Amor 99.7 FM

Amor 99.7 FM, Online Amor 99.7 FM Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

Sólo estábamos comentando, señor. Sí, sólo comentando. ¿John? Hola, ¿Jack? ¿John? Dios, ¿dónde demonios estas? Te he buscado por todo Manhattan. En el Hotel me dijeron que os habías ido. Sí. Nos lo pidieron. ¿Y eso porqué? Hubo un Radio malentendido. Ya conoces las fiestas en esos hoteles. Hubo un lio con la traducción. Entre Inglaterra y América ¿no? ¿Quién dice que fue Dylan? Además el no es ingles. Vamos John, hicimos un trato un trato. Tú me mantenías informado y yo limpiaba los trapos sucios No hay trapos sucios. Eso no es lo que me dijo el conserje del hotel. Se que la dirección os pidió que buscaseis alojamiento en otro sitio. Algo que hice. ¿Dónde? Mira, sabes lo delicado que es esto, Jack. Y que lo digas. Tengo a Loomis y a la facultad haciéndome preguntas. ¿Crees que la escena en la fiesta de Harvey pasó desapercibida? Intento protegerte, John. Lo tengo controlado. No lo parece. Tu dame un poco más de tiempo. Yale es en tres días. No soy alquimista. Puedo hacerlo, Jack. Lo prepararé para América. Escúchame Radio con atención. Hay una raya en la arena, y todavía no la has pisado. Pero te lo preguntaré otra vez. ¿Dónde estáis? Por favor introduzca diez centavos para hablar, Radio cuatro minutos más. John. ¿John? John, ¿estás ahí? Contéstame Radio ¡John! ¡John! Por fin, zarzaparrillas para las damas. Y dos copas de whisky para mí y mi triste camarada. Dos cincuenta y cinco y dos whiskys. Volando. Mi nombre es Rosie. Ah, claro, sí. Hola Rosie. Es igual. ¿Cuál es tu historia? Si tienes una. Soy poeta Radio profesor de poesía en Manhattan. Es el primer viaje de mi amigo a América. Soy su Boswell. Su amanuense. Tienes que ser poeta. Hablas muy raro. Bueno, ¿quién es su amigo? ¿Dylan? Él es poeta de verdad. Personaje famoso, de Gales. Eh ¿Cómo Moby Dick? No exactamente. Está de gira por América recitando su obra, y la de otros. Poesía, he. ¿No son los dos Radio hombres? Sí, no es extraño. Salgo en una hora. Oh, nos iremos mucho antes. Vale, señor poesía. No se vaya sin pagar. Arregle las cuentas antes de irse. Te despiertas pronto, sales a trabajar y luego vas a casa y vuelves a salir porque quieres algo para ti. Y repites Repites hasta que algo llama tu atención, y te obliga a escuchar. Y te marchas. Y luego te paras. Todo pierde su valor. Su sentido. Y encuentras el taburete, y una copa Radio a veces un oído. De nada. Y luego Radio esperas, supongo, la próxima sorpresa. “Belleza del mundo, ejemplo para los animales, sin embargo, para mí, ¿qué es la quintaesencia del polvo?” “El hombre no me deleita, tampoco la mujer. ” Tengo que ponerme con esto. No es justo hacer esperar a los alumnos. ¿Te lo han pedido? Lo esperan. Soy tutor de escritura creativa y poesía “Intentaste romper a mi padre y pase de largo. Mis sueños fueron el efecto colateral del amanecer de otro chico. Con un coro de mentiras desesperadas seguí caminando Entre los condenados y los hambrientos, Cantando al unisono. ” Si supieran que estas leyendo su obra Es muy emotivo Muy audaz No se escupe padres y sueños, ni esperanza y pena fácilmente. Y no se garabatea toda la página. Soy su profesor, por favor dime algo que les pueda transmitir. Les supondría mucho. Tan importante crees que soy. No tiene ritmo, sólo una idea sin explorar. La primera parte es de Robert Frost y el resto Radio mío, quizás. Le intimida su propia rima y la duda, la solución es confiar en uno mismo. Si quieres que sea de ayuda verdaderamente útil, para esa mente joven, dile que Dylan Thomas cree que es genial. No me hagas esto, John. Aún no estoy preparado. ¿Y si ella te necesita, o los niños? Siempre me necesitan. ¡Por eso estoy aquí! Me pase de la raya, lo siento. La verdad es que no he dormido. Perdona. Sería el fin de lo nuestro, John. Dylan, ¿a dónde vas? A pasear. ¿Vienes? Está muy bien que hagamos esto. Liberar la mente para la siguiente carga. Es precioso. Tengo algunas ideas para la lectura de Yale. Su rector es bastante insistente Radio Ojalá supiera más. ¿Perdón? Nombres de cosas, plantas, animales, nubes. Pero las respuestas no están ahí, nadie las puso. No puedo describir los celos que barbotean en mí interior,


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.