98.9 FM La Ley

98.9 FM La Ley, Online 98.9 FM La Ley Radio en vivo internet

Añadir a su sitio.

¿Te estamos retrasando? No, no sé por qué tengo tanto sueño. Hoy no salí de la cama hasta después del mediodía. Llevas una vida dura. Bueno, Bill, tendremos muchos bailes antes de que acabe la noche. La orquesta tocará hasta las :. Eso sólo es el principio de la bendita noche. Cariño Radio Buenas noches, Phyllis. Buenas noches. Buenas noches. Felices sueños. No importa, Joseph. ¿Algo más, Srta. Carol? Buenas noches, Joseph. Buenas noches, Sr. Wade. Buenas noches, Srta. Carol. Buenas noches, Joseph. Debería estar en la cama en este momento. Pero vamos a resolver esto ahora. Has estado absurdo esta noche, Bill. Carol, también deberías hacerte a la idea de otra cosa. Vas a vivir de mis ingresos. ¿Tus ingresos? ¿Cuánto es eso? . al año. Un momento, no voy a pedir perdón. No te pido que compartas mi pobreza. Tengo mucha suerte de ganar ese dinero en estos tiempos. Pero son menos de a la semana. Y tú también eres afortunada. Eres una chica entre diez mil que tiene a un hombre que gana semanales. Oh, Bill, ¿por qué no deberíamos tenerlo todo en la vida? Me niego a ir por la vida con la gente diciendo: Ahí va Bill Wade, que se casó con los millones de Carol Morgan. Millones. Pero tú tienes tu trabajo. Estoy dispuesta a que te quedes con las salchichas. ¡No digas salchichas! ¡Salchichas, salchichas, salchichas! Tus sentimientos son muy nobles, Bill, pero es tu orgullo el que habla. ¿Quién dice que no? ¿Crees que no tengo orgullo? ¿Orgullo? ¿En qué? En las únicas cosas que puedo hacer en mi posición. ¿Por qué debo cerrar esta magnífica casa y despedir a tantos buenos criados Radio Radio cuando es innecesario? Yo te diré por qué. Para ser la señora de Bill Wade. Oh, ¿eso es definitivo? ¡Bill Wade con . al año! Si ganar dinero es tan importante, a mí también me importa. Si vas a darle importancia Radio Radio a vivir de tu salario, yo le daré importancia Radio Radio a tener las cosas que pueda con mi dinero. De acuerdo, considéralo resuelto. Bueno, por mí bien. Genial, tal vez consiga dormir para variar. Tal vez lo hagas. Adiós. Adiós. No podía dejarte así. Iba a telefonear a tu apartamento. Lo siento. No hables. Abrázame fuerte. ¿A qué hora te recojo mañana para ir a por la licencia matrimonial? ¿Mañana? ¡Oh, Bill! Pero voy a tener la boda preparada en un mes. Carol, cariño, Radio ahora no estás en posición de dictar condiciones. Tú tampoco. Hablas de una manera extraña. Por casualidad, ¿no planeaste todo esto deliberadamente? ¿Cómo podía ser casualidad? Cariño, ahora nos casaremos sin términos ni condiciones. Nos casaremos mañana. Y nos estableceremos para llevar una vida normal con mis ingresos. ¿Y si me niego? No puedes negarte. Ah, ¿yo no puedo negarme, pero tú sí? Si no te hubieras criado como un personaje de “Las mil y una noches”, Radio entenderías mi punto de vista. El punto de vista de un troglodita que convence a su esposa con un garrote. Debería actuar como un troglodita y golpearte sentido común en la cabeza. Sí, ésa sería tu idea del matrimonio. Llegar tarde a casa y pegarle a tu esposa porque la sopa estaba fría. Sería tan poco importante en esta casa como marido de Carol Morgan Radio Radio que si yo llegara tarde, la sopa estaría fría. No tenemos sopa en la casa. Odio la sopa. ¡Por Dios, incluso podemos pelearnos por la sopa! Sí, por la sopa, las judías, las escobas, la colada y la cocina. Con mi dinero no pienso meterme en un piso pequeño con una criada. Haces que me sienta como un inmigrante cuya esposa lava ropa ajena. Ahora escúchame, éste es mi ultimátum. ¿Tú dando ultimátums? Ésa es buena. ¡Cállate! No vamos a estar aquí discutiendo toda la noche. ¿Vas a hacer lo que yo quiero o Radio ? Primero tendré que quemar toda la ropa y las joyas que compré con mi dinero. ¡Cállate! ¿Cuál es tu respuesta? ¡Salchichas! Srta. Morgan, en estas circunstancias Radio Radio debería sentirse muy contenta de que sea . y no el puritano .. No veo escopetas por aquí, así que diré buenas noches. Cuando entres en razón, llámame. Estaré esperando. Cariño, no podemos continuar así. Has tenido semanas para pensarlo. Dile que sí a Bill Wade y . al año. Sí. El Sr. Carter al teléfono. Quiere concertar una cita. Oh, dile que me dejaré caer por el banco de camino al centro. Y telefonea al Sr. Wade ahora mismo. Sí, Srta. Morgan. Estos tiempos extraordinarios requieren medidas extraordinarias. Intentas asustarme. Carol, estás arruinada y no hay más que se pueda decir. No puede haberse ido todo. Endeudada. Completamente, hasta el fondo. Bueno, vendedlo todo. Pagad los préstamos. Has pedido prestado dos millones sobre lo que eran millones de seguridad. Sí, a los precios actuales del mercado Radio Radio cuando limpiemos todo esto sólo deberás medio millón más. Y eso es sólo un ejemplo. ¿Qué voy a hacer? Primero, librarte de la casa. ¿Vender mi casa? Te has vuelto loco. No podéis hacerme esto. El dinero no puede desaparecer. ¡Estúpidos! ¿Por qué no me salvasteis? ¿Por qué no hicisteis algo? Esto es demasiado. Indecente. Pero, ¿qué voy a hacer? El mundo no es el mismo. Han ocurrido grandes cambios. Tú también debes sufrir un gran cambio. Ponte a trabajar. ¡No puedo trabajar! No sé hacerlo. Gracias. Oh, le ruego que me disculpe, pero Radio Radio me envía la secretaria del Sr. Wade. Soy el hermano de Bill. Anthony Wade. Oh. La gente me llama Tony. No he querido decir que lo haga usted. Usted es Carol Morgan, ¿verdad? Pero yo te llamaría Tony. No pareces una persona de oficina. Tienes apariencia de espacios abiertos. Bueno, sólo soy de Colorado. ¡Oh, cielos! ¿Qué hace uno allí? ¿Tomar baños de lodo? No te rías, pero voy a ser metalúrgico. ¿Reírme? Nunca he estado tan impresionada en mi vida. ¿Qué “metal” en particular te “urge”? El radio. ¿Se hace de rogar o cede fácilmente? Pelea hasta el amargo final. Háblame de eso. Prefiero no hacerlo. Háblame de tus urgencias. Hasta ahora sólo he logrado urgir al cuerpo de un lugar a otro. Por lo que he oído, Bill hizo unas exigencias muy grandes. Espero que haya sido eficaz. Porque Bill es un chico bastante normal. No es sólo lo que ha hecho por mí, es lo que es. Sé lo que quieres decir. Yo mataría por él. Bueno, yo voy a casarme con él.


Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.