MX: Los 40 Ensenada 101.1 FM Ensenada

Los 40 Ensenada 101.1 FM Ensenada, Online Los 40 Ensenada 101.1 FM Ensenada Radio en vivo internet

¿Qué piensa usted de él? ¿De quién? El Doctor Hermann. ¡Es extraño! Éste es el castillo donde haremos el baile esta noche. ¿Asistirá usted? Encontraríamos fácilmente un disfraz. No sé bailar. ¡Y Michel tampoco! ¿Aún en la luna de miel? Sí, aún. Toco madera. ¿Usted no ama a su marido? Sí, yo le adoro. Pero la vida es difícil, y los buenos sentimientos se estropean con los problemas cotidianos. Tiene razón. Pero pronto será muy rica. ¿Cómo lo sabe? Lo sé. Estoy segura. Gracias por la buena noticia. Frieda. No, Sr. Stéphane. ¿Me dices que no antes de preguntar? Porque sé lo que me va a pedir. Esta noche, dejaré el baile y me colaré en tu habitación. Como guste. Y me meteré suavemente en tu cama. Si eso es lo que quiere Radio No estaré allí. Es mi día libre. Dígame, ¿le gustaría algo más? Todo perfecto, señora. ¿Seguro que no quieren acompañarnos? He insistido, pero Radio Me duele la cabeza. ¡Qué pena! Aquí nadie se libra de la depresión o el dolor de cabeza. Ya he pasado antes por esto. La invitación dice que la cena es a las , pero yo no contaría con ello. Hay más de personas. Marqués, páseme el salchichón. ¿Lo estás preparando para mí? No, para su tío. Sí, necesita mimos. Es tan adorable. ¿Pueden hacerme otro sándwich de queso, por favor? ¡Es un picnic! Señora, voy a dejar el vaso del Sr. Mathias en el frigorífico. Debe tomárselo a las once. Confío en usted. Lo siento, pero no voy a estar aquí. ¿No estará? ¿Quiere decir que no estará aquí a las once? Hace una semana informé al señor y la señora de que esta noche no estaría. La misma noche que Frieda. Imposible. Yo les avisé. Es cierto, lo olvidamos. Srta. Schneider, no se puede ir. Telefonee y suspenda su cita. Lo lamento, no es posible. Insisto en que se quede. Es imposible. ¡Cometerá un acto profesionalmente imperdonable! ¡Si abandona su puesto esta noche no se moleste en volver! Bien, entonces he terminado. Disculpen, no pude evitar escuchar. Yo podría llevarle el vaso. No será necesario. Yo se lo llevaré. No es la primera vez. Es muy amable, Augusta, pero eso significa que mi tío estaría desatendido. Nosotros nos quedamos en la casa. Y dos de nosotros en el pabellón. Para uno que no quiere tener compañía cuatro son demasiados. Toma, conduce tú. ¿No vienes conmigo? No, está cerca. Prefiero caminar. Hasta mañana. Que lo pasen bien. Vamos adentro. Augusta. Augusta. Oh, las once. ¿Señora Lucie? Señora, el Sr. Mathias está muerto. ¿Cómo lo han matado? ¿Matado? Tuvo otra crisis anoche. Llamamos y no respondía, así que tuvimos que derribar la puerta. Michel, Michel. El viejo ha muerto. ¿Qué? El viejo Desgrez ha muerto. Lo siento. ¿Yo estaba durmiendo? ¿Qué hora es? Las :, nunca había dormido tanto. No pude despertarte anoche. Hacía calor y te acostaste tarde. Lo recuerdo. Estaba sudando. Tenía sed y me diste algo. Agua. Todavía estoy sediento, ¿hay agua por aquí? ¿Qué vamos a hacer aquí ahora que están de luto? Estrecharles la mano y ofrecerles nuestro más sincero pésame. Aunque dudo que les haya roto el corazón. ¿Estaba buena? ¿Es verdad que se ha terminado? Pobre tío, yo no quería esto. Intenta comportarte. No tiene buen aspecto. ¡Cuánto debe haber sufrido! No sufrirá más, es un consuelo. No será el único. ¡Basta ya! Claro, tú estás abrumado por el dolor, al borde del colapso. ¡Déjame en paz! ¿Puedo ser de ayuda? Sí. Telefonea al Dr. Baxter y dile que llame al juez de instrucción. Ahora mismo. Escucha Radio ¿A cuánto asciende su fortuna? Una gran fortuna, supongo. Una fortuna enorme dividida entre dos Radio ¿no te parece? Ya lo esperábamos, pero aún así es un golpe terrible. ¿No notó nada raro a las ? ¿A las ? Yo estaba bailando. Pero cuando volvió Radio ¿Hola? ¿Volvió? ¿Dr. Baxter? Soy la Sra. Desgrez. Nuestro tío Mathias ha fallecido. Sus trajes eran harapos. Era un buen tío que economizaba para dejárnolo a nosotros. ¿Has visto el libro que estaba leyendo? ¿Le ponemos una corbata? Una pajarita, es más alegre. Nuestro tío estiró la pata con la nariz metida en la brujería. Lo que siempre leía. Imagínate que descubrió la fórmula para volver de la muerte. ¡Cucú, he vuelto! No tiene ninguna gracia. ¿Qué está haciendo aquí? Intento descubrir una abertura en la pared. Se ha vuelto loca. No me lo invento, Sr. Marc. Yo lo vi a las :. ¿Cuando le trajo el ponche? Yo no lo traje. Cuando entré en la cocina no estaba en el frigorífico. ¡Había desaparecido! Un espíritu. No es para reírse, Sr. Stéphane. Vi a la Sra. Lucie subir las escaleras. Le hablé, pero no respondió. La señora estaba en el baile. No, estaba en la escalera. Bueno, empieza la brujería. Así que la seguí y la señora estaba aquí hablando con el Sr. Mathias. Pero usted Radio ¿Desde dónde los vio? Desde allí. ¿Desde dónde? Bueno, por el ojo de la cerradura. ¡Qué vergüenza, Sra. Henderson! No, era como un sueño, no sabía qué pensar. Estas cortinas estaban entreabiertas, así que miré. ¿Y entonces? El Sr. Mathias se bebió el vaso, la Sra. Lucie lo cogió Radio y se fue. ¿Y atravesó la pared? Sí, justo entre las ventanas. Se lo juro, por aquí. Los doctores estarán aquí dentro de una hora. ¿Te fuiste anoche del baile? No, ¿por qué? La Sra. Henderson afirma Radio Vi a la Sra. darle el ponche al Sr. Mathias, y después la vi Radio atravesar la pared y caer al jardín sin sufrir ningún percance. ¡Tengo buena vista y no estoy loca ni senil! Sra. Henderson, usted estaba durmiendo a las y se despertó bruscamente. Fue como un sueño, usted lo ha dicho. Puedo haberlo dicho Radio pero no fue un sueño y yo no recogí el vaso Radio Ahí está. ¡Mary, date prisa! Ya sé que no nos importa, pero debemos cumplir con las formalidades. ¿Qué? No sé Radio los trámites Radio Velar al viejo. No me obligues a verlo otra vez. No quiero hacerlo. Te asustaban sus ojos. Ahora están cerrados. ¿Qué te pasa? No puedo dormir. Hace calor. Tómate un baño, relájate, y yo les diré que blablabla. Me voy Radio con el estado de ánimo apropiado. Eran sus flores favoritas. Él llevó a los escépticos al otro lado del misterio. Quería enseñarle muchas cosas a su marido. Si quiere, se las mostraré a usted. ¿Ha pensado en su muerte? Ha sido lo contrario de lo que sucedió en el pasado.



Anuncios

Deja un comentario