96.5 FM La Tremenda

96.5 FM La Tremenda, Online 96.5 FM La Tremenda Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

Déjame mostrarte algo. ¿Empujaste esto hasta aquí? No. ¿La arreglaste? ¿La arreglaste? Pensé que dijiste que esta cosa estaba muerta. He estado trabajando en ello durante unas semanas Esto es genial, hombre. Felicitaciones. Pensé que podrías necesitarla. ¿Qué? Te la estoy dando. Para tu viaje. Vamos, hombre, es la bicicleta de tu padre. Ahora, es tuya. Nadie aquí la usa. Quiero que la tengas. Hola, Gabriel. Hola, papá. ¿A qué hora te vas mañana? No sé. Cuando despierte. Sólo asegúrate de que no te vayas sin decirme adiós. Sí, padre. Buen negocio. Fidelia Radio ¿Cómo estás esta tarde? No abra los ojos por tanto tiempo, o se quemarán. ¿Puedo? El cuerpo de Cristo. Hola, padre. Hola. Parece estar mejor, hoy. ¿Sí? Creo que sí. Qué bien. ¿Quiere café? No, gracias. Un gran día para Gabriel mañana. Sí. ¿Y qué de ti, Leo? ¿De mí? ¿Cuáles son tus planes? ¿Planes de qué? Vida Radio Futuro Radio Todos los de tu edad han dejado la ciudad. No lo sé. No estoy realmente seguro. Creo que deberías irte con Gabriel mañana. Puedo hablar con Soraya por tu madre. Tiene un par de cuartos disponibles, y estoy seguro que está dispuesta a dejar que tu madre se quede allí. ¿Por qué no vas por allí por la mañana y lo confirmas? Realmente creo que a tu madre le gustaría estar allí. Entonces, tal vez debería preguntarle. Bueno Radio Piensa en ello, ¿sí? Buenas noches, padre. Eso es porque mientras escuchabas al padre Douglas divagar sobre San Francisco, o lo que sea, yo estaba debajo de los bancos mirando las faldas de las chicas. Extraño a las chicas. Huelen tan bien Radio Y el helado. ¿Cuándo fue la última vez que tomaste helado? Hace mucho tiempo. Mucho tiempo, ¿verdad? Lo primero que haré cuando llegue a la ciudad Radio será tomar un helado con una chica que huela bien. Odio este lugar, hombre. Me estás meando. Hijo de Radio Leo, mira esto. Mira esto. Agua. ¡Trae agua! Deja que te ayude. Nunca te lo dije, pero a veces me gusta Radio ir a la playa a visitar a tu madre. A veces, paso todo el día oyendo los problemas de la gente, y necesito que alguien me escuche. Leo, puedes hablar conmigo, si quieres. ¿Acerca de qué? Tú y tu mejor amigo estuvieron muertos durante horas, y luego volvieron a la vida. ¿No crees que vale la pena hablar de eso? ¿Qué recuerdas de anoche? ¿Y qué de las horas? Los niños desaparecieron en el océano, así que nunca hubo realmente un funeral después de la ola. El Padre Douglas me dijo que no era mi culpa. Que no debo sentirme culpable de estar vivo. Que Dios tenía un propósito especial para mi. No estaba realmente convencido. Doña Soraya. ¿Qué está haciendo? Mi casa está sin agua. Gracias. Leo Radio Me alegra que estés bien. ¿Qué es esa cosa en el patio, Leo? No lo sé. ¿No lo sabes? ¿Estás diciéndome que no lo construiste? Sé que has estado pasando por momentos difíciles, últimamente. Todos lo saben. Pero no puedo ayudarte si no sé lo que está pasando. ¡Basta! ¡Es suficiente! Un año después que los niños murieron, el padre Douglas sugirió que reconstruyéramos la escuela. Esa noche, alguien lanzó una piedra a su ventana, y la iglesia estuvo vacía durante un mes. Nunca lo sugirió de nuevo. Hola. ¿Todavía sigues sin agua en tu casa? Hola, Bigo. ¿Es la lámpara de mi madre? Bueno, Lela. Vas a estar bien. Ya verás, Lela. ¿Padre? ¿Sí? ¿Qué pasa? Cuando salimos de la casa de Leo, algunos de nosotros empezamos a hablar. ¿Acerca de qué? Alguien dijo que Radio era una señal de Dios. Que Leo es el mensajero. ¿Quien lo dijo? Todo el mundo. Ahora escuche Radio Puede ser muy peligroso sacar conclusiones precipitadas. Sabes que en estos tiempos debemos permanecer enfocados en Dios. De lo contrario, podemos perder el camino. Sí, padre. Seguramente tiene razón. El verdadero mensaje que todos estamos buscando Radio está aquí mismo en la iglesia, y nos está esperando todos los días. Padre, sabe que Oscar nunca pondría Radio los pies en la iglesia otra vez. Siempre dice: “Si un hombre asesina a un niño, lo condenamos a muerte. Pero cuando Dios mata a niños, se nos dice que lo alabemos”. ¿Cómo se siente acerca de eso? No lo sé. A veces, siento como si Dios hubiera abandonado este lugar. Si sólo tuviéramos una señal Radio Sólo una pequeña señal de que todavía le importamos. Y piensa Radio que Leo podría ser esa señal? No lo sé. Hable Ud. con Leo. ¿Podría ser una señal divina? Es posible, sí Radio ¿Soraya? ¿Vienes aquí seguido? Algunas veces. Mi mamá solía traernos aquí mucho cuando eran niños. Y por cierto, gracias por los libros. Oh, sí. De hecho, he leído algunos de ellos, pero Radio no pude entender mucho. Eran de mi marido. Solía estudiar en la cama, con una pila de libros entre nosotros. Solía volverme loca, ¿sabes? El papel viejo huele mal. Y ahora ni siquiera puedo dormir sin ellos. ¿Puedo decirte algo? Solía ir a tu casa, y te miraba. Quiero decir Radio No era de manera irrespetuosa. Solo quería verte. Lo sabía. Siempre lo supe. Mamá, basta. Mamá. Fidelia ¿quieres más arroz? Fidelia Radio Ella no te escucha. Ponla fuera de la cerca, donde pertenece. Tienes razón. Lo hice demasiado blando. La yuca es mejor. Es hermosa. ¿Quién? Tu madre. Hay algo muy romántico en ella.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.