96.1 FM La Mejor FM

96.1 FM La Mejor FM, Online 96.1 FM La Mejor FM Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

No me siento bien en absoluto. Déjeme ir. Vienen por usted. Su yerno me llamó, preguntó por usted. Le dije que viniera. Y trae a su esposa también. Están en camino. Siéntese. Se lo ruego, por favor, déjeme ir. Cuando su familia llegue aquí. Digales todo lo que me dijo. Entonces puede irse. Se lo ruego. ¡Señora! Perdóneme. Déjeme ir, antes de que llegue mi familia aquí. Esa mujer vivió conmigo durante años. ¡Señor! ¡Levántese! ¡Levántese! ¡Vayase! ¡Usted quedese sentado! Déjalo en paz, déjalo ir. Él se irá. Cuando su familia llegue aquí, pueden irse juntos. Siéntese. ¡Por el amor de Dios! Sólo, siéntese. ¡Déjalo ir! ¡Ayyy, Mi hijos! ¡Déjalo en paz, Emad! ¡Quédate fuera de esto! ¡Siéntese! Por favor. ¡Dije que se sentara! ¡Ah! ¡SIÉNTESE! Aquí. ¿Qué? ¿Qué deseas? ¡Oh Dios mío! ¡Emad! ¿Acaso él, por casualidad, lleva pildoras consigo? Ya busqué. No hay nada en sus bolsillos. ¿Que pasó? ¿Dónde está ahora? No, no, venga aquí tan pronto como pueda. De acuerdo, de acuerdo. ¿Llamabas a Emergencias? Su familia. Ellos ya vienen. ¡Oh Dios mío! ¡Señor! ¿puede escucharme? ¿Tiene pulso? Emad, ¿puedes oír el latido de su corazón? Rana, por el amor de Dios, calla. Déjame ver lo que estoy haciendo. ¿A dónde vas? Dijo que tiene píldoras. Quizá estén en el auto. ¿Puede escucharme? Abra la boca. ¡Ábrala! ¡Señor! ¡Levántese! ¿Puede escucharme? ¡Oh Dios! ¡Oh Dios! ¿Está mejor ahora? ¿Se siente mejor? ¡Respire! ¡Respire! ¿Está mejor ahora? No te preocupes, él ya está mejor. ¿No llamaste a Emergencias? No, tenía miedo de que estuviera muerto. ¡Espera un minuto! Si le dices algo a su familia, ya no quiero tener nada que ver contigo. ¿Sí? Hola. El ascensor está roto, usen las escaleras. ¡Vamos, ma! Tú ve adelante, no puedo correr con este dolor en mis piernas. ¡Ya Ali! Querido. Vamos. Entra. ¡Ya Alá! ¡Papá! ¡Papá! ¿Cómo estás papá? ¡Majid! ¿Qué? Entra. ¡Papá! ¡Papi! Gracias a Dios, estás bien. ¿Estás bien, papá? Estoy bien. Estas bien. Ese fue un susto, papá. ¿Dónde está tu madre? Ella está en las escaleras. Deja que la llame. Majid, no la llames. ¡Vamonos! Nos iremos, papá, sólo espera un poco. ¡Majid! Si mi madre no lo ve, ella pensará que algo Radio le debe haber sucedido a él. Que ella vea que está bien. Hola, lo siento. Teníamos tanta prisa que no nos dimos cuenta. Está bien. Siéntate, papá. ¿Para qué te levantas? Creí mejor que mi madre viniera a verte y que luego nos fueramos. Siéntate. No tenemos prisa. Deje que se siente, hasta que se mejore. Lo sentimos mucho, señor. Papá, siéntate. ¿Puedes? Sí, estoy bien. ¡Majid! ¿Qué, ma? Estamos aquí. Ven. Gracias a Dios. Papá está sentado aquí. Él está bien. ¿Qué, papá? ¿Eh? No es nada, ma. ¿Que pasó? ¿Qué te ha pasado? Cariño, ¿no te dije que no te fueras? ¿Ves lo que me estás haciendo y también a ti mismo? Oh Dios. ¡Muchas gracias, Dios! Dios sabe, que en nuestro camino hacia aquí, he jurado donarle a cien Radio diferentes organizaciones benéficas, sólo si volvia a escuchar tu voz una vez más. Gracias a Dios. ¿Cuántas veces te dije que no te fueras? ¡Querido! No quiero que trabajes. Ya no. Cariño, dijiste: “Majid llamó, tengo que irme, volveré pronto”. ¿Pronto, tú llamas a esto “pronto”? Mamá, tenemos que agradecerle a ellos, que se quedaron con él todo este tiempo, o de otro modo, no sabemos lo que le hubiera pasado a papá. Realmente no sabemos cómo agradecerle. Eso fue muy amable de su parte. Que Dios se lo pague, señorita. Él es toda mi vida, señor. Muchas gracias. Me devolvieron la vida. Es todo lo que tengo. Vamos, mamá, es suficiente. Levántate, vamonos. ¿Tomaste todas tus cosas, papá? ¿Dónde está tu móvil? Las llaves del auto. ¿Dónde están tus anteojos? No te vayas sin las gafas. Los tengo Radio Venga por aquí, se los daré. Ve, yo lo traeré Majid, las gafas. Que venga él, tenemos Radio un asunto que arreglar. Por aquí. ¿Qué asunto? Acaba de salvarle la vida, hijo. No, señor, ya lo hemos hecho pasar por suficientes problemas. No es ninguna imaginación, usted lo sabe. Vamos, por aquí. Bueno, si hay algo que pueda hacer, solo digame Radio No, que venga él mismo. Vamos, por aquí. Uds. vayanse. Majid, déjame. ¿Cuánto dinero dejó en la habitación esa noche? ¿Eh? ¿Cuánto dinero dejó en la habitación? No lo conté. ¿Qué pasó, papá? ¿Qué te ha pasado? ¡Oh Dios mío! ¿Qué te ha pasado? Él está enfermo nuevamente. ¿Que son estos Radio ? ¿Dónde estaban? Vamos, siéntate un momento. ¿Es tu corazón, papá? Déjalo sentarse un rato. Vamos, por aquí. ¡No podemos llevarlo así, Majid! ¡Majid, date prisa! Ya casi llegamos, papá. ¡Esmat! Te escucho, querido. Vamos, mamá. Míralo, no lo dejes caer. ¡Esmat! ¡Esmat! ¿Qué? Cariño, estoy aquí. ¿Qué te ha pasado? ¡Ya Abalfazl! Estira las piernas. ¡Dios mío! ¡Papá! ¿Me escuchas? ¡Papá! ¿Dónde están sus píldoras? ¿Dónde están sus píldoras? Busca en sus bolsillos. ¡Estira sus piernas! ¡Date prisa! ¡Dios ayudanos! ¡Papá, respira! Mira si sus pildoras están arriba. ¡Señora! ¡Señora! ¿Están las píldoras de mi papá aquí? Él está enfermo de nuevo, está tumbado en las escaleras. Señor, por el amor de Dios, ¿Se pondrá en camino de inmediato? Sí, señorita, sólo deme un poco de tiempo para que mis colegas lleguen ahí.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.