MX: Fiesta Mexicana Ensenada 97.9 FM Ensenada

Fiesta Mexicana Ensenada 97.9 FM Ensenada, Online Fiesta Mexicana Ensenada 97.9 FM Ensenada Radio en vivo internet

esperarán. Todas las promesas de mi amor se irán contigo, me olvidarás, me olvidarás. Junto a la estación hoy lloraré igual que un niño porque te vas, porque te vas, porque te vas, porque te vaaaas. Todas las promesas de mi amor se irán contigo, Era rico y construyó el castillo porque estaba enamorado de una dama. Mi tía murió y yo me quedé con este trasto. Para ver esta obra de arte sigan al guía. Dile a Stéphane que no quiero verle. Cuando no viene usted se vuelve loco. Porque él se niega a admitir que yo existo. Y cuando viene se enfada. Porque sé a lo que viene. Él no es muy bueno. Pero es más divertido que su hermano. No quiero verle. En cuanto a mis invitados, no me fío. Ese joven es normal. Fuma en pipa, cosa que odio. Pero la mujer parece interesante. La medicina. No, no sirve para nada. Voy a afeitarme y a ponerme la corbata. Eso es amor a primera vista, ¿eh? Bébaselo. ¿De verdad me quieres? Sí. Nunca he podido resistirme a una chica guapa. Lo malo es que soy tan poca cosa. Admiren, por favor, la atmósfera íntima de este gabinete. Columnas de mármol, cristal de Bohemia Radio techos decorados estilo Miguel Angel. Guirnaldas por todas partes, festones y Cubanos. Aquí tuvieron lugar muchísimas orgías extravagantes. Quince años de juergas y sorpresas. Valses, polkas y mazurkas. Y cuando murió la dama, el tío Mathias volvió a su habitación y le echó el cerrojo a todo. Se acabaron las fiestas, el champán, casi no come. Y en cuanto a entretenimiento, bueno Radio Mi marido está aquí para trabajar. ¿Es usted médico? ¿Médico? Soy escritor. Soy redactor de la revista “Historia Viva”. Y como su antepasado era Emile Desgrez. Oh, sí, el policía. Desgrez fue, a mi entender, quien detuvo a la famosa envenenadora, la Marquesa de Brinvilliers. Sí, era su amante y la entregó a la policía. ¡Un caballero! Parece que aquí hay muchos documentos inéditos que su hermano me ha invitado a consultar. Los detalles de esa vieja historia nunca me han interesado. Señora, ¿qué opina usted? Yo creo que algunos muertos no deberían resucitar. Te olvidas de que resucitarlos forma parte de mi trabajo. ¿Desean ver su habitación? Hasta luego. Una vieja campana anuncia el desayuno, escaso, y la cena, frugal. Disculpe. ¿Vas a salir? De la forma que crece la hierba por aquí, pronto será imposible entrar en la propiedad. ¿Cómo podrá vivir en esta ruinosa ratonera? Todo sigue igual. Yo también preferiría Deauville o St. Tropez, pero hay que tener paciencia. Sí, pero ¿por cuánto tiempo? Todo el que haga falta. Hola, Frederic. Buenos días, Sr. Marc. Buenos días, señora. Sus invitados llegaron antes. Mi coche se averió. ¿Es su coche? Mi última adquisición. ¿De dónde sacaste el dinero? Tuve suerte en el juego. ¿Has visto al tío? No, todavía no. Podrías mostrarle un poco de interés. Está enfadado conmigo otra vez. Le duele la vida que llevas. ¿Por qué? Tu último escándalo en el Grand Hotel. Soy joven, vivir es divertido. Si quieres un consejo Radio No me interesa. Oh, acabáis de saludaros y ya empezáis otra vez. Ve a saludar a tu tío, yo voy a mi habitación. Vamos, Stéphane. Lo llevo al garaje. Lo siento por ti, Lucie. Marc es muy aburrido. Te encanta provocarle. Le dolió ver el coche. Marc se ha enfadado porque sus clientes no pagan. ¿No pagan Radio o no vienen? Tú siempre tan desagradable. Marc es muy particular en los casos que defiende. Pero en unos pocos años Radio Yo no puedo esperar. ¿Vendes muchos coches? Me defiendo. A decir verdad, el Porsche no es mío, es de un cliente. Pero no se lo digas a Marc. Déjame pincharle un poco. Es tan divertido. Sra. Henderson, tendremos un invitado más esta noche. Quiero que el doctor Hermann conozca a nuestros amigos. Puedo hacer una tortilla de primero. No, sólo la sopa, una buena sopa. Muy bien, señor. Buenas tardes, Srta. ¿Cómo está nuestro paciente? Estaría fenomenal si no fuera por esas maldiciones. ¿Qué dice el doctor? Lo mismo, y que siga con la dieta blanda. ¿Es una carga difícil? Últimamente, el Sr. Desgrez no sale de la habitación. Ejercito mi paciencia. Usted tiene mucha. Se lo agradezco. ¿Quién es? Soy yo. Marc. Adelante. No recuerdo cómo se hace el nudo. Hazlo tú. Oh, limpio y afeitado. Hoy pareces más alegre. El jueves pasado tuve otro ataque. Creí que era el final. La Srta. Schneider dice que lo estás haciendo bien. Claro, a su edad, ¿qué puede saber? ¿Sabes que el Sr. Boissand ha llegado? Oh, sí. El joven que viene a investigar la leyenda Desgrez. Pude verle a él y a su esposa. Él es más mediocre, pero ella me gustó enseguida. Hoy en día no se conoce el buen linaje. También sé que tu hermano está aquí, pero no quiero verle. Él aún está preocupado por tu salud. Sí, pero es un experto en contar las semanas que me quedan de vida. Sé que está calculando, pero no se le dan bien las matemáticas. Mi mujer quiere saludarte. Más tarde, no hay prisa. ¿No tienes la sensación de que éste es un lugar bastante extraño? Eres el único que quería venir. Por necesidad profesional. ¿Para ver a un viejo loco? Descendiente directo del famoso Desgrez que encarceló a la Marquesa. Trabajo de documentación histórica.



Anuncios

Deja un comentario