La Mejor 93.5 FM Ciudad Guzmán

La Mejor 93.5 FM Ciudad Guzmán, Online La Mejor 93.5 FM Ciudad Guzmán Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

¡No me importa lo mayor que seas! ¡Eres un degenerado! ¿Qué te pasa esta noche? ¿Qué hice? ¿Por qué agregas diálogos? ¿Qué agregué? Si tienes un problema conmigo, vamos a sentarnos a hablar. No en el escenario, llamándome, “¡Degenerado!” No es ni improvisación, ni actuación, me estás insultando. ¿Qué? ¿Herí tus sentimientos? Sí. Y si lo haces una vez más, te responderé justo delante de todos. Degenerado es el que habla jurando. No lo sabía. Lo siento mucho. Panadería. Hola, ¿cómo está? Hablando idioma Azerí. ¿Qué puedo hacer por usted? Dos baguettes, por favor. ¿Quieres cortarlos? Muchas gracias. ¿Esa camioneta es suya? ¿Por qué? Hay un oficial poniendo multas, desde más arriba de la calle. Majid, ven aquí, mueve el auto, antes de que el oficial nos ponga una multa. Soheil, trae las llaves. Aquí tiene. Gracias. Hasta luego. Adiós. Aquí tiene, señor. Gracias. Gracias, amigo. Tomaré agua. Hola, señor, lo siento, ¿es esa su camioneta? Sí. Tengo algo de carga, quería preguntarle si la puede transportar con su camioneta. No, esa camioneta es para una panadería. Bueno, no ahora, sino cuando esté libre. No, es sólo para eso, hago otra cosa. Yo no hago transportes de carga. ¿Ni siquiera el viernes? No. Usted puede encontrar camionetas en lo más alto de Haft-e-Tir. No, es sólo que mis cosas son solo libros y pinturas, y cosas así, yo estaba buscando una camioneta con cubierta. Ya sabe, por la lluvia o algo asi. Estoy muy ocupado. No tengo tiempo. No me importa la tarifa. Pagaré. Sólo quiero que mis cosas lleguen a salvo. Es sólo que, estoy ocupado. No puedo. Majid, vamos, hombre. Ayuda al señor, más tarde en la noche o algo así. Bueno, ¿qué tal si me da su número? Lo llamaré cuando diga. Y si viene usted mismo, es aún mejor. Hermano, haz un poco de tu tiempo para él. Cuide de no golpear las paredes. ¡Ah! ¿Qué haces aqui? Ven aquí Radio gatito Radio Cuidado con eso, no lo vayas a romper. Babak, diles que vengan a tomar una taza de té. No hay necesidad de eso. Está comenzando a hacer frio. ¿Dónde los llevas? Los llevo al estacionamiento de mis padres. Veremos que pasa. ¿No vendrá ella para llevarselos? Tiene problemas propios. Ella no ha encontrado un lugar todavía. Levántate, Babak quiere llevarse las cosas de esa mujer. ¿Qué quieres que haga? ¿Qué sucede entre ustedes dos? Nada, dejalo que se las lleve. Me parece bien. ¿Hola? ¿Majid? Soy yo, Etesami, de hace unos días. ¿Está libre hoy? ¿Qué tal el viernes? ¿Sí? ¿Usted? Sí, suba. ¿Hola puedo ayudarle? Hola señor. ¿He venido al lugar correcto? Majid dijo que usted necesita transportar algunas cosas. Así es, entre. ¿Por qué no vino él mismo? Bueno, estaba ocupado, así que me envió en su lugar. Después de usted. Usted primero. Pero no dijo nada de todas estas escaleras. Con este corazón mío. Bueno, si yo hubiera sabido que usted venía, le habría dicho de las escaleras y el ascensor roto. Bueno, no puedo usar ascensores de todos modos, señor. ¿Me daría un vaso de agua? ¿Ha contratado mudanza? No, pensé que él vendría. Y, nosotros mismos llevariamos las cajas. Bueno, el pobre chico estaba un poco ocupado hoy. ¿Es el su hijo? No, mi yerno. Aunque no hace una diferencia, es como mi propio hijo. Lo siento, acabamos de mudarnos. No hay vasos ni nada. Está bien, señor. Beberé del grifo. ¿Dónde están las cajas? En esa habitación. Ya veremos. Si hay demasiados, llamaremos a los de la mudanza. Llámelo. Tal vez él esté por aquí en alguna parte. Puedo ir a recogerlo. ¿A quién? A su yerno. No, las pobres almas recien fueron de compras para la ceremonia de “intercambio de votos”. ¿No le permiten al portero que ayude aquí? No, el edificio está vacío. Las paredes cayeron y los residentes se han mudado. ¡Vaya, vaya! ¿Qué pasa si se derrumba sobre nosotros o algo parecido? No. Vamos a echar un vistazo y ver si vale la pena contratar mudanza. ¡Señor! ¿Qué? ¿Puede sentarse aquí por un momento? Quiero decirle algo. Mire señor, esto no es mi línea de trabajo. Majid, dijo, “hay un señor que llamó un par de veces, ¿le transportarias sus cosas?” Yo le dije, ¿de acuerdo, por qué no? Ahora, usted paga dependiendo de lo generoso que se sienta.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.