96.7 FM Radio Sensación

96.7 FM Radio Sensación, Online 96.7 FM Radio Sensación Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

Solo siga mis instrucciones. Sus piernas deben estar rectas, no dobladas. Si, si. Él está acostado boca arriba. Señor, su cara se ha puesto azul. Solo siga haciendo lo que le dije. Si se cansa, deje que otra persona lo haga. Señor, no se está moviendo. No se está moviendo en lo absoluto. Señor, ¿podemos ponerle una píldora en su lengua? No, no, señorita, no le de nada, haga lo que le dije. Sólo asegúrese de que sus piernas esten rectas, no dobladas. Sí, sí. ¡Por favor, dense prisa! organizar una gira de esta magnitud en mi primer mes, pero no es una idea nueva. Llevo una eternidad queriendo mostrárselo a América. Así que lo admira. Para mí, es el poeta lírico más puro, en lengua inglesa. Todos admiramos su obra ¿Pero? Aquí Jack me dice que su hombre tiene una cierta fama de ‘comportamiento rebelde’. Historias de correrías en los bares, que hicieron acudir corriendo, a madres juiciosas y a la policía de Londres. Es cierto que amigos y colegas míos de Londres, hablan de este Radio jovencito que aterroriza eventos y actos con sus travesuras. Es divertido. No, cuando uno se juega el puesto. Lo que el Decano intenta decir es Radio ¿Cómo te las arreglarás? Improvisaré. La frivolidad es la forma más inútil de, vicio intelectual, Sr. Brinnin. Con el debido respeto, señor Radio no soy ingenuo ¿No fue Mark Twain quien dijo Radio ? “Una mentira da la vuelta a medio mundo, mientras la verdad aún se está calzando” Vaya al grano, Sr. Brinnin. Las historias que oímos de él, a este lado del mundo están muy hinchadas, o no viajarían tan lejos. Sí, estoy ilusionado y sí, lo admiro, pero es una gran oportunidad para todos. ¿Actuaciones programadas? Veinticinco hasta ahora. Nueva York. Columbia, Cornell. Yale, Boston, Harvard, Filadelfia, Washington, Chicago Radio Bien, suficiente Radio Y más en la costa oeste. Lo entendemos, Sr. Brinnin. ¿Y bien? ¡Salve, Brinnin! ¡Serás rey de ahora en adelante! ¿Dijeron que sí? Pero no gracias a ti. ¡”Improvisaré”! Cabrón. Pensé que le daba un infarto a Luis. Enhorabuena, campeón. Este es su momento de gloria, aprovéchalo. ¿Sabes que es lo mejor? Trabajaremos juntos después de todo. ¿Cómo, juntos? Tranquilo, tienes al pez gordo en el anzuelo. Seré tu copiloto de vez en cuando. Un aliado, a tiempo parcial. Calma. Era eso o tener al viejo, montándote como a un caballo. Apaciguaré tempestades y mantendré al viejo alejado de ti. ¿Tempestades? Se lo que me digo. Haces que parezca un monstruo. No hay humo sin fuego, solo digo eso Radio Ve con cuidado, y diré más, “Pisa con cuidado, porque caminas sobre tus sueños. ” Gracias. ¿Que problema puede causar un poeta? ¿Siempre tienes que cagarla? Sácamelo de encima. Ahora sabes exactamente lo que has traído a América. Ya veo, “El poeta lírico más puro en lengua inglesa” está borracho. ¿Qué hace el aquí? Vamos, se acabó la fiesta. Aún no ha empezado. No, ya es suficiente. Déjame llevarte al hotel. Dylan, por favor, creo que es hora de irse Radio Creo en las mujeres desnudas y en las gabardinas. Creo en la luna Radio las estrellas. Creo en la Tercera Avenida Radio No creo en Nueva York. Joder John, tu has invitado a este lunático a mi casa Radio se ha cargado mi olla, John. Para fuego lento, de dos compartimentos. No vamos a dejar la olla de Harvey, así toda rota. ¿Verdad? Buenas noches, John. Sr. Tomas, el placer fue nuestro. ¿Estás enfadado conmigo? No lo estoy. Sí, estás enfadado, y avergonzado por tus amigos. Soy un . Solo estás borracho. Disculpa. Te echo de menos. Necesitamos toallas limpias. ¿Estás bien? ¿Qué pasa? Mis podridos pulmones de espuma No suena bien. La muerte no tiene porque. ¿Quién estaba en la puerta? El director. Es igual, este hotel no te va nada. Tengo hambre de algo. ¿Serías mi amigo? Eres mi amigo, ¿no? ¿Me traerías un batido de esos? Oh, yo Radio Es muy tarde. Un batido americano, bien cargado y golosinas chocolates y un cómic del tipo que sea. ¿Lo harás? Dame diez minutos. Puedes quedarte esta noche y mañana, ya cambiaremos de hotel. Son muy amables. ¡Dylan, estoy de vuelta! No conseguí el batido pero Radio traje golosinas Y me tomé la libertad de comprar un ‘Superman’.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.