la habitación. Así que lo rompí y lo tiré. Veamos, ¿tu mujer estaba en el baile? Sí, conmigo. ¿Y no salió nunca? No. Ella podría haber ido a comprobar si el viejo estaba bien. Ellos se detestaban cordialmente. No quiero hablar mal de tu mujer, pero ¿no tendrá el valor y la audacia de Radio ? No, la Sra. Henderson lo soñó. Si sospecharan y le hicieran la autopsia Radio entonces pobre Lucie. ¿Por qué iban a sospechar de alguien ahora que se ha terminado? No te preocupes. Sólo hay una mujer que te amara tanto como para hacer esto. No es Lucie, soy yo. ¡La vida es bella! ¿No te sientes con ganas de cantar? No es el momento. Te gustan las joyas y las vas a tener. Y pieles, y pares de zapatos, criados y coches Radio ¿No quieres todo eso? Sí, claro, pero a esta velocidad, pronto no voy a necesitar nada. Tienes razón. Vamos a reducir la velocidad. ¿Por qué mentiste esta mañana? ¿Yo? Cuando Marc te preguntó si te habías ido del baile. No me fui. ¿Quién te llamó por teléfono? Aquel criado no sabía por dónde empezar. Para encontrar a la Sra. Desgrez en medio de un baile de máscaras. Yo estaba cerca y te señalé. Después desapareciste durante media hora. ¿Es que mi hermano tiene un competidor? Hacía mucha calor y salí al jardín. Por supuesto. A mí no me importa, es asunto tuyo. Que lo disfrutes. El testamento de un loco no es válido. El tío tenía derecho. Me ha desheredado en tu provecho. Te ha dejado una pensión. No estoy pidiendo caridad, quiero lo mío. Si hubieras mostrado un poco de afecto Radio ¿Te refieres a esos dos? Dale una sartén para vomitar. No levantes la voz. Ya me oirás en el tribunal. Las indicaciones que ha dejado para su funeral Radio son la prueba evidente de que Mathias había perdido la razón. ¿Quieres montar un escándalo? No me importa cargarme tu reputación. Te darás cuenta de que es igual que ser juzgado. Mira, Stéphane Radio Déjalo, siempre fue ruin con el tío. Augusta, Frederic, son testigos. ¿De quién fue la culpa? ¿De Stéphane o mía? ¡Gracias por nada, cabrón! Este hombre, este loco le ha dejado su fortuna a mi hermano. Con la condición de que me pague los cigarrillos. Y solicita que sus restos sean puestos en la finca. Este loco también quiere que haya música y bailemos alrededor de su ataúd. ¿Crees que voy a bailar en tu honor, brujo? Estaba loco con su magia y sus fantasmas. Y mujeres que atraviesan la pared. Vamos, ¿cree usted en esas tonterías? ¿O cree que Marc y su mujer le ayudaron a escribir su testamento? ¡Basta! ¿Me vas a acusar de haberle envenenado? ¡Eres capaz de eso! ¡Maldito, ahora ésta es mi casa, así que lárgate y no vuelvas! Ya nos encontraremos. Estaba loco, completamente ido. Y dijo cosas imperdonables sobre mí y Lucie. ¿Y qué? Son sólo palabras. Y lo peor Radio acusa a mi mujer de haber provocado la muerte de mi tío. ¿Y qué más? Él cree en esa ridícula historia. ¿La visión de la Sra. Henderson? ¿Cómo lo sabe? Ella me lo contó. A mí también. Le prohibí hacerlo. No puede evitar que una anciana hable. De todas formas, nadie la cree. Excepto Stéphane. Y si la historia llega a la policía, usted sabe que interrogarán a Lucie. Tengo mis defectos, como todos los maridos, pero Lucie es mi mujer, no permitiré que nadie la ponga en peligro. Sólo es un heredero frustrado. Para apaciguarle, recuérdele que además de la fortuna y todo lo demás Radio usted también va a heredar la maldición. ¿Qué? El cabeza de la familia Desgrez ahora es usted. Espero que no sea supersticioso. Nunca se sabe cuándo el doctor está bromeando. Nunca. Siempre. El padre de Mathias murió atrapado por una sierra mecánica, su abuelo desapareció en los pantanos. Si retrocedemos en el tiempo Radio todos los Desgrez han tenido una muerte violenta. Mathias Desgrez ha muerto con años. Cuando apareció Marie D’Aubray, se murió de repente. Permítame decirle, doctor, que ha tenido muy poco tacto.



Anuncios

Deja un comentario