94.3 FM XHUGG

94.3 FM XHUGG, Online 94.3 FM XHUGG Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

No te preocupes. Ella vendrá por sí misma Radio Ella está un poco ocupada. Sí, estoy bien. Estoy bien. De acuerdo, adios. Juro por mi vida que no quería lastimar a nadie. ¿Le dijo esa mujer que viniera esa noche? Esa mujer me había estado enviando mensajes por al menos un mes. Ella dijo: “Si todavía tienes la camioneta, ven, quiero verte”. Y le envié mensajes, “Ahoo, querida, lo siento Radio no me siento bien. No puedo ir.” Ella no quiso escuchar. No importa cuántas veces le llamé, ella nunca contestó. No quería hablar conmigo. Esa noche, pensé que yo iba a entrar y hariamos las pases. ¿No sabía que ella se había mudado? Dios sabe que no tenía ni idea. Juro por la vida de mis hijos. Usted abrio la puerta y entró. Vio el mobiliario diferente, ¿cómo es que está diciendo que no lo sabía? Entré, vi un montón de cosas, la bicicleta que me había comprado. Pensé que tal vez ella se estaba mudando. No saldrá por esa puerta, hasta que diga la verdad. Si tuviera la menor idea de que ustedes se habian mudado, yo habría pensado que tal vez habia un hombre en el baño. La ropa de mi esposa estaba en la cama. No la vi. Usted la vio y pensó que debia haber una mujer en el baño, completamenta sola, y que ella le abrió la puerta. No vi ninguna ropa. No tomó ni siquiera cinco minutos. Entré, no había nadie allí. En un momento su mujer me había abierto la puerta. ¿Por qué me abrió la puerta? Bueno, ella pensó que era yo. Déjeme decirle lo que realmente ocurrió. Fui a la puerta del baño, llamé al niño, tan pronto como lo hice, ella comienza a gritar, entonces, me escapé. Usted fue al baño. Yo no fui al baño. Entonces, ¿dónde se cortó su pie así? No tengo idea. En el momento en que estaba abajo, sentí una punzada en mi pie. Pensé que había pisado algo que corría por las escaleras. Entonces, ¿mi esposa está mintiendo? ¿Su esposa dice que fui al baño? Mi esposa estaba asustada y usted se topó con el cristal. De lo contrario, Dios sabe lo que hubiera hecho, ¡sucia escoria! Juro por mi vida o por lo que usted quiera Radio tan pronto como descubrí que estaba en el lugar equivocado, huí. Bueno, digale a su mujer que venga aquí. Aquí, voy a esperar aquí. Pregúntele. ¿Qué se supone que mi esposa debe decir? Mi esposa dijo todo lo que tenía que decir. Es el turno de su esposa para que venga. Llámela, y digale que venga aquí, ahora mismo. ¿Para qué? Lo que dijo, quiero que lo repita delante de su esposa. Señor, ¿por qué no lo entiende? No entré a ese baño. De acuerdo, ¡no lo hizo! Quiero que le diga a su esposa lo que estaba haciendo en esa casa. ¡Llámela, ahora mismo! ¡Saque su móvil y llámela! ¡No! ¡Saque su móvil! No me haga quedar mal delante de mi esposa y mis hijos. Llámela, ahora mismo. Mi hija está a punto de casarse. Su hija tiene que conocer a su verdadero padre. Voy a contarle todo a su yerno, para que conozca a su suegro. No tengo que retenerlo aquí. ¡Vamos, vayase! ¡vayase! Voy a llamar a su yerno, y a decirle que traiga a su esposa aquí. ¡Déjeme en paz, señor! ¡Ah! ¡Alguien ayúdeme! ¡Ayudenme! ¡No haga ruido! ¡Silencio! ¡Abra la puerta! ¡Abrala! ¡Moriré! Estoy a punto de tener un derrame cerebral. ¡Abra la puerta! ¡Señor! ¡abra la puerta! Tengo miedo de los espacios cerrados. Abra la puerta, muchacho. Por lo menos encienda las luces. Perdóname. ¡Querido mio! No puedo llorar. ¿Por qué te hiciste esto a mismo? No lo entiendo. ¡Ayúdame, Willy! Me parece como si estuvieras en otro viaje. Te esperaré. Hice el último pago de la casa hoy. Hoy mismo. Y no habrá nadie en casa. Somos libres y sin deudas. Somos libres. Rana, cierra la puerta y toma las llaves. Levántese. Espere aquí. Siéntese aquí. Tú entra a esa habitación. Mire cómo ella está mental y emocionalmente destrozada. Ahí está mi esposa. ¿Va a seguir diciendo que no entró al baño? Lo siento. Respóndame. Cometí un error. Digame, ¿por qué entró al baño? Cedí a la tentación. ¿Qué vas a hacer con él? Su familia está en camino, quiero que su esposa sepa lo que ha hecho. Tú te estás vengando. Déjalo ir, déjalo ir. Sé lo que estoy haciendo. Tú te quedas aquí, no hay necesidad de que salgas. ¿A dónde cree que va?


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.