92.9 FM España FM Durango

92.9 FM España FM Durango, Online 92.9 FM España FM Durango Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

Hasta balas les echamos. Figúrese que yo me doble tres o cuatro, y no conseguimos nada. Ya no hallábamos qué hacer, cuando de repente se presentó la maestra, y se fue derechito a la iglesia, y obligó al cura a que sonara la campana. Y ahí los tiene a todos corriendo a formarse como borreguitos. Oiga, jefe, ¿por qué le harían tanto caso a la campana? Tú lo has dicho, como borregos. Ah, pues sí. ése es el cencerro, ¿verdad? Levántese la manga del brazo izquierdo. ¡Levántense la manga del brazo izquierdo! Que se levanten la manga del brazo izquierdo. Que se levanten la manga del brazo izquierdo. El que sigue. Doctor, La cola está muy larga,y, Radio ¿me permite recordarle a la niña Merceditas ¿Qué Merceditas? Pues la que era maestra de escuela hace dos años. Le gustó a a mi jefe, y se la guardó para él y le puso casa. Niña Merceditas. Levántese la manga. Rosaura. Tetelqui, Ponciano. Presente. =Lauhanzi=, Cándido. Presente. Velardeña, Gregorio. Presente. Velardeña, Raquel. Presente. Sastre, Ambrosio. Presente. Zontle, Isidra. Presente. Zontle, Macrina. Presente. ESTO SE ACABÓ Este es nuestro primer día de clases, y tenemos que ser muy buenos amigos, para hacer más liviano el cumplimiento del deber de cada uno. Vengo a enseñarles lo poco que sé, para que mañana sean hombres y mujeres útiles, y puedan luchar por la regeneración de Río Escondido, de México y del mundo. Cada letra, y cada número que aprendan, será un escalón en el camino que habrá de llevarlos a la verdadera libertad. La libertad del miedo, de la miseria, y la extorsión. En Río Escondido, y en todos los pueblos de México, hay fuerzas oscuras que mantienen hundido al de abajo en un sueño de esclavo. Pero la más fuerte, la más decisiva de todas esas fuerzas es la de la ignorancia que pesa sobre ustedes, y les ponen en los ojos y el corazón una venda impenetrable. Vamos a arrancar esa venda de los ojos de México, para que pueda levantarse y enfrentarse a su destino. No es imposible la lucha contra las fuerzas bárbaras de México, ni es una quimera su regeneración. Ésta. Ésta es la mejor prueba de que México puede levantarse, y alcanzar la más alta luz. ¿Pero qué estoy diciendo? Tenemos que empezar Radio por dónde hay que empezar. Por dónde empezó Juárez. Esta es la primer letra del alfabeto. Se llama “A”. Repitan conmigo A. A. Qué bueno que ya sanó, ¿verdad, jefe? A veces los fuereños sirven de algo, ¿verdad, jefe? Ya ve la nueva maestra, enseñó a todos los niños a silabear. Usted no se ha fijado bien en la nueva maestra, ¿verdad, jefe? A esa no se la mandó el presidente de la república, como ya dije, sino María Santísima por vi de Dios. En un descuido, y si usted se fija bien, hasta desbanca ala niña Merceditas. Perdone, jefe. Ya me voy a ver a los caballos. Les prometieron hablarles un gran mexicano, uno de los más grandes mexicanos, y uno de los hombres más ilustres del mundo, que ha sido y seguirá siendo a través de los tiempos ejemplo de fe y patriotismo. Ese hombre se llamó Benito Juárez, y era indio como ustedes. Nació en un pueblo tan apartado de la civilización, como Río Escondido. y hasta los años no aprendió a leer ni escribir Este hombre, este indio, llegó a ser presidente de la república. Defendió a su patria de los invasores, y luchó hasta su muerte por la regeneración de los de abajo, los pobres, los analfabetas, los oprimidos, enfrentándose a los malos mexicanos que los tenían convertidos en esclavos. ¿Han entendido todos los que acabo de decir? Sí, señorita. A ver, Goyo, tú que siempre estás tan distraído, deja de pintar monitos y respóndeme. ¿Qué fue lo que les dije Que ese señor, don Benito Juárez, era un indio como nosotros, señorita, y que aprendió a leer y a escribir hasta los años, y que llegó a ser presidente de la República y peleó contra los malos mexicanos Muy bien. ¿Pero por qué peleó contra los malos mexicanos? Pues, Radio como dijo usted, señorita, que hay que pelear contador malos mexicanos. Sí, pero hay que hacerlos reconocer siempre su error y tratar de que se conviertan en buenos mexicanos. ¿Y si no se quieren convertir en buenos mexicanos, señorita? Pues se les quiebra, ¿verdad, señorita? Y así se acaba la rabia. La solución de =Poyano= Tetelqui. es un poco bárbara, pero a veces Radio pues se hace necesario. Y sobre todo no se les olvide lo que acabo de recomendarles. Hiervan siempre el agua, y así no se enfermarán. Pero si es muy poquita la que sale de la fuente, señor doctor. Si la ponemos a hervir, pues se acaba y no queda nada. ¿Pero qué esto es toda el agua que hay en Río Escondido? Sí, doctor, y la del aljibe de don Regino, pero eso es nomás para sus caballos y para su casa. Dicen que por debajo de la tierra pasa un río con harta agua, que se oye junto al altar de la parroquia. Por eso se llama el pueblo Río Escondido. Figúrese doctor, que aquí nunca cae agua. El cielo, como usted ve, siempre está lleno de nubes, pero nunca cae agua. ¿Verdad, mamá? Diosito no quiere que caiga aquí, pues quién sabe porqué será. Pues de todos modos es preferible que el agua sea poca a que esté contaminada. El agua tiene unos animalitos muy chiquitos, que no se ven a simple vista y que se llaman microbios.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.